Covid-19 - ¿Dónde viajar?Saber más
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?
Polonia

Bialowieza, el último bosque primario de Europa

En la frontera con Bielorrusia se encuentra uno de los parques naturales más bonitos de toda Polonia que fascinará a los amantes de la naturaleza. ¿Qué se puede ver y cómo visitarlo?

Un bosque primario

Antes de nada, avisar de que hay un trayecto largo desde Varsovia hasta el parque nacional. Antes de entrar en el bosque de Bialowieza, los guardas forestales les explican a los visitantes las normas que deben respetar: no matar mosquitos (es buena idea llevar un repelente, ¡la zona está infestada!), no aplastar insectos, tener cuidado por dónde pisas, no arrancar hojas ni plantas, etc. En resumen: no alterar nada.

Y no es de extrañar, ya que el de Bialowieza es el último bosque primario que queda en Europa. No se tala ni un árbol. Si alguno muere o se cae, se deja ahí para que se vaya descomponiendo. Esto da lugar a un escenario sorprendente, con un gran número de troncos en un estado avanzado de descomposición que van siendo absorbidos lentamente por el suelo, pero también a supervivientes de gran edad, como un magnífico roble de más de seiscientos años. Invita a imaginar cómo eran los bosques antes de la venida del hombre.

Es obligatoria la presencia de un guía en ciertas zonas del parque de Bialowieza, pero no esperes que te enseñe muchos animales: básicamente, te hablará de plantas. Es muy recomendable para los aficionados a la botánica, pero, si no lo eres, la visita se te hará un poco larga.

Un parque natural inscrito en la UNESCO

En cuanto a la fauna, es bastante fácil ver linces, alces, castores, koniks, lobos y bisontes europeos, que se cuentan entre los más grandes del mundo. Son estos últimos, en peligro de extinción, los que atraen a la mayoría de los visitantes. Pero, tranqui, aunque estén en libertad (¡y menos mal!), no hay necesidad de caminar durante horas para ver a estos rumiantes colosales. Hay una valla de madera y desde allí puedes observarlos cómodamente a una distancia prudencial, sin peligro de que puedan atacarte. También habitan en el parque unas doscientas especies de aves.

Escondite con los bisontes

Cuenta una leyenda polaca que es la orina del bisonte lo que le otorga su sabor singular al vodka «Zubrowka», que lleva una brizna de hierba. Su nombre proviene de la palabra «żubr», que significa 'bisonte'. En realidad, la brizna de hierba es una planta del parque de Bialowieza, pero no tiene nada que ver con estos rumiantes.

Por su fauna y flora excepcionales, el parque de Bialowieza fue declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco.

Julie Olagnol
145 contribuciones
Actualizado el 23 marzo 2016

Ideas de viaje

  • Clásico
Leyendas de Polonia: Varsovia, Cracovia y Wieliczka
Aprox. 5 días Desde 440 €
  • Clásico
Cracovia, Auschwitz y las Minas de Sal
Aprox. 4 días Desde 440 €
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje