Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?
Madagascar

Los Tsingys Rojos de Irodo

Después de descubrir los Tsingys de piedra caliza del Parque Nacional de Ankarana, ​​ve a explorar otra forma de Tsingys, tan o más impresionante. Formado por el río Irodo en el sureste de Diego Suárez, un macizo de arenisca roja y laterita se ha ido vaciando gradualmente para formar un inmenso cañón. Fomentada por la deforestación que sufre la región, la erosión ha creado, a los pies de este cañón, inmensas formaciones de color rojo-ocre, conocidas como "chimeneas de hadas". 

Esculturas efímeras y un paisaje en constante evolución

Los Tsingys Rojos de Irodo son diferentes a sus homólogos del Parque Nacional de Ankarana y de Bemaraha. Estos últimos, tallados en piedra caliza, que, inevitablemente, verás durante tuviaje a Madagascar, requirieron de muchos años para adquirir la forma que tienen en la actualidad, que conservarán todavía durante mucho más tiempo. Los Tsingys Rojos están formados por piedra arenisca, marga y laterita roja, materiales mucho menos duros que la piedra caliza.

Por eso, el suelo en el que se erigen implica escalas de tiempo mucho más cortas: aquí, la erosión no se produce en siglos, sino en años. Por lo tanto, las fuertes lluvias o grandes inundaciones pueden cambiar rápidamente el paisaje de los Tsingys Rojos , destruyendo algunas partes y creando otras nuevas. Si regresas a los Tsingys de un año a otro, es muy probable que no consigas hacer las mismas fotos, ¡incluso si están tomadas desde el mismo lugar!

Rally en R4 en la Reserva de Analamerana

Para hacer la visita, puedes reservar un viaje de ida y vuelta con uno de los operadores turísticos de Diego Suárez, que te llevará al lugar en todoterreno. Mucho más barato, también puedes pedir un taxi que te lleve hasta allí. Aunque no todos acceden a hacer este recorrido, ya que la ruta está en malas condiciones al final del trayecto.

De hecho, es prácticamente como realizar un rally en una pista de arena llena de baches, cruzando los bosques secos y los valles cubiertos de hierba. Desde la cima de las colinas que dominan la zona, hay unas bonitas vistas del mar y de la Reserva de Analamera. Necesitarás menos de un día para visitar la zona, es suficiente media jornada saliendo por la mañana temprano o al mediodía. Te recomiendo la segunda opción, ya que la luz al final del día es especialmente bonita y da una tonalidad magnífica a los Tsingys.

El cañón de los Tsingys Rojos @Hoffmann Simon

Un cañón que alberga "chimeneas de hadas" y un dragón

Los Tsingys se observan desde tres puntos diferentes, a los que se accede en coche. El primero permite admirar estas formaciones desde lo alto del cañón en el que se crean. Dependiendo de la hora del día, su color puede variar de blanco a rojo, pasando por el amarillo y el ocre.

Luego, el camino continúa para descubrir una nueva vista de estos gigantes de piedra y arena. El segundo punto posee unas gigantescas formaciones y una magnífica vista del cañón, que se alzará frente a ti. Con un poco de imaginación, se puede ver un enorme dragón esculpido en piedra arenisca de color rojo. El paisaje es, sencillamente, increíble.

Finalmente, llega el momento de ver de cerca el aspecto que tienen esas "chimeneas de hadas". Para el tercer sitio, descenderás por el cañón y caminarás a lo largo de un pequeño río hasta encontrarte a los pies de los Tsingys. De un material más blando, no son tan nítidas como las de piedra caliza, sus formas son más suaves y redondeadas.

Simon Hoffmann
238 contribuciones
Actualizado el 13 octubre 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje