Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

La seguridad en Portugal

Nada de sorpresas durante tu viaje por Portugal, vas a descubrir un país completamente seguro como en el que vives. Como en todos los países del mundo, encontrarás gente, quizás, que no es honesta pero ciertamente no más que en ninguna otra parte.

Los peligros potenciales

Seamos honestos, ¿nos pasearíamos en nuestra tierra con un fajo de billetes en la mano? Por supuesto que no. Pues debe ser lo mismo aquí durante tu viaje por Portugal. O sea, los riesgos aquí son exactamente los mismos que los que tú ya conoces en tu tierra.

Los ladrones y los carteristas sacan a relucir su talento en los lugares turísticos y en los transportes, como por ejemplo en las líneas de tranvía nº 15 y 28 en Lisboa que van con frecuencia abarrotadas.

Los casos de agresiones son más raros pero pueden darse también en ciertos barrios a los que de todas formas no tienes ningún motivo para ir.

Como un poco en todas las grandes ciudades europeas, presta atención a las facturas en los restaurantes.

En coche te darás cuenta de que los conductores son unos locos y muchos son los que toman la carretera por un circuito de carreras. Al aparcar seguramente serás abordado por personas que te pedirán algunos euros por vigilar tu coche bajo amenaza de destrozarlo.

Guardia en Portugal

Cómo evitar los problemas

Primer consejo universal en todos los países del mundo, no parezcas un turista. Olvida definitivamente las riñoneras alrededor de la cintura y la cámara de fotos en bandolera. Como norma general no lleves signos ostentosos de riqueza que podrían atraer demasiado la atención hacia ti. De hecho, compórtate exactamente igual que los haces en tu tierra. Respetar las mismas reglas de seguridad. Vigila tus cosas en los transportes y en caso de agresión no juegues a los héroes. No te resistas y mantén la calma tanto como te sea posible.

En el restaurante, no siempre se especifica pero tienes que saber que los platos de tapas que te ponen en la mesa mientras esperas se cargan en el total de la factura a precio de oro. Atención a sorpresas desagradables a la hora de pagar.

Sé extremadamente prudente en la carretera. En las rotondas, en los cruces, en los semáforos, vigila atentamente. El código de circulación es raramente respetado.

David Debrincat
684 contribuciones
Actualizado el 30 octubre 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje