Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?
Rusia

Una visita al Kremlin

París tiene la Torre Eiffel, Nueva York tiene la Estatua de la Libertad ¡y Moscú tiene el Kremlin ! Esta visita ineludible no solo representa un buen número de los monumentos históricos más bonitos de Moscú, sino que además ofrece una inmersión en la representación y el poder típicamente rusos. El palacio presidencial, que ha sido el centro de poder ruso desde que Moscú se convirtiera en la capital, es una fortaleza impresionante rodeada de murallas rojas y que domina la Plaza Roja, a un lado, y el río Moscova, al otro lado. Desde el centro de Moscú, podrás ver el Kremlin a lo lejos, con sus torres, sus campanarios y sus cúpulas doradas. Necesitarás un día completo para hacer una primera visita y ver sus museos, iglesias y palacios. Así, podrás viajar a la época de la gran Rusia imperial, a la Unión Soviética (con el mausoleo de Lenin) y podrás ver la esencia del poder del país más grande del mundo.

Palacios en iglesias

El Kremlin es un santuario político y religioso. Desde el siglo XIV, los duques de Moscovia y, más tarde los zares, dotaron al Kremlin con todos los atributos que exige un escaparate de su poder. El primer signo: su fervor. No es de extrañar que haya tantas iglesias en esta fortaleza secular; también son los monumentos que podrás visitar más fácilmente, porque son de libre acceso. La Plaza de la catedral es una de las cumbres del arte ortodoxo ruso, donde las cúpulas doradas se elevan sobre la puerta. La catedral de la Dormición y la catedral de la Anunciación, que datan del siglo XV, son obras maestras. Su interior alberga iconostasios maravillosos. Además, está la iglesia de los Doce Apóstoles y la de la Deposición del Manto de la Virgen...

También hay infinidad de palacios: el palacio de las Facetas, el palacio de los Terems y el Gran Palacio presentan una monumentalidad fastuosa. No obstante, como se utiliza con fines políticos y representativos, están prohibidas las visitas turísticas. Además están las 20 torres que rodean las murallas, el Campanario de Iván el Terrible, el Arsenal, el palacio de Armaduras...

Plaza de la catedral en el Kremlin

Los museos del Kremlin

El Kremlin es, además, un lugar museístico destacado de Moscú, en el que el visitante puede sumergirse en la Gran Historia o en las Bellas Artes. El Palacio del Patriarca se puede visitar y contiene objetos de culto, iconos, muebles y creaciones variadas de su época, el siglo XVII. El Palacio de la Armadura alberga una de las colecciones de armaduras más bonitas del mundo, así como el tesoro del Kremlin (excepcional). El museo de historia del Kremlin es una visita obligada para aquellos que quieran entender a este gigante.

La Torre de la Ascensión acoge siempre exposiciones temporales que rinden homenaje al arte y la cultura rusas. No obstante, el lugar más visitado se encentra al lado de las murallas: el Mausoleo de Lenin. Este lugar de culto (en todos sus aspectos) construido con granito rojo, como las murallas, es algo más que una tumba. Es un símbolo, un lugar de paso casi obligado para todos los visitantes que pasan por Moscú. ¡Incluso para los anti-comunistas más fervientes!

Nicolas Landru
237 contribuciones
Actualizado el 18 marzo 2016
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje