Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Viaje de novios a Sri Lanka: cosechar lo que se ama

A Sri Lanka, la conocida Lágrima del Índico teñida de azules y verdes, también se la conoce por sus arrozales y sus plantaciones de té que os recordará la abundancia de sus tierras. Organizar vuestro viajedenoviosbajolaproteccióndeestepaístan espiritual donde la naturaleza es sagrada, os hará considerar que tanto la paciencia como la dedicación son esenciales para construir una hermosa historia.

Siglos de historia

En pleno corazón de Asia, Sri Lanka ha atraído a muchos colonos que han dejado su huella. Y mucho antes que ellos, los propios reyes del país impusieron su voluntad; por ejemplo, en la ciudad de Sigiriya, que en el siglo quinto fue el sitio del rey Kassiapa. Esta ciudad, favorita entre los turistas, alberga la conocida Roca del León, que son las ruinas de la fortaleza del rey. Otro lugar imperdible, el Templo de Oro de Dambulla, cerca de Sigiriya, identificado como lugar sagrado durante más de veinte siglos; allí encontraréis cuevas, templos y monasterios que acumulan todo el peso de la historia, para el deleite aquellos que les guste aprender admirando tesoros históricos. La ciudad sagrada de Kandy, donde se encuentra el templo del Diente de Buda, es ellugarmásadecuadoparaelamor dentro de un universo de sabores, incluyendo el jardín botánico de Peradeniya y otros mercados de especias, rodeados de colians y montañas. Para completar este patrimonio religioso, la ciudad santa de Anuradhapura os transportará de nuevo a lo más alejado de la civilización del país, a través de su capital principall, que os llevará directamente a Polonnaruwa, la segunda capital histórica del país.

Un país de abundante riqueza

Esta riqueza histórica no está exenta de aportar al país una abundante cultura, y seréis testigos de ello durante vuestra luna de miel en Sri Lanka. Comenzad por probar las especialidades del país como el té; se producen hasta 300.000 toneladas al año, pudiendo visitar las plantaciones durante la cosecha y disfrutar de una degustación en una de las zonas de cultivo, como Nuwara Eliya, Uva o Dimbula (cada una de ellas cultiva una variedad concreta de té). Os deleitaréis pudiendo observar a las mujeres tamiles recolectar cada día con paciencia sus 20 kilos de té, y seguramente ellas mismas os explicarán el proceso de cosecha.

La cosecha del té

Las tradiciones de Sri Lanka, influenciadas por el budismo, incluyen la práctica diaria de yoga y meditación, además de la medicina ayurvédica, lo que os llevará por un camino de descubrimiento para demostrar que la paciencia y la perseverancia son las claves para una vida de bienestar y llena de salud. Esto os quedará aún más demostrado cuando vayáis a conocer a los habitantes del país, quienes os brindarán una cálida acogida.

Ségolène Renoud-Lyat
20 contribuciones
Actualizado el 29 septiembre 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje