Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Khon Kaen

Informaciones prácticas sobre Khon Kaen

  • Encuentro locales
  • Campo
  • Lugar o Monumento religioso
  • Fiestas y festivales
  • Museos
  • Artesanía
  • Lejos de los caminos trillados
3 / 5 - 2 opiniones
Cómo ir
A 2 horas de autobús desde Udon Thani
Cuándo viajar
Entre noviembre y marzo

Opiniones de viajeros sobre Khon Kaen

Romain Beuvart Gran viajero
89 opiniones en total

Khon Kaen es una gran ciudad en el corazón de la campiña tailandesa, en esta región enorme denominada Isan.

Aconsejo:
Prueba la comida local si te gustan los platos especiados. ¡Iras bien servido!
Mi opinión

Si quieres ir a un lugar donde conocer a una población local agradable,con su indumentaria y sus tradiciones, Khon Kaen es ideal. El noreste de Tailandia está un poco olvidado por los turistas y en Khon Kaen sucede lo mismo. Sin embargo, es un destino interesante.

Para mí, que me encanta la fotografía, deambular por el mercado de Khon Kaen fue un auténtico placer que me hacía sonreír a cada paso que daba. La gente es curiosa y amable. Resulta agradable, lo cual no es así en otros lugares de Tailandia, generalmente en los destinos turísticos populares como Bangkok, Pattaya, Phuket o Chiang Mai, con tendencia a ser más comerciales. Como esta es una ciudad de campo, pude descubrir una granja de cría de insectos, e incluso degustar un plato típico a base de grillos. Que los aficionados tomen nota.

No te vayas sin haber visto el templo piramidal, el Wat Nong Wang. Justo detrás se encuentra el lago de Bueng Kaen Nakhon, donde podrás ver en la orilla a los thais haciendo sesiones aerobic por las tardes. ¿Te atreves a unirte a ellos? 

Sébastien Cuzol Gran viajero
25 opiniones en total

Khon Kaen es, sobre todo, un cruce de caminos y una parada de una noche para hacer una pausa durante un largo viaje en tren o en autobús. Excepto por un museo y un lago, no hay nada de especial interés que ver aquí.

Aconsejo:
Da un paseo alrededor del lago de Kaen Nakhon para descubrir los templos chinos y ¡refrescarte a la sombra con una shinga muy fría!
Mi opinión

Hice escala en Khon Kaen, así que aproveché la oportunidad para visitar su Museo Nacional. Descubrirás una exposición sobre la cultura y las tradiciones de Isan, la cerámica y los bronces de Ban Chiang, además de las estatuas budistas. Y si tienes tiempo, puedes mezclarte con las familias tailandesas en las orillas del lago Kaen Nakhon y comer, como ellos, pollo a la parrilla. Delicioso.

La ciudad en sí no está mal y el mercado, a pesar de que está muy animado por la noche, no mantendrá tu atención por mucho tiempo. Si como yo, tienes la oportunidad de llegar en plena Feria de la Seda (a finales de noviembre - principios de diciembre), te encantará, ¡es un espectáculo lleno de color! Por el camino, podrás visitar alguna de las numerosas tiendas de artesanía y productos regionales. Los artículos que venden son de buena calidad. Los amantes del senderismo -por no hablar de los amantes de los deportes extremos- podrán explorar el parque de Nam Nao, a 140 km al oeste, y el sitio arqueológico de Ban Chiang, a 2 h en autobus, clasificado como Patrimonio Mundial de la UNESCO.