Covid-19 - ¿Dónde viajar?Saber más
Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?
Ijen

Ijen (Indonesia)

Informaciones prácticas sobre Ijen

  • Punto de vista
  • Etapa de senderismo / Trek
  • Volcán
  • Imprescindible
  • Lejos de los caminos trillados
5 / 5 - 2 opiniones
Cómo ir
A 70 km de Bondowoso en coche
Cuándo viajar
Todo el año
Duración mínima
Menos de un día

Opiniones de viajeros sobre Ijen

Lucille Rochereau Gran viajero
5 opiniones en total

El ascenso al Ijen es una de las etapas más duras para descubrir Indonesia. Situado en el extremo oriental de la isla de Java, este volcán de casi 2400 metros de altitud es famoso por su lago de ácido color turquesa.

Aconsejo:
¡¡Que no se te olvide llevar ropa de abrigo!!
Mi opinión

Al pie del volcán, emprendemos una pequeña caminata de, más o menos, una hora y media y tres kilómetros cuesta arriba. Es verdad que este tramo está muy empinado y no es precisamente fácil. Pero es superable, porque si yo pude hacerlo, seguro que tú también. A mitad de camino se puede hacer un descanso en un punto donde los porteadores de azufre se tienen que parar sin más remedio. Es como una especie de peaje donde pesan los bloques de azufre y reciben un tique que podrán cambiar por dinero cuando lleguen al pie del volcán.

Te los vas encontrando por todo el camino y verás que algunos venden figurillas talladas en azufre. ¡Qué barbaridad, pensar que llevan bloques de setenta a cien kilos y que hacen el trayecto dos veces al día!

Al llegar a la cima, las vistas quitan el aliento y no lo digo solo por los vapores de azufre que puedan salir de vez en cuando.

Lucie Aidart Gran viajero
36 opiniones en total

El volcán Ijen se sitúa al este de Java. Es conocido por sus llamas ácidas y por su lago, el más ácido del planeta.

Aconsejo:
Recuerda alquilar una mascarilla para acercarte a las llamas con seguridad. Y, sobre todo, intenta no molestar a los trabajadores.
Mi opinión

Tras un largo día de autobús, apenas había dormido dos horas cuando mi guía me despertó para la visita del volcán Ijen. Me desperté a media noche y, después de una hora de carretera en todoterreno, era el momento de comenzar la ascensión con la linterna frontal.

Tras dos horas de subida y 45 minutos de bajada, llegué por fin a las llamas azules. Me costó mucho, pero valió la pena, porque el espectáculo es increíble. No es muy frecuente poder acercarse tanto a las llamas de un volcán. Al amanecer, la subida desde el volcán fue mucho más sencilla y las vistas eran fabulosas. Pude ver el cráter del volcán, las llamas azules apagándose, el amarillo resplandeciente del azufre, el lago ácido y, sobre todo, un magnífico amanecer sobre los paisajes de alrededor. Fue una caminata difícil, pero uno de los mejores amaneceres y uno de los mejores recuerdos de mi viaje a Indonesia.

¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje