Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?
Covid-19 - COVID-19 : ¿Dónde viajar?Saber más
Madagascar

Excursión en Andringitra, entre el Pico Boby et Tsaranoro...

A las puertas del sur de la Isla Grande se encuentra una de las montañas más bonitas y referencia de las rutas de senderismo: Andringitra. Es una frontera natural entre los arrozales, con sus casas de ladrillo rojo, y las mesetas áridas del sur. Esta curiosidad geológica supone un cambio radical de escenarios.

Para descubrir este paisaje de sabana cubierta de granito, que comparte protagonismo con el vecino Parque de Isalo, hay que salir de la N7 y aventurarse en la selva por la pista. Como en general en Madagascar, cuanto más te alejes de los caminos pavimentados, mayor será la recompensa.

El Andringitra tiene áreas salvajes de una gran riqueza natural, en un entorno mineral increíble, como nos imaginamos un "mundo perdido" en las historias de ficción. Aislado y misterioso, a uno le entran ganas de descubrir todos sus secretos.

"El Valle Soñado": un tesoro geológico sorprendente.

¿Listo para la aventura? Ve a Ambalavao con el próximo taxi colectivo, si consigues enterarte desde dónde sale. El camino hasta Vohitsoaka durará más o menos lo mismo que un largometraje, aunque sólo son 37 km de vía.

Bienvenido a Andringitra o "dominio de los espíritus", un lugar que todavía asusta a las tribus Betsileo y Bara. Con una capilla mortuoria, estos grupos étnicos piensan que en Andringitra viven espíritus, según leyendas milenarias.

Tsaranoro es un sitio turístico integrado en Andringitra. Su silueta es una postal muy reconocible para los escaladores. Con sus grandes losas de granito, sus aristas, y sus líneas irregulares, el macizo muestra su invulnerabilidad al visitante.

Un bosque sagrado, altas palmeras endémicas o un bosque de bambú: este sitio natural reconocido como Parque Nacional en 1998 tiene una gran variedad de paisajes, además del caos de rocas de granito con formas increíbles y líquenes multicolores que evocan un paisaje lunar.

En Andringitra, como en muchos otros lugares en Madagascar, muchas especies endémicas se concentran en ecosistemas diferentes. Aquí se cuentan hasta 15 especies de lémures, de los cuales unos 150 son lémures catta, los famosos lémures mansos a rayas blancas y negras, así como varias familias de lagartos. En cuanto a la flora, hay orquídeas y las famosas plantas llamadas "pata de elefante", las Pachypodium.

El paraíso del excursionista

Muy popular entre los excursionistas, el macizo de Andringitra es ideal para las actividades deportivas en un entorno precioso. Como punto culminante de este desafío deportivo, haz la subida del Pico Boby (2.658 m), segunda cumbre de la Isla Roja, pero la única accesible. En un entorno de montaña, hacen falta 2 horas y media para llegar a la cima, plantada en una cresta rodeada de nubes.

Para los amantes del trekking, otra excursión excepcional (con barandillas para asegurar algunos pasajes peligrosos) es la del macizo Tsaranoro, un total de siete horas de caminata con un desnivel de casi 1000 metros. Al amanecer, la brillante luz del sol acaricia este macizo de granito de 800 metros de altura.

La cara norte del Tsaranoro ofrece una hermosa vista de la Montaña del Camaleón, cuya cima culmina a los 1.450 metros. Mucho más fácil, esta excursión es ideal para loa amantes de la naturaleza. Se tarda de 5 hasta 6 horas en atravesar el bosque sagrado Tsaranoro, con un desnivel medio de 600 metros. Es la ocasión perfecta para ver a los lémures en su entorno natural.

La opción contemplativa

Para contentar también a las familias viajeras, hay muchos otros circuitos desde el Meva Camp, el campamento base principal del macizo de Andringitra donde podemos plantar nuestra tienda por 10.000 ariary.

Opcionalmente, podemos tomarnos un día de descanso en un suntuoso decorado o dar un paseo en el bosque sagrado, visitando la cueva Jajofo, antiguo refugio de los Dahalo, los ladrones de cebú. Durante estos pequeños itinerarios de descubrimiento, tendremos la ocasión de bañarnos en piscinas naturales, al pie de las cascadas. Los amantes de los deportes extremos preferirán hacer parapente o escalada, bordeando los caminos intransitables del macizo considerado como el lugar más alto de toda la Isla Grande.

Para los menos aventureros que también tengan un poco de curiosidad exploradora, pueden salir a descubrir los pueblos que rodean el parque. Por sus típicas casas de barro, los pintorescos pueblos de Bara y Betsileo étnica abren las puertas a la cultura, las tradiciones y las creencias de estos grupos

Aquí, la legendaria hospitalidad y la alegría de vivir que se respira son garantía de intercambios amistosos con la gente, si nos tomamos el tiempo para hablar con ellos. Los niños serán los primeros en darnos la bienvenida con total espontaneidad.

En este macizo, la aventura no sólo consiste en adrenalina, también en esta dimensión humana.

Servane Rig
16 contribuciones
Actualizado el 8 octubre 2015

Ideas de viaje

  • Encanto y lujo
Perlas del Norte: Diego Suarez y Playas de Nosy-be 
Aprox. 12 días Desde 1.210 €
  • Viaje alternativo
Encanto y Tradición Local del Oeste
Aprox. 8 días Desde 1.680 €
  • Clásico
Naturaleza Tropical de la Costa
Aprox. 12 días Desde 1.530 €
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje