Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Pokhara, capital del trekking

El trekking es la actividad número uno a practicar durante un viaje por Nepal. Para las excursiones más bonitas, hay que dirigirse a Pokhara.

La capital del trekking...

No es un secreto para nadie que Nepal es EL país del trekking y la alta montaña. Después de todo, el techo del mundo, el Everest, con sus 8848 metros de altitud, es nepalí. Pokhara es, realmente, la capital del trek.

Desde el terrible y mortal terremoto que sacudió el país en 2015, los 200 kilómetros que recorrerás durante tu viaje por Nepal entre la capital, Katmandú, y la capital del trek, Pokhara, te parecerán toda una aventura. En autobús, hacen falta, fácilmente, unas 8 horas de trayecto, contando por lo bajo. Por suerte, para hacer la ruta menos penosa, podrás contemplar del otro lado de la ventanilla paisajes absolutamente magníficos. Si la carretera te asusta, no dispones de mucho tiempo o simplemente deseas viajar con un mínimo de comodidad, el trayecto en avión te permitirá ganar un tiempo precioso ya que no lleva más de 25 minutos.

Una vez allí, podrás estirar las piernas en el Annapurna. La ventaja es que desde aquí hay, a la fuerza, alguna caminata que se adapta a tu nivel. Desde el simple paseo alrededor del magnífico lago de la ciudad, al trayecto que lleva a las cimas que sobrepasan los 7000 metros de altitud, encontrarás sin dificultad lo que buscas. Desde algunas horas a varios días, las numerosas agencias sabrán adaptarse a tu demanda.

En Pokhara

... pero no solo eso

Mientras esperas para iniciar la marcha o bien para relajarte a tu regreso, Pokhara ofrece la tranquilidad de su lago, desde cuyas orillas es estupendo contemplar la salida o la puesta del sol. Cuando las montañas se reflejan en sus cristalinas aguas, el instante es mágico.

Podrás también visitar algunos museos de la ciudad como, por ejemplo, el Museo Internacional de la Montaña, el Museo Regional de Annapurna, el Museo Tamu Kohibo o el Museo de Pokhara. No dudes en ir a comprar tus recuerdos al campamento de refugiados tibetanos de Tashiling.

Los atletas consumados y los aficionados a las emociones fuertes escogerán, con acierto, golpear algunas pelotas jugando al golf, hacer una excursión en una bicicleta todo terreno o sobrevolar la región en un ultraligero o haciendo parapente. Con respecto a esta actividad, es incluso posible volar con halcones. La experiencia es única y evidentemente mágica e inolvidable.

David Debrincat
684 contribuciones
Actualizado el 19 abril 2016