Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?
Indonesia

La ruta del café, en Bali.

La economía de Bali se basa en el turismo y la agricultura. Si bien predomina el cultivo de arroz y la visita a los arrozales en terrazas es ineludible, no puedes perderte cultivos más modestos, como el cultivo de café, que merece la pena ver.

Historia y localización

En el siglo XVII, los colonos neerlandeses fueron los primeros que plantaron café en Indonesia. Si bien las plantaciones estaban principalmente en Java, había algunas en Bali. Éstas se extendieron por el centro y el norte de la isla, por la cordillera montañosa, donde la tierra es más fértil. Hay algunas en la región de Munduk, y más al este, hacia Sidemen y, principalmente, en torno al monte Batur, en las planicies de Kintamini. El café de Kintamini es una variedad arábica transformada por vía húmeda (en vez de seca), para otorgarle más sabor. Este café, con notas ligeramente cítricas, ha generado la solicitud de registro en la Indicación Geográfica (equivalente a la Denominación de Origen), para otorgarle protección legal y diferenciarlo de los cafés producidos en otros territorios.

En esta región, te recomiendo que visites una fábrica de torrefacción de café. Hay una cerca de Mengani (bastante difícil de encontrar). Es una experiencia que se sale del turismo tradicional. Si no, hay otra al nordeste de la isla, en Munduk. Allí podrás descubrir el proceso de fabricación: desde bayas de café hasta el líquido negro que se nos sirve en la taza. Existen numerosos productores de café, afiliados a explotaciones tradicionales denominadas Subak Abian, que se dedican a producir café bio (orgánico). Algunas explotaciones forman parte del comercio justo. Hay algunas en Kintamini.

Granos de café
 

Kopi Bali

En las cafeterías y en los hoteles se sirve Kopi Bali (Kopi significa café): que es el café tradicional de Bali, generalmente de variedad arábica (a veces robusta). Desde mi punto de vista, no es el mejor café del mundo. Prefiero, por ejemplo, el vietnamita (con un ligero sabor a chocolate). Sin embargo, es bastante fuerte y posee un suave gusto amargo muy agradable. El Kopi Bali se sirve en una taza de agua caliente: hay que esperar hasta que baje el poso, si no, puedes acabar con los dientes completamente negros! Ese poso espeso se queda en el fondo de la taza, algo que caracteriza al Kopi Bali.

Kopi Luwak

También se conoce a Bali por fabricar el café más raro y más caro del mundo: el Kopi Luwak. Es un café muy negro, dulce y meloso, con una ligera nota a caramelo o chocolate. Si te dijera que éste es el café más caro del mundo y que procede de los excrementos de un animal, ¿lo probarías igualmente?

El Luwak es una civeta asiática que vive en los cafetales y a la que le encantan las bayas maduras de café. Se las traga y las fermenta mediante la digestión, dándoles un sabor particular. Posteriormente la civeta las defeca intactas. Una vez que salen de forma natural, se recuperan los granos, se lavan y se ponen al fuego. Es un proceso de fabricación extraño, porque hay que encontrar a las civetas, que eran una plaga nociva y se han convertido en una fuente de riqueza codiciada. Además, el rendimiento es bajo (en torno a 500 kg al año), de ahí que su precio sea tan elevado. ¡Calcula que en Indonesia 1 kg cuesta entre 100 y 200 dólares americanos y multiplica el precio por 5 en Europa o en Estados Unidos!

Dada la creciente demanda de este café, algunos productores guardan en jaulas a los tímidos animales nocturnos. No obstante, este maltrato plantea una cuestión ética que es cada vez de más actualidad. La pobreza del régimen alimenticio de estos animales (alimentados solamente con granos de café) y la estrechez de las jaulas (expuestas al sol durante el día) hace que las civetas se debiliten y produzcan granos de café de menor calidad.

El origen del Café Luwak se remonta a la época colonial, cuando los neerlandeses instalaron sus plantaciones de café en Indonesia. Ellos les prohibieron a los autóctonos cosechar las bayas. Como los habitantes de la zona sentían curiosidad por probar este preciado brebaje, ¡recolectaron los granos que encontraban por el suelo! Y así acabaron recogiendo los excrementos del luwak (o civeta). Por tanto, este café no es exclusivo de Bali, sino que se encuentra en toda Indonesia (donde quiera que haya civetas).

Visitar una plantación local

Una parada especialmente agradable durante mi viaje a Bali fue la visita a una plantación de café: Br. Basangambu, en Gianyar. Al principio fuimos a un jardín donde había diferentes tipos de plantas y, por supuesto, cafetos. Después, pasamos por delante de un luwak dormido en su jaula. Me entristeció mucho a ver la civeta tras los barrotes de la jaula.

Después, nos enseñaron el tamiz donde se secan los granos de café. Un balinés los cuece en una olla y después las aplasta en un gran mortero. ¡Te dejan participar! La visita acaba con una degustación de diferentes cafés: ¡todo es gratuito! Además, por 5 dólares americanos puedes probar el famoso café Luwak. Algunos ven estas visitas como una trampa para atrapar turistas: la visita acaba, obviamente, en la tienda. Aunque puedes no comprar nada. Además, me gustó poder probar el café Luwak por un módico precio. Personalmente, considero que está bueno, pero no es excepcional (quizá la calidad deja qué desear, ya que los animales salvajes están enfermando). Sin embargo, me encantó el café al ginseng con leche condensada.

Hay otras plantaciones locales similares en Kintamini, que se llaman Satria agrowisata – Jl. Raya Tampaksiring, y también en Ubud (como el Lumbung Sari House of Coffee) o en Tegalalang (como el Bali Pulina Agro Tourism).Además, en la isla de Bali podrás pararte para degustar el café Luwak o comprarlo en Sanur, en el Kopi Bali House, una famosa tienda de café. En Denpensar, te recomiendo que vayas a Bhineka Jaya, una tienda más modesta y auténtica.

¡La visita a una plantación, una fábrica de torrefacción o una tienda de café es una visita indispensable durante un viaje por Indonesia para todos los expertos o todos aquellos que simplemente sientan curiosidad!

Lisa Gaillard
101 contribuciones
Actualizado el 18 marzo 2016
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje