Covid-19 - ¿Dónde viajar?Saber más
Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?
China

Suzhóu: ¿de dónde viene el mágico encanto de la Venecia de Oriente?

¿Qué mejor que la implantación de un campus hispano-chino para fortalecer los lazos entre China y España? Es lo que hace la Universidad Politécnica de Madrid, centro en el que yo estudié y que posee un convenio con la Universidad Tongji de Shanghái. Así, me encontré parapetado en el Parque Científico y Tecnológico de la hermosa ciudad de Suzhóu, ubicada a solo 30 minutos de Shanghái en tren expreso, y con miles de estudiantes chinos e internacionales. 

Aunque la ciudad está rodeada de zonas industriales y centros universitarios como éste, que han contribuido en gran medida a su desarrollo económico, el centro, sin embargo, ha sabido mantener su autenticidad. Un descubrimiento que me maravilló.

¿Tomar el té en un espléndido jardín o dar un paseo por los canales tan bien conservados?

"Capital de los jardines", Suzhóu, ciudad de la provincia de Jiangsu, posee nueve jardines catalogados por la UNESCO. El Jardín del Pescador, El Jardín de la Pareja de Jubilados o incluso El Jardín de la Armonía constituyen ejemplos significativos del talento chino en esta materia.

El Jardin Liu o "jardín de la perseverancia", uno de los emblemáticos jardines clásicos privados de China, es de una elegancia y de una calma magistrales. Después de la visita, nos encontramos, al fondo del jardín, con una agradable casa de té. Cómodamente instalado en la terraza, uno se puede dejar arrullar por el suave murmullo del agua y el relajante sonido de la música china. Relajados, alejados del ruido y del bullicio del centro de Suzhou, hicimos una pequeña siesta y nos olvidamos del tiempo...

El Jardín del Bosque del León es un poco diferente. Más "pedregoso" que otros jardines de la ciudad, sigue siendo uno de los más bellos de Suzhóu. Un laberinto de roca camina sobre el agua, formando una península, y el resultado es impresionante.

Si, como yo, buscas desesperadamente el Jardín del Administrador Humilde y tu shifu ​​(taxista "maestro" en chino) te deja en el Jardín de la Poítica de los Honestos, ¡no te preocupes! Estás en el lugar correcto, el jardín responde a los dos nombres. Es uno de los más conocidos de la ciudad e incluso de China. Al fondo, descubrimos un magnífico lugar donde hay más de 700 árboles en miniatura juntos. Es el llamado "jardín de los bonsáis"


Aunque Suzhou es la ciudad de los jardines, también es famosa por sus numerosos canales, razón por la que Marco Polo la apodó como "la Venecia de Oriente"". Las dos ciudades están hermanadas. Para hacer un recorrido en barco, hay varios embarcaderos. Lo más fácil es subirse a uno de los que se encuentran frente al Jardín del Administrador Humilde, tras haberlo visitado. Con gran placer, descubrimos las casas típicas de la ciudad ubicadas a lo largo de los canales, desde un pequeño barco cuyo conductor entonaba una canción tradicional.


"En el cielo, está el paraíso; en la tierra, están Hangzhou y Suzhóu."

Este antiguo proverbio chino no se aleja de la verdad. Si Shanghái es la ciudad de todo tipo de locuras, Suzhóu es donde disfrutar de la vida, tomarse un tiempo para reencontrarse con la cultura china y relajarse en sus jardines. Una parte del centro de la ciudad es ahora muy moderna, con establecimientos de comida rápida a cada paso y los mismos rótulos que en Madrid. Pero solo hay que alejarse un poco para descubrir lugares insólitos y una verdadera autenticidad.

El sitio más conocido la ciudad es la Colina del Tigre, a la que se puede dedicar fácilmente media jornada. Hacer la ruta respirando el aire puro es un agradable contraste con la locura de Shanghái. No te pierdas la Pagoda del Templo del Norte y el Templo de Hanshan, donde puedes tener la oportunidad de asistir, como yo, a una oración budista. Suzhou es también popular por su industria de la seda, con sus numerosos talleres y fábricas. Una visita al Museo de la Seda es imprescindible y te sugiero que te detengas en la tienda del museo para comprar seda auténtica.


¿Qué podría ser mejor después de estas visitas que un paseo por Pingjiang Lu y Shantang Jie? Estas dos calles están llenas de bares, tiendas tipicas y unos cuantos salones de té. Caminando a lo largo de los canales, disfrutarás de la tranquilidad de las estrechas calles y si te cansas, puedes adentrarte en uno de los agradables bares y degustar una tarta de queso y un batido de sandía. Nada muy chino, ¡lo admito! Pero ése es el atractivo de Pingjiang Lu y Shantang Jie: reciben tanto a paseantes chinos como a turistas occidentales en busca de un sabor edulcorado, inexistente en la cultura china, y a un gran número de estudiantes atraídos por los bares más "in" del lugar.

Para continuar con el descubrimiento de las ciudades de agua, haz un pequeño viaje hasta Tongli, una antigua villa al estilo típico de la región de agua del sur de China. Por último, yo considero imprescindible pasar dos días en Hangzhou, una de las capitales más antiguas de China, que alberga el espléndido Lago del Oeste. Disfrutarás de un paseo en un patín a pedales en el lago y también te recomiendo encarecidamente que te recompenses por el esfuerzo con una deliciosa brocheta de fresas al caramelo, que se venden por todas las calles de la ciudad.

Tiphaine Leblanc
120 contribuciones
Actualizado el 27 julio 2015

Ideas de viaje

unirse a un grupo
  • Clásico
Ciudades de Leyenda en Semana Santa
Aprox. 7 días Desde 1.080 €
unirse a un grupo
  • Clásico
Ferrocarril Transiberiano y Transmongoliano 
Aprox. 18 días Desde 4.550 €
unirse a un grupo
  • Clásico
China esencial y arrozales del Sur
Aprox. 11 días Desde 1.680 €
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje