Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?
Madagascar

Tavy y deforestación en Madagascar

Los bosques de Madagascar son de visita obligada en un viaje por la Gran Isla, y cuentan con una riqueza impresionante. Se encuentran separados del continente africano desde hace 140 millones de años y de la India desde hace 80 millones de años: las especies que pueblan la isla han evolucionado despacio, distanciadas de sus vecinas continentales, y han ido adquiriendo progresivas diferencias. La grado de endemismo debido a este aislamiento roza el 85%, por lo que estas especies animales y vegetales son únicas en el mundo.

Sin embargo, una gran mayoría de las especies vive en estos bosques amenazados en el momento actual. Si bien es cierto que hoy día un 20% de la superficie de Madagascar está cubierta por bosques de este tipo, también consta que estos retroceden aproximadamente en 200 000 hectáreas cada año. De esta manera, ciertos científicos estiman que han desaparecido cuatro quintas partes del bosque que antaño poblaba la isla. Las inmensas llanuras desérticas de ciertas partes del país te llamarán la atención y harán que te preguntes sobre el futuro de estos bosques.

El tavy, práctica agrícola tradicional

Ciertas prácticas agrícolas tradicionales, en parte responsables de la deforestación, se han puesto actualmente en entredicho. Un número importante de las etnias que habitan en Madagascar se compone de agricultores y pastores nómadas que emigran hacia el interior de diferentes zonas del país. Estas etnias practican el tavy o hatsake, con el fin de cultivar las tierras que ocupan.

Dichas técnicas de cultivos se basan en cortar árboles y quemarlos, por lo que precisan de una roturación del bosque con el fin de prenderle fuego: las cenizas favorecen la fertilización del suelo. Después de algunas series de cultivos, la tierra se empobrece y fuerza a las familias a desbrozar nuevas parcelas y así en lo sucesivo...

Parcelas desbrozadas @Hoffmann Simon

Devastador tráfico de maderas preciosas

Sin embargo, el tavy no es la única causa de la deforestación masiva de Madagascar. Llevada a cabo bajo la mirada complaciente de políticos corruptos, la explotación salvaje de maderas preciosas supone una gran amenaza para los bosques malgaches.

Los macizos forestales de la isla, ricos en maderas preciosas como la madera de palo de rosa o el palisandro, están en el punto de mira de tráficos con destino a todo el mundo. Se destruyen áreas enteras de bosque para permitir el transporte de troncos de árboles cortados de manera ilegal, los cuales servirán para construir muebles. Evita comprar maderas preciosas exceptuando aquellos casos en los que un certificado pruebe que la explotación se ha realizado de manera adecuada: no importa de qué país se trate, ya que, la mayor parte de las veces, estas mercancías son objeto de exportaciones.

Iniciativas que comienzan a surgir

Han surgido muchas iniciativas con el fin de limitar la desaparición de los bosques, en especial la creación de áreas protegidas y parques nacionales, zonas donde el ecoturismo contribuye al desarrollo de los pueblos. Esta forma de turismo ha creado alternativas económicas al tavy para la población local, creando empleos y reservando una parte de las cantidades recibidas por las entradas a los parques.

Muchas instituciones y asociaciones colaboran también con los habitantes, de cara a sensibilizarlos con la protección del medio ambiente y encontrar conjuntamente soluciones para la agricultura: aumento del rendimiento, tipos de cultivo diferentes...

Actualmente se elevan muchas voces en contra del tráfico de maderas preciosas en Madagascar. Si bien es cierto que a veces se consiguen interceptar algunas mercancías, la mayoría de ellas consigue esfumarse, por desgracia.

Simon Hoffmann
238 contribuciones
Actualizado el 14 octubre 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje