Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Las minorías étnicas del suroeste de China

Una gran cantidad de etnias conviviendo en la misma zona

Las minorías étnicas se reparten entre las 3 provincias del suroeste. Los hui, naxi, manchúes, miao, yao... conviven entre arrozales y montañas, mostrando sus coloridos trajes tradicionales y atrapados en el difícil dilema que se les plantea actualmente: proseguir con su modo de vida tradicional o abrazar definitivamente la recientemente conocida modernidad.

Entre los grupos más importantes está la etnia de los zhuang, compuesta por 18 millones de personas. Viven en Guangxi, en la frontera con Vietnam, y hablan una lengua tai, un idioma no chino bastante extendido en el país. Los zhuang son conocidos por su música, como ocurre con muchas otras etnias.

Por su parte, el pueblo dong cuenta con 3 millones de habitantes repartidos entre Guangxi, Guizhou y Yunnan. El modo de vida de los dong es muy cercano a las costumbres tradicionales de la región: viven de la agricultura, especialmente del arroz. Lo recolectan varias veces al año. Son animistas, veneran a los espíritus, a los animales y a los árboles más antiguos. Son buenos arquitectos, construyen puentes cubiertos y torres. Su forma de comunicarse está muy relacionada con el canto. Te sorprenderá conocer una lengua tan musical como dulce, llena de alegría. La danza es también una de las bases de la cultura dong. Periódicamente realizan grandes espectáculos en los que la belleza y la elegancia van de la mano. En ellos lucen sus característicos trajes tradicionales de fiesta, con los colores típicos de su etnia: el azul marino y el negro.

Familia zhuang @flickr cc McKay Savage

Pueblos tradicionales que persisten hoy en día

Resistiendo al fuerte crecimiento urbano, a la globalización y a la modernidad, las minorías étnicas son fuertes defensoras de su propia cultura, no obstante, han conseguido adaptarse en cierto modo a la inevitable influencia de las grandes ciudades y al progreso tecnológico. En este sentido, descubrirás pueblos con costumbres tan arraigadas como diversas. La riqueza de su folclore y de su artesanía es una invitación a viajar y a hacer grandes descubrimientos antropológicos. Sus tradiciones se han convertido en una importante fuente de ingresos (gracias al turismo), la dificultad para ellos estriba en conseguir conservar esta beneficiosa relación con los turistas sin acusar demasiado el desarrollo tecnológico y la influencia de los visitantes.

Una prueba de que sus tradiciones (aún) son algo más que meras atracciones turísticas: caminando a través de los arrozales, en ocasiones, podrás apreciar trampas para peces estratégicamente colocadas en los canales de agua. Las minorías étnicas utilizan las mismas trampas (circulares y hechas con plantas) que usaban sus ancestros hace siglos. Las generaciones pasan, pero la tradición permanece.

Pascaline Deshayes
3 contribuciones
Actualizado el 3 agosto 2015