Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Cantón: un descubrimiento inesperado

Hay un tren directo a Cantón desde Hong Kong, por lo que a priori es un destino perfecto para pasar el fin de semana. Sin embargo, yo no conocía a nadie que lo hubiera visitado... “No hay nada que ver”, “es muy feo”... Cantón tiene muy mala reputación, seguramente debido a su imagen de ciudad de negocios (al igual que Shenzhen, que hace tan solo unas décadas no era más que una pequeña aldea). Enseguida pude darme cuenta de hasta qué punto era falsa esa mala fama. ¡Cantón me pareció incluso más interesante que Hong Kong!

La parte colonial de Cantón...

Como ocurría en otros lugares de China, los colonos extranjeros se encontraban acantonados en una pequeña isla (sucedía lo mismo en la isla de Gulangyu, en Xiamen). En Cantón, este pequeño oasis occidental llamado Shamian era principalmente un territorio británico con una pequeña zona que pertenecía a los franceses. En seguida pude diferenciar las zonas, ya que la arquitectura de la parte francesa es menos austera y un poco menos destacable. Shamian ha sabido conservar todo su encanto, una gran parte de la isla es peatonal y la vegetación es abundante. Los antiguos bancos, consulados y el resto de edificios coloniales no tienen hoy los mismos usos que antaño, pero conservan toda su belleza. De hecho, este es el lugar donde los novios cantoneses suelen hacer sus reportajes de boda (como dato, en China estas sesiones fotográficas se hacen mucho antes del día de la boda, incluso con varios meses de antelación). Además, se trata de un espacio muy agradable para pasear.

... frente a la parte china de Cantón.

Dejé Shamian para cambiar de escenario de manera inmediata y radical: frente a la isla, se encuentra el mercado de Qinping, donde se venden ingredientes que se utilizan en la medicina tradicional china. Allí pude descubrir numerosas tiendas llenas de caballitos de mar secos, montones de insectos, pieles de serpientes, colecciones de estrellas de mar... ¡Todo ello en un gran número de tiendas! ¡Un mercado en el que mi única compra fueron unos limones secos para tomar con el té, pero del que me fui con la tarjeta de memoria de la cámara completa y que además fue uno de los mejores recuerdos de mi hijo! Detrás del mercado hay una zona muy bien conservada, con bonitos edificios art nouveau en una calle comercial en la que entré buscando un sitio para comer. Después, di un paseo por la antigua academia Chen Clan Ancestral Hall, un lugar muy destacable en todos los sentidos y perfecto para que los niños tomen su merienda.

Excursión a la naturaleza entre los diaolou de Kaiping

Mientras que Cantón fue un descubrimiento que me pilló por sorpresa, había una visita que estaba esperando impacientemente desde mi llegada, las torres diaolou de Kaiping, un lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y que está situado en las afueras. Estas torres fueron construidas por los inmigrantes ricos, miembros de la diáspora, para proteger a sus familias de los bandidos y forajidos de una zona que en aquella época no era demasiado segura... O quizás simplemente las erigieron para hacer gala de su riqueza ante el resto de habitantes de la región. Su arquitectura es una mezcla de estilos asiáticos y occidentales única en el mundo. Desde el momento de mi llegada pude constatar que estas torres se encuentran dispersas por toda la región, visité algunos pueblos, subí a numerosos diaolou... La jornada estuvo a la altura de mis expectativas. Además, me gustaría contarte dónde se encuentran mis diaolou favoritos: en Jin Jiang Li, un lugar muy poco turístico que me cautivó desde el principio, y en el pueblo de Zili, cuyo conjunto de torres destaca sobre el resto.

Cantón cuenta además con varios edificios contemporáneos, unas joyas arquitectónicas que solo pudimos admirar desde un crucero nocturno por el río de las Perlas. El símbolo del Cantón moderno es la torre de televisión de Cantón, que por la noche tiene una iluminación preciosa, pero hay muchas más cosas que ver... ¡Pero eso será en otro fin de semana de visita a Cantón!

Amelie Voyagista
10 contribuciones
Actualizado el 27 julio 2015