Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Los arrozales de Ifugao en la Cordillera de Filipinas.

Nombrada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1995, los arrozales de la Cordillera de Filipinas forman parte del paisaje desde hace más de 2000 años. Fueron construidos por el pueblo Ifugao, quienes siguen cultivando las terrazas de arroz. Este conocimiento ancestral es transmitido de generación en generación para placer de nuestra vista. No hay que olvidar que las condiciones de vida son muy difíciles para los nativos y que los arrozales juegan un gran papel en la conservación del ecosistema y de las tradiciones culturales.

Antes de salir...

Al principio en Manila, más o menos 10 horas de autobús te separan de la experiencia de tu vida . Si quieres conducir de noche, el aire frío de la montaña te golpeará llegando al pueblo de Banaue al amanecer. Puedes escoger entre ir en grupo con tu compañero, si lo tienes, o en solitario. Un consejo: no elijas en función del precio, sino de la experiencia que quieras vivir. La excursión es demasiado extraordinaria para ser estropeada por limitaciones presupuestarias. ¡Pon todas las oportunidades de tu lado para disfrutar al máximo!

El bienestar que experimentarás durante esos días se simplificará, especialmente durante la caminata. Pero que no cunda el pánico, pasamos muy rápido sobre las preocupaciones materiales. La fascinación y la fatiga rápidamente tienen razón.

El pueblo de Banaue es una parada porque es la salida y la llegada de la mayoría de las excursiones. Anuncia el color: ¡los campos de arroz están por todas partes! Las casas de huéspedes suelen estar en la falda de un acantilado y puedes maravillarte con el paisaje desde las ventanas o desde puntos repartidos por todo el pueblo. En las primeras horas del día, sentirás cómo la actividad del pueblo y de los arrozales toman vida. Después de reponerte, tienes que preparar la salida. Mejor coger fuerzas antes de salir con un delicioso desayuno local (arroz y carne) y llevar raciones necesarias y agua en tu mochila. No escatimes por el peso, el esfuerzo que conlleva la caminata es el suficiente para que no suponga riesgo de acabar muerto de hambre o deshidratado.

 ... para el descubrimiento de la octava maravilla del mundo.

El propósito del artículo no es hacer spoiler de lo más hermoso que hay que descubrir en la cordillera, sólo una vista previa de lo que se puede vivir allí para hacer que desees vivir la experiencia por ti mismo.

La caminata te hará tomar los caminos utilizados por los productores, lo más cerca posible de los arrozales. Puedes hacer equilibrio en el borde de las terrazas de arroz, perder la cuenta de las numerosas escaleras empinadas que hay que subir, bucear en cascadas congeladas y, lo más importante, perderte contemplando una naturaleza aún más espléndida.

Excursión por los arrozales de Ifugao

En ocasiones, podrás encontrarte con artesanos y lugareños para aprender su arte y su forma de vida. Un guía puede ser una gran ventaja durante el viaje: si habla bien inglés, te enseñará muchas cosas sobre la historia de los arrozales, su funcionamiento, así como la flora y fauna del entorno.

Sin miedo por arruinar la sorpresa, podemos nombrar la atracción principal promocionada por todas las agencias: los anfiteatros de arrozales de Batad. Como dejados en medio de ninguna parte, estos arrozales son una prueba de la genialidad del hombre que sabe cómo mantenerse en armonía con el medio natural en el que se encuentra.

En resumen, la excursión por los arrozales de Ifugao es inprescindible.

Clémentine Camara
31 contribuciones
Actualizado el 14 octubre 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje