Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

¡Antananarivo, la capital!

Era de noche cuando llegué por primera vez a Antananarivo, Tana para los amigos, para iniciar mi ruta por Madagascar... Tras completar todos los trámites administrativos que hay que hacer al llegar, me monté en un taxi que me llevó al centro de la ciudad. Las primeras cosas que vi en Madagascar y en su capital durante una tranquila noche fueron un montón de puestos de todo tipo, tiendas de alimentación, garajes, pequeñas casas... Mi primera noche y el viaje ya había comenzado...

A la mañana siguiente, descubrí una ciudad bastante animada, llena de mercados abarrotados de gente y de callejones en los cuales pude escuchar algunas conversaciones en un idioma que sonaba totalmente extraño a mis oídos. Una pequeña visita guiada.

Un paseo por la Basse Ville (ciudad baja)

Comencemos por la avenida de la Independencia. Situada en el centro de Antananarivo, es un buen punto de referencia para orientarse en la capital. Rodeada de locales comerciales y de hoteles, la avenida de la Independencia está llena de vida: vendedores ambulantes, dos caballos que hacen sonar sus cláxones y habitantes ociosos forman una hermosa mezcla que te harán impregnarte rápidamente del ambiente del país.

Al norte de la avenida se encuentra la impresionante estación de Soarano, que ha sido rehabilitada y alberga actualmente un magnífico restaurante, el Café de la Gare. Cada domingo se proyectan películas en la coqueta sala del reloj.

Si caminas en dirección oeste por la avenida Rainibertsimisaraka, llegarás al barrio de Isotry. Desde allí puedes continuar hacia un mercado de productos textiles llamado “67 ha” o dirigirte al sur en dirección al lago Anosy. Se trata de un lago artificial en forma de corazón con un islote central que alberga una estatua, El Ángel Negro, esculpida en 1927 en honor a los soldados malgaches que fallecieron defendiendo a Francia durante la Primera Guerra Mundial.

Mercado en Antananarivo @flickr cc ZanferrariMarco

Escaleras en todas las calles: ¡bienvenidos a la Haute Ville (ciudad alta)!

Tomando la avenida de la Independencia en dirección sur llegarás a laciudad alta, en la que se encuentran la mayoría de monumentos históricos de Antananarivo. ¡Tras el mercado de Analakely y el mercado de los libros de Ambohijatovo, comienza el ascenso! Asciende en dirección a la Catedral de Andohalo, luego visita la casa de Jean Laborde, el aventurero que fue el primer cónsul de Francia en Madagascar.

Desde allí, podrás (si tus piernas aguantan) continuar el paseo hacia la ciudad alta y el Palacio de la Reina. A lo largo del camino pasarás por el Palacio de Andafiavaratra (antigua residencia del primer ministro), actualmente transformado en un museo, por el antiguo palacio de justicia y, finalmente, llegarás el Palacio de la Reina o Rova, que fue destruido en su mayor parte a causa de un incendio, presuntamente provocado.

Para llegar hasta allí basta con continuar el ascenso hasta que veas las rejas del palacio, ante las cuales te estarán esperando numerosos guías para ofrecerte una visita. Durante el trayecto podrás darte un merecido descanso en el Grill du Rova, desde el cual podrás disfrutar de unas magníficas vistas de toda la ciudad. Las vistas de la capital desde el palacio son especialmente impresionantes: ¡desde el lugar estratégico en el que se encuentra domina toda la ciudad!

Simon Hoffmann
238 contribuciones
Actualizado el 14 octubre 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje