Covid-19 - ¿Dónde viajar?Saber más
Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?
Madagascar

La Rova de Ambohimanga, un palacio real en una colina azul

Sucia, contaminada y bulliciosa, la ciudad de Antananarivo no tiene ningún encanto a primera vista, sobre todo para el turista que acaba de aterrizar para comenzar su viaje por Madagascar. Por lo tanto, una excursión por las afueras de la capital presenta a menudo una alternativa ideal para descubrir los campos de los alrededores e impregnarse de la historia de la Gran Isla.

A los pies de las 12 colinas que rodean la ciudad, el viento sopla sin piedad en este amplio valle cuadriculado por sus arrozales, agitando las hojas de las jacarandas en flor. La colina de Ambohimanga, que significa “la colina azul” ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, no solo por su agradable atmósfera, sino sobre todo porque alberga auténticas maravillas de la dinastía merina. 

Una historia de reyes y de reinas

Situada a 21 kilómetros al norte de Antananarivo, en la colina de Ambohimanga, la antigua capital fortificada sigue siendo hoy en día un lugar de gran importancia por su relación con la monarquía de las Tierras Altas. Desde ella reinó Andrianampoinimerina (cuyo nombre completo tenía 53 letras), entre los años 1787 y 1810.

En este palacio, cuyas murallas fueron construidas con un mortero hecho con claras de huevo, una técnica de albañilería bastante singular, se eleva el Bevato, una enorme cabaña rudimentaria de madera de 10 metros de altura con los muros tapizados con lanzas, escudos y utensilios de cocina. El rey tenía la costumbre de compartir su cama, ubicada casi al nivel del techo, con alguna de sus mujeres, la que él decidiera, mientras que las otras dormían en fila, alineadas de forma sumisa directamente en el suelo.

Justo al lado de la residencia real, en las murallas del Rova, se encuentra la coqueta residencia construida para las 3 reinas Ranavalona, herederas de Radama el hijo del rey, que venían a pasar aquí los fines de semana. Actualmente, sigue albergando mobiliario de aquella época, así como algunas pinturas.

En el patio, una gran pila atrae la atención de todos los visitantes... Las mujeres lanzan en ella piedras, no para pedir un deseo, como cuando se lanzan monedas al fondo de una fuente, sino con la esperanza de tener hijos en el futuro. Aparte de por el carácter histórico y las creencias que han marcado a las Tierras Altas malgaches, el Rova recibe actualmente a numerosos peregrinos que llegan a Ambohimanga desde diferentes puntos de toda la isla para reunirse.

Rova Ambohimanga @Servane Rigault

Un imperio que dejó atrás las conquistas

La situación privilegiada de este lugar histórico y poco frecuentado ofrece un paisaje de colinas onduladas hasta más allá del horizonte. Se trata de un excelente mirador para observar la vida rural y agrícola de la zona, todo esto podrás hacerlo durante una visita totalmente fuera de los circuitos turísticos habituales.

En los campos, los guardianes de los cebúes, vigilan impasibles a sus bestias, los pobres y delgados animales emblemáticos de la Gran Isla, que al contrario que las vacas en la India, no ostentan el privilegiado estatus de animales sagrados. En este paisaje árido, sobre tierras principalmente explotadas para el cultivo del arroz, se puede reconocer el hábitat tradicional del altiplano. Sus altas casas están construidas con ladrillos ocre, del mismo el color que la tierra de la Gran Isla.

Aunque el Rova sigue siendo un lugar importante para muchos malgaches, otros han preferido olvidar las antiguas insurrecciones de los campesinos y la unificación de la isla por la fuerza, liderada por Andrianampoinimerina en el siglo XVIII.

Aunque se trata de un de las etnias que cuenta con mayor representación en todo el territorio malgache, el pueblo merina sigue haciendo honor a su nombre, es totalmente pacifista... Podrás constatar de primera mano que el paisaje que se puede observar desde la “colina azul”, donde reina la paz y la tranquilidad, es digno de las mejores postales.

Servane Rig
16 contribuciones
Actualizado el 14 octubre 2015

Ideas de viaje

  • Viaje alternativo
Del Oeste al Sur: Baobabs, Tsingy, Ifaty y Morondava
Aprox. 17 días Desde 1.990 €
  • Encanto y lujo
Luna de Miel: Lémures y Playa en Sainte-Marie
Aprox. 11 días Desde 1.480 €
  • Clásico
Naturaleza e Islas de Madagascar
Aprox. 15 días Desde 1.590 €
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje