Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Boumalen Dades

Informaciones prácticas sobre Boumalen Dades

  • Encuentro locales
  • Punto de vista
  • Etapa de senderismo / Trek
  • Desierto
  • Montaña
  • Castillo o fortaleza
  • Lugar o Monumento histórico
  • Imprescindible
  • Lejos de los caminos trillados
4 / 5 - 2 opiniones
Cómo ir
A 4 horas 30 min desde Marrakech en coche
Cuándo viajar
Evita al verano, ya que las altas temperaturas pueden ser insoportables
Duración mínima
Menos de un día

Opiniones de viajeros sobre Boumalen Dades

Timothée D. Gran viajero
697 opiniones en total

• A 1500 metros de altitud se encuentra Boumalne Dades, una pequeña aldea tradicionalubicada en la cordillera del Atlas.

Aconsejo:
Hay unos baños árabes situados justo al lado de la plaza central (Hammam Warda), una buena manera de refrescar el cuerpo y la mente.
Mi opinión

En el camino entre Uarzazate y las gargantas del Dades y del Todra, seguramente pasarás por Boumalne Dades, accesible desde la carretera nacional 10. Así que por qué no detenerse, ya sea para descubrir el acogedor centro del pueblo y su arquitectura tradicional bereber, con sus casas de adobe, o para alojarse algunos días allí. Este pueblo es un bonito lugar fuera de los itinerarios turísticos típicos y la poca presencia de turistas te permitirá experimentar la auténtica hospitalidad marroquí, lejos del bullicio de las grandes ciudades.

Tuve la ocasión de pasar y detenerme en Boumalne Dades durante una jornada de visita a los mercados (los zocos abren los domingos y los miércoles), momento en el que la pequeña y soñolienta aldea de solo 2000 habitantes parece despertar de su letargo y llenarse de vida de repente.

Julie Olagnol Gran viajero
145 opiniones en total

Boumalne du Dadès es un pequeño pueblo desde el que partir hacia las Gargantas del Dadès, donde disfrutarás de las vistas desde las kasbahs.

Aconsejo:
Desconfía de los niños. Os perderán si no queréis pagarles. ¡No les sigas en ningún caso! Resultó ser muy peligroso para nosotros.
Mi opinión

Me ha encantado mi viaje a Marruecos, no pensaba que fuese un país tan bonito. Casi no se oye hablar del Valle del Dadès; sin embargo, parecía que estábamos en las mil y una noches. ¿Cómo no apreciar esos paisajes? Ya sea ricamente decoradas o modestas y deterioradas, las kasbah del Valle del Dadès recubren las pintorescas e irregulares montañas.

Este pequeño paraíso se extiende a partir de Boumalne du Dadès, donde pasarás la noche antes de emprender las caminatas. 

Nos ocurrió una sorprendente aventura. No llevaba agua pues pensaba llegar a un pequeño pueblo, a lo largo de uno de mis paseos, y un niño de unos diez años nos condujo hasta un lugar llamado "dedos de mono". Como nos habíamos negado a pagar la exorbitante suma que pedía, se fue corriendo y nos dimos cuenta de que estábamos perdidos. Nos cruzamos con otros dos  binomios, que también se habían perdido a causa de los niños. Durante todo el día, escalamos, descendimos haciendo rappel (con nuestras cazadoras unidas entre sí), atravesamos pequeños riachuelos y subimos a estrechos acantilados (confieso que no me lo podía creer) para llegar, al anochecer, a un hotel de lujo que llamó a un taxi. La jornada, a pesar de haber sido bastante dura, es, al final, un recuerdo inolvidable.