Estamos a tu disposición de lunes a viernes de 09: 00 a 19: 00
Mi espacio personal
Servicio al Cliente
Estamos a tu disposición de lunes a viernes de 09: 00 a 19: 00

Kampot

Guía de viajes a Camboya

Informaciones prácticas sobre Kampot

  • Arroyo / Río
  • Cascada
  • Cruevas
4 / 5 - 2 opiniones
Cómo ir
A 3 horas en autobús de Phnom Penh
Cuándo viajar
De noviembre a mayo
Duración mínima
1 a 2 días

Opiniones de viajeros sobre Kampot

Bettina Zourli Gran viajero
102 opiniones en total

Kampot es conocido por su hermosa arquitectura colonial y por su pimienta. 

Aconsejo:
Aprovecha el río de Kampot para practicar kayak, hacer un crucero, visitar los pueblos de pescadores y las marismas.
Mi opinión

Kampot me gustó enseguida: una ciudad agradable, tranquila y alegre al mismo tiempo. Es un lugar muy cosmopolita: un buen número de expatriados viven en armonía con los locales. Además me pareció que se come muy bien en Kampot, ya que allí encontrarás numerosos restaurantes y variedades gastronómicas. 

En cuanto a las actividades, si eres un aficionado a los viajes deportivos, te lo podrás pasar genial en el río pasando una mañana en kayak y por la tarde dando un paseo en barco para disfrutar de la puesta de sol. Varios barcos están esperando y salen hacia las 16h para dar una vuelta. 

Las cuevas de los alrededores también merecen una visita en familia. 

Para mí, Kampot es una ciudad digna de ver en un viaje por Camboya: un recorrido en quad, una excursión de escalada o un curso de cocina para aprender a cocinar el cangrejo con la famosa pimienta de Kampot, son algunas de las originales actividades que pude realizar en mi agradable estancia en Kampot. 

Emmanuelle Bluman Gran viajero
197 opiniones en total

Kampot es, como Kep, una encantador pueblo en el que el tiempo parece haberse detenido y donde uno puede disfrutar de la estrella del patrimonio cultural: la pimienta, que ha hecho famoso a este pueblo.

Aconsejo:
Compra pimienta blanca de Kampot, conocida en el mundo entero.
Mi opinión

Llegué a Kampot al final del día, tras pasar unas cuantas horas en autobús desde Siam Reap. Había oído hablar de las fantásticas casas de huéspedes ubicadas fuera de la ciudad a lo largo del río. Por desgracia estaban todas llenas. Así que tuve que volver al centro.

El centro de Kampot es bastante agradable, una extraña rotonda con un enorme durian asentado en medio. Hay un montón de buenos restaurantes, como el exclusivo Rikitikitavi, si te apetece tomar un buen cóctel a la luz de los farolillos. 

El día siguiente hice una excursión en tuk-tuk para ver a los famosos productores de pimienta antes de retomar el camino hacia Kep. Quería ver el Parque Nacional de Bokor, pero varios viajeros que me encontré por el camino me quitaron la idea. Desde que se construyó un hotel de lujo, los lugares han perdido su encanto y su carácter. Una pena, ya que la selva y la pequeña iglesia francesa me parecían un buen destino en Camboya