Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Cabo de Buena Esperanza, un extremo del mundo

No se puede concebir un viaje por Sudáfrica en el que no se incluya una visita al cabo de Buena Esperanza. Se trata del extremo de un país, de un continente, de un mundo. En el planeta, raros son los lugares capaces de despedir una atmósfera similar. No pierdas un segundo y sal a vivir esta experiencia única.

Entre Ciudad del Cabo y el Cabo de Buena Esperanza

Saliendo de la bonita Ciudad del Cabo por la ruta del mítico cabo de Buena Esperanza tendrás la posibilidad de descubrir algunas maravillas de la naturaleza. Antes de llegar al extremo del continente tendrás la oportunidad de hacer varias paradas.

Para comenzar, detente en el Kirstenboch Notional Botanical Garden. Tiene 36 hectáreas y es uno de los jardines botánicos más grandes y hermosos del mundo.

Los apasionados del vino tienen la obligación de visitar las bodegas de Groot Constantia. El Groot Constantia Homestead y el Wine Museum (Museo del Vino) también merecen una visita.

En Hout Bay podrás admirar un bello paisaje. La ciudad se encuentra acurrucada en el interior de una bonita bahía rodeada de altas montañas. Algo extraordinario. Al llegar al puerto tendrás la ocasión de embarcarte en un barco para ir a saludar a la gran colonia de leones marinos que ha tomado posesión de la Isla Duiker.

Si continúas tu ruta hacia el sur, la cornisa que hay bajo Chapman's Peak te ofrece espléndidos panoramas. Si el tiempo te lo permite y vienes provisto de tu tabla de surf, la playa de Muizenberg te encantará. Las cabinas coloreadas que se encuentran en la playa son la auténtica atracción del turismo en Sudáfrica.

Al final del paseo encontrarás una gran colonia de pinguïnos africanos del cabo en Simon's Town. El entorno es agradable, y el espectáculo que ofrecen estos pequeños animales que se pasean por la playa es siempre genial.

El cabo de Buena Esperanza

El mítico cabo

En el extremo de Sudáfrica, al sur del continente africano, se encuentra el cabo de Buena Esperanza, uno de los lugares más especiales del mundo por su impresionante atmósfera y la sensación de estar al final del mundo. Si los comparamos, el cabo de Buena Esperanza en África podría ser equivalente al cabo Hornos situado en Ushuaia, en el continente americano. No obstante, conviene saber que el cabo de Buena Esperanza es el más conocido y celebre, pero no es el que está más al sur. El más meridional es el Cabo de las Agujas, al pasar Hermanus.

Actualmente, la reserva del cabo de Buena Esperanza está inscrita en el Patrimonio Mundial de la UNESCO; en ella podrás hacer excelentes excursiones.

El faro que se encuentra a 45 minutos andando aproximadamente es una etapa obligatoria. Desde lo alto verás tus esfuerzos recompensados por un increíble panorama de 360º y una vista inigualable de un punto a otro. Resulta imposible ir más lejos: estás en el extremo final de un continente. ¿Tienes esa sensación única de estar a un extremo del mundo? Se trata de algo mágico.

David Debrincat
684 contribuciones
Actualizado el 21 septiembre 2015