Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

An Binh y las islas frente a Vinh Long, la vida en casa de un habitante

Al pasar por Vinh Long en el transcurso de tu viaje por Vietnam, los habitantes te propondrán sin duda ir a compartir su vida diaria en An Binh, una pequeña isla del Mekong justo enfrente.

Ir allí

Al venir al delta del Mekong en el transcurso de tu viaje por Vietnam, ten previsto dedicar algunos días para visitar Vinh Long. Siendo honestos, la ciudad no es ni la más hermosa, ni la más atractiva, ni la más interesante de esta parte del país. Pero la etapa es inevitable porque desde aquí atravesarás el Mekong para dirigirte a la pequeña isla de An Binh.

Allí podrás alojarte con una familia con la que compartirás lo cotidiano. Paséate junto al embarcadero de Vinh Long, no tendrás que esperar mucho antes de que alguien venga a proponerte alojamiento en la isla de enfrente. Por si el sentimiento pasa, no te hagas de rogar demasiado tiempo y acepta la invitación. Negocia el precio y la duración de la estancia en casa de tu anfitrión y podrás finalmente ir con él. Después de 10 minutillos de travesía por fin llegarás An Binh.

Niños en An Binh

En la isla

El equilibrio sobre la endeble canoa que te llevará a la casa de tu anfitrión te parecerá muy frágil. Allí estás en el Vietnam profundo. Te acogerá una familia adorable y gozarás de una calma como no es posible imaginar.

Para ocupar tu tiempo, puedes descubrir la isla en bicicleta. Los caminos son tan estrechos que tendrás que echar pie a tierra cuando te cruces con una moto. El paisaje es magnífico y los habitantes son amables y risueños. A los niños les encanta posar para la foto y te pedirán que juegues con ellos. ¡Qué acogida! ¡Todo el mundo es tan adorable!

Para la cena prepárate para un festín de rey. Una comida increíble, tan delicioso como abundante. Se inicia con rollitos de primavera. Los prepararás tú mismo rellenando la hoja de arroz con menta, lechuga, pepino, fideos de arroz y trozos del enorme pez pescado en el Mekong, presentado sobre su bandeja de madera. Habrá también abundancia de pequeños nems deliciosos (rollitos con diversos rellenos) y sopa de pepino con carne. No acaba aquí. Ahora es el turno de un gran plato de arroz con pollo lacado. Tendrás todavía que dejar un poco de espacio para la piña del postre. Ya es bastante.

Después de arrastrarte a duras penas hasta una hamaca, desea que no se rompa bajo tu peso. Solo el té servido a voluntad te ayudará a hacer la digestión.

David Debrincat
684 contribuciones
Actualizado el 14 septiembre 2015
Experiencia añadida !
Puedes añadir otras experiencias a tu proyecto de viaje antes de enviarselo a la agencia local
Ver mi proyecto de viaje