Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?
Tanzania

Dar Es-Salaam, un nombre de ensueño para los viajeros

Hay ciudades en el mundo que al pronunciar simplemente su nombre, invitan a viajar. Dar Es-Salaam es una de ellas.

Un nombre legendario

Cierra los ojos y sentirás inmediatamente el efecto que produce en tu espíritu la evocación del nombre Dar Es-Salaam. Sin duda los amantes de los viajes y la aventura se estremecerán. Dar Es-Salaam es un nombre realmente legendario, que al evocarlo simplemente, genera un deseo irresistible de viajar. Podrás cumplir el sueño de explorar esta ciudad con nombre mítico en tu viaje por Tanzania.

Si bien en la actualidad Dodoma es la capital oficial y Arusha el punto de partida natural de los turistas en dirección hacia los grandes parques como por ejemplo el Ngorongoro, el Serengeti y el Kilimanjaro, Dar Es-Salaam además de ser el pulmón económico del país, sigue estando en la mente de todos como la ciudad mítica cuyo nombre significa "Remanso de paz". Admite que ya has comenzado a soñar.

Seguramente tendrás en la cabeza la imagen de las gabarras navegando frente a un puerto de pescadores, o el de las calles polvorientas cuyo misterio te sorprende a cada paso. Para entender la realidad, lo mejor es ir allí en persona y comprobar las leyendas.

Vista del puerto de Dar Es-Salaam

Dar Es-Salaam en la actualidad

No tardarás mucho en darte cuenta a tu llegada a Dar Es-Salaam que la realidad está bastante alejada de lo que uno se imagina. Desde el punto de vista de la seguridad, Dar Es-Salaam no es tanto un remanso de paz como indica su nombre. Para tus desplazamientos, pregunta siempre sobre la situación de seguridad en los barrios por los que pienses pasar, incluso de día. Ni se te ocurra ir caminando de noche. Tendrás que tomar un taxi y siempre uno que sea oficial, para no correr riesgos.

En cuanto a las visitas, por ejemplo, puedes dirgirte a la catedral de San José y a la iglesia luterana. El Museo Nacional y la Casa de la Cultura también te resultarán visitas interesantes. Paseando por la calle de los templos tendrás la sensación de haber salido del continente africano para encontrarte en la India. Ve a conocer el Swaminarayan.

Si quieres sentir el ambiente que debía tener Dar Es-Salaam en la época en la que esta gran ciudad congestionada permanentemente, no era más que un pueblo de pescadores, tendrás que ir al puerto. Allí podrás ver las gabarras navegando a lo lejos antes de venir a descargar sus redes de pesca. Verás su agitación típica y escenas mucho más auténticas. Aquí tienes finalmente una pequeña muestra del Dar Es-Salaam que hace soñar a los viajeros.

David Debrincat
684 contribuciones
Actualizado el 19 abril 2016
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje