Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Quebec, en su versión natural

Asociación de auténticos profesionales de las actividades de aventura y eco-turismo, el sello Aventure Écotourisme Québec es una referencia reconocida y prestigiosa que te encontrarás por todas partes durante tu viaje por la región de Quebec.

Los compromisos de Aventure Écotourisme Québec

Aventure Écotourisme Québec es especialmente exigente en cuanto a los criterios de selección de sus empresas certificadas. Entre las ideas más importantes que defiende el sello, están la conservación del medio ambiente, la seguridad o los conocimientos profundos del terreno.

En cuanto a los criterios ecológicos, se basan en el tratamiento de los residuos, la observación de la fauna o la flora para conocer más estos dos tesoros sin que se vean alterados por la mano del hombre, o incluso la sensibilización de los visitantes a los comportamientos eco-responsables.

Algunas ideas de actividades de naturaleza en Quebec

Con Aventure Ecotourisme Québec, las hay para todos los gustos: senderismo, visitas organizadas, actividades náuticas, adrenalina, placeres invernales... No faltan las opciones. Para guiarte, hemos seleccionado dos actividades muy populares en Quebec.

En los alrededores de Girardville, se encuentran el parque de Mahikan y los lobos de Gilles Granal, un apasionado de estos animales que te enseñará todo lo que sabe sobre ellos, sumergiéndote en su día a día, en plena naturaleza. La idea es dormir allí, en pleno bosque boreal y en medio de las manadas, que podrás observar en un estado casi salvaje desde detrás de los cristales de los cuatro alojamientos ecológicos, perfectamente integrados con el paisaje. Es un lugar para detenerte y desconectar tu móvil (porque ya no habrá cobertura). En cambio, volverás a sentirte conectado con la naturaleza, al margen del mundo. Métete en el papel y baila con los lobos. Es hechizante.   

Según la temporada, podrás montarte en un bote y embarcarte por el río Mistassini, siempre guiado por Gilles. No verás ni un alma, solo un agua agitada chapoteando en mirad de los abetos del Gran Norte. Después de remar un rato largo, párate en una playita para picar algo y reponer fuerzas.

Laetitia Santos
30 contribuciones
Actualizado el 9 septiembre 2016