Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

El Bund de Shanghái: un símbolo de la China moderna

¿Qué sería Shanghái sin el Bund? Probablemente, algo así como París sin los Campos Elíseos. La vista desde lo alto de los edificios ubicados en la ribera del río Huangpu es para mí uno de los símbolos de la China contemporánea. Desde allí podrás admirar la avenida principal, con sus 1,5 km de longitud, pero también el centro de Shanghái, compuesto por rascacielos ultra modernos, edificios de estilo europeo, bancos y antiguas concesiones internacionales. Entre su arquitectura y su mestizaje cultural, se puede decir que este lugar es un libro abierto que narra la historia de la ciudad.

Si pasas una noche en Shanghái, debes pasear por la orilla del río y observar las diferencias entre las dos riberas. Te cruzarás tanto con gente con muchísima prisa como con familias paseando tranquilamente, ¡un crisol cultural muy estimulante!

El Bund: herencia de los años 30 y eje vertebrador de la ciudad

El Bund está situado en la ribera occidental del río Huangpu y se caracteriza por su herencia arquitectónica de los años 30 y las antiguas concesiones. Me gusta mucho imaginar cómo era la sofisticada vida de la época colonial, cuando las mujeres vestían con el estilo sensual de las occidentales y fumaban acompañadas siempre de sus elegantes pitilleras. ¡Eran los años del auge del art déco, originario de Francia! En el mobiliario urbano actual aún se pueden distinguir signos de la riqueza cultural de aquella época.

Pero, por supuesto, las cosas han cambiado mucho. Cada uno percibirá la mezcla actual de un modo diferente. Por ejemplo, al otro lado del río, el distrito financiero de Pudong está rodeado de casas tradicionales. Los chinos practican Tai Chi con la Torre de la Perla Oriental de fondo.

Desde mi punto de vista, aquí se pueden encontrar los principales símbolos de la China moderna: el patrimonio histórico en la margen izquierda del río, frente al desarrollo económico en la margen derecha; el estilo de vida tradicional de los lugareños en los parques, frente al ritmo frenético y las prisas de los trabajadores del distrito financiero.

Paseo nocturno a lo largo del Bund @Didier Deshayes

Historia del Bund

Para comprender mejor este lugar, me gustaría contarte su historia. Originalmente se trataba de una zona pantanosa situada en la ribera del río. En 1846, cuando Shanghái se convirtió en un puerto comercial, se habilitó toda la zona y se construyó el Bund. Los más ancianos cuentan que eran las mujeres las que llevaban los negocios. En aquella época, las mujeres vendían el pescado que pescaban sus maridos. ¡Eran las que manejaban la economía! Es por ello que en Shanghái siempre se ha tenido muy presente el papel de la mujer en la sociedad, así como la lucha por la igualdad.

A lo largo de los años, los edificios se fueron multiplicando: oficinas, consulados, cámaras de comercio, bancos... Poco a poco la ciudad fue viviendo un fuerte desarrollo cultural y económico. El número de instituciones financieras y músicos de jazz crecía al mismo ritmo en la ciudad. Se celebraban grandes fiestas y la felicidad se respiraba en las calles y en los bares de moda. Personas de todos los países del mundo convivían en armonía. Sin embargo, a finales de los años 40 ese buen ambiente acabaría de forma radical. Tanto la victoria de los comunistas como la guerra civil china empujaron a los extranjeros a abandonar el país. Shanghái y el Bund perdieron toda su vitalidad.

Muchos años después, a finales de los años 90, el municipio decidió convertir el Bund en uno de los centro neurálgicos de Shanghái. Se hicieron obras para rehabilitar el paseo y el bulevar hasta convertir el Bund en el lugar que es hoy: ¡uno de los ejes vertebradores de la ciudad de Shanghái!

Emilie Joulia
24 contribuciones
Actualizado el 3 agosto 2015