Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Aït Bou Guemmez

Informaciones prácticas sobre Aït Bou Guemmez

  • Encuentro locales
  • Punto de vista
  • Etapa de senderismo / Trek
  • Campo
  • Yacimiento arqueológico
4 / 5 - 2 opiniones
Cómo ir
A 1 hora y 45 minutos de Settat en coche
Cuándo viajar
De mayo a junio
Duración mínima
5 a 7 días

Opiniones de viajeros sobre Aït Bou Guemmez

Latéfa Faïz Gran viajero
232 opiniones en total

El valle de los Aït Bouguemez, conocido como el «valle feliz» se extiende 35 kilómetros entre la aldea de Agouti y el lago de Izourar en el alto Atlas central.

Aconsejo:
Evita ir en verano, las tormentas son violentas.
Mi opinión

El valle de los Aït Bouguemez tiene fácil acceso por carretera. Visité a pie todo el valle, lo que me llevó varios días: un verdadero ejercicio de resistencia entre pendientes escarpadas y los senderos interminables. Si viajas en coche, ten cuidado con la gran cantidad de curvas.

Las principales localidades que hay que ver son Agouti, Sidi Moussa, Tabant, Aguerd n'Ouzrou, Ibaqallioum y el lago de Izouzar. Si tienes pensado explorar estos sitios durante tu estancia en Marruecos, te aconsejo que te abastezcas, durante el recorrido, en la pequeña localidad de Tabant, que dispone de tiendas normales.

Tienes que saber que a partir de Tabant podrás viajar en el tiempo: ¡en busca de huellas de dinosaurios! El valle de los Aït Bouguemez cuenta con cuatro sitios con huellas de dinosaurios ; datan de más de 180 millones de años (fin de la Era Secundaria). Te recomiendo el de Aguerd n'Ouzrou por sus grandes series de huellas.

Rémi Manesse Gran viajero
73 opiniones en total

El Ait Bouguemmez es un valle bastante aislado situado entre el Medio y el Alto Atlas. Esta visita encantará especialmente a los amantes de la naturaleza y a aquellos que disfruten mezclándose con la gente y la cultura tradicional de cada lugar.

Aconsejo:
El mejor modo de conocer de cerca y ayudar a los habitantes locales, es visitar alguna de las cooperativas y asociaciones del valle (por ejemplo, las cooperativas de mujeres de Tikniouine o Ait Bououli).
Mi opinión

Ubicado a gran altitud, el valle del Ait Bouguemmez ofrece un paisaje sobrecogedor y realmente único. Mi visita no estaba del todo prevista, ya que me decidí tras haber visto fotos del lugar en internet. Y la verdad es que, una vez que llegué, enseguida me di cuenta de que no me había equivocado. El valle es relativamente extenso y verde (incluso en verano) gracias a los ríos que lo atraviesan y al sistema de riego instalado por los habitantes locales. Esta vegetación contrasta con las montañas de su alrededor, que son de un tono anaranjado. El conjunto es realmente hermoso.

Es posible hacer rutas de senderismo de todo tipo, más cortas o más largas, tanto para principiantes como para expertos. Normalmente, en los albergues dan buenos consejos acerca de este asunto. Algunos, incluso facilitan mapas o pequeñas guías que ayudan a identificar y apreciar mejor los diferentes elementos del paisaje.

Tras haber estado deambulando entre montañas desiertas durante 3 días, debo reconocer que este pequeño avituallamiento es uno de los mejores recuerdos que conservo de mi estancia en Marruecos.

Viajes y circuitos Aït Bou Guemmez