Covid-19 - ¿Dónde viajar?Saber más
Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?
Nepal

Paseo a Namo Buddha, estupa sagrado a 40 km de Katmandú

Tras los poderosos seísmos que sacudieron Nepal en abril y mayo de 2015, el país se reconstruye poco a poco. Este artículo fue escrito antes de la catástrofe.

Situado en el valle de Katmandú, Dhulikhel es el punto de entrada del paseo hasta el Namo Buddha. Algunos centernares de escalones te llevarán hasta una estatua de Buda y, siguiendo la ascensión, hasta un pequeño templo dedicado a Shiva, donde también se encuentra un campamento de la armada nepalí.

De Shiva a Buda

El paseo te sumerge en el corazón del campo nepalí y del modo de vida de sus habitantes. Allí podrás observar a una mujer confeccionando prendas en una máquina de coser instalada al aire libre. Un poco más allá, los niños aprenden la lección cantando. Un poco más abajo, cabras y gallinas se pasean libremente. Las casas se suceden en los arrozales, y la mirada llega a lo lejos, hasta la cadena del Himalaya, cuya vista es impactante en los días soleados. Después de algún tiempo, podrás vislumbrar la colina del Namo Buddha. Antes de acceder allí, llegarás a una pequeña plaza, dominada por un estupa. El lugar es ideal para refrescarse, al mismo tiempo que se observa la vida que pasa lentamente. Monjes, niños, animales, todos se mezclan para formar un sorprendente lienzo.

Una corta pero ruda subida te espera para poder acceder al Namo Buddha. El paisaje es espectacular. El Namo Buddha es un estupa magnífico, situado en la cima de la colina y rodeado por miles de banderas de oración, a través de las que pasa la brisa para liberar la piedosas peticiones. Cada color de la bandera representa un elemento: el fuego, el agua, la tierra y el cielo. 

La leyenda de Namo Buddha.

Este estupa está dedicado a Buda, entonces joven príncipe de paso en la región. La leyenda cuenta que Buda encontró en este lugar una tigresa en un estado muy débil que a pesar de su tamaño no era capaz de alimentar a sus pequeños. Lleno de piedad, el principe se sacrificó y se ofreció a la bestia, que dió prisa en devorarlo. Este acto de compasión le permitió alcanzar un nivel superior de su existencia, hasta que se convirtió en Buda.

Párate un momento para impregnarte de toda la espiritualidad del lugar y disfrutar de una vista espléndida. El espectáculo de las banderas de oración, agitadas por el viento, con el Himalaya como telón de fondo, es fascinante. 

Alrededor del monasterio

Dormir en el monasterio

Justo al lado del stupa se encuentra un monasterio tibetano, con la fachada ocre y ricamente decorada con frescos y elementos sagrados dorados. Si el corazón te lo dice, puedes preguntar a un monje que te permita visitar el monasterio, y, quizás, pasar allí la noche. Una gran experiencia espiritual. No olvides dar una vuelta al monasterio, en el sentido de las agujas del reloj, haciendo girar los molinos de oración para liberar las palabras sagradas.

Por la mañana, sigue el paseo hasta Panauti, pequeño pueblo medieval que esconde maravillosos templos budistas e hinduistas.

Pauline Girardey
12 contribuciones
Actualizado el 18 abril 2016

Ideas de viaje

Combinado
  • Clásico
Gran Himalaya por Nepal, Bután e India
Aprox. 13 días Desde 2.730 €
Combinado
  • Clásico
Descubriendo el país más feliz del mundo: combinado Bután y Nepal
Aprox. 13 días Desde 2.600 €
  • Clásico
Aventura con chófer por el Himalaya
Aprox. 14 días Desde 1.330 €
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje