Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?
Portugal

El Algarve diferente: visita de las reservas naturales

Hay tres parques naturales de valor excepcional en el Algarve, porque, no lo olvidemos, ¡el Algarve es más que playas y complejos turísticos costeros!

Parque natural Ria Formosa

El parque natural de la Ria Formosa está situado al sureste del territorio del Algarve, sobre una banda de 60 km de largo. Fue creado en 1987, para proteger el valor excepcional del territorio, especialmente a causa del desarrollo del turismo de masas que siempre tiene lugar en la costa.  

Más precisamente, se sitúa entre Quinta do Lago y Cacela Velha. Sus aguas son ricas en peces, lo que atrae numerosos pájaros. Es un buen lugar para observar pájaros. Estos vienen también para reproducirse en el territorio que forma el parque. Si deseas más información sobre las especies que se encuentran en el seno del parque, haz una visita al centro de información sobre el medio ambiente.  

Cabo de San Vicente

El cabo de San Vicente está situado completamente al otro lado del parque nacional de Ria Formosa, en la punta suroeste de Portugal pero también de Europa. El atractivo principal del cabo de San Vicente son sus acantilados de más de 60 metros de altura. ¡Desde lo alto la vista sobre el Atlántico es sublime! Las ciudades que rodean la reserva natural son Sines, al norte, y Burgau, al este. Para los amantes de la fauna, la reserva está llena de águilas, garzas, ¡pero también de cigüeñas! Además de los magníficos paisajes, aprovecha tu estancia para ir a visitar el faro de Sagres y el antiguo monasterio.

Ponta da Piedade

Ponta da Piedade

Ponta da Piedade no es en realidad un parque natural, más bien un promontorio natural fuera de lo corriente y según algunos, "la playa más bella del mundo", ¡nada menos! Está situada a tres kilómetros de la ciudad de Lagos, es, pues, fácil ir allí a pie. En menos de 40 minutos, deberías estar allí. Desde lo alto, sus grandes acantilados ofrecen unas vistas grandiosas de toda la costa, es además posible ver el cabo San Vicente desde ahí. Si tienes ganas de lanzarte al agua, tienes que saber que es imposible ir a pie hasta la playa y las grutas excavadas en la roca propias del Algarve. Para los que no quieren mojarse, siempre se puede pedir a los pescadores de la playa de Dona Ana, que estarán encantados de llevarte a las grutas a bordo de su embarcación a cambio de algunos euros.

El Algarve goza de un clima perfecto durante todo el año, poco importa el momento que elijas para ir a hacer un recorrido, la temperatura será suave. Pero hay que pensar que en verano ¡la región está llena a rebosar de turistas!

Emilie Couillard
173 contribuciones
Actualizado el 25 octubre 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje