Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Una caminata fácil en el Annapurna

El Annapurna es un lugar ideal para hacer senderismo muy conocido por los amantes del trekking y la montaña. Una montaña mítica pero que ofrece, también, una marcha accesible a todos los caminantes en forma durante un viaje por Nepal: el balcón del Annapurna.
Desde los violentos terremotos que sacudieron el país se desaconseja, no obstante, viajar a esta zona enclavada en el corazón del Himalaya. Sin embargo, el senderismo en los diferentes macizos se halla entre las posibilidades de los nepalíes para reconstruir su país.

Una caminata sin dificultad

El balcón del Annapurna es un pico del Himalaya bien conocido ya que fue el primero de más de 8000 metros en ser superado... ¡por los franceses! Entre ellos, Maurice Herzog y Louis Lachenal. Es, igualmente, el pico que ha sido alcanzado menos veces y con mayor tasa de mortalidad. Y, sin embargo, ¡la caminata que se te ofrece es bastante accesible!

El balcón del Annapurna ofrece muchas ventajas para los que quieren descubrir los paisajes de Nepal sin correr riesgos y sin demasiado esfuerzo físico. En primer lugar, esta caminata es bastante corta, entre 4 y 6 días según los circuitos, lo cual es ideal para los menos resistentes. Además, ¡el recorrido no exige estar en una forma olímpica!

La altitud es siempre moderada, culminando a 3200 metros como máximo, lo que evita los riesgos ligados al mal de altura. Las dificultades son escasas y la mayoría del recorrido se efectúa, de hecho, en zonas bastante bajas en los valles, por el medio de los arrozales. El paso por los pueblos Gurung, una etnia local, permite también conocer a la población local y descubrir su cultura y modo de vida.

Vista mágica desde la colina de Poon

La colina de Poon, no se puede dejar de ver

En el balcón del Annapurna, uno de los más hermosos momentos será, sin duda, el que pases en el mirador de la colina de Poon, a 3193 metros de altitud, punto culminante de tu aventura. El paisaje que ofrece este lugar es, simplemente, fascinante, con vistas que te dejan sin respiración sobre algunos de los picos más altos del Himalaya: el Dhaulagiri, el Nilgiri, o incluso el Machapuchare.

La colina de Poon está situada entre los pueblos de Ghorepani y Tadapani. En cada uno de ellos puedes encontrar albergues y casas de huéspedes dispuestos a darte la bienvenida para pasar la noche y recuperarte durante tu periplo y así partir con buen pie a la mañana siguiente.

¿La caminata del balcón del Annapurna? La solución perfecta para mezclarte y familiarizarte con la población local al mismo tiempo que para disfrutar de una naturaleza grandiosa frente a la cual la humildad y la serenidad nos invaden...

Laetitia Santos
30 contribuciones
Actualizado el 18 abril 2016