Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

En Johannesburgo tras la pista de Mandela

Los apasionados de la historia contemporánea de Sudáfrica, y en especial los admiradores de Nelson Mandela, peregrinan a Robben Island, donde éste pasó 27 años en prisión. Descubramos Johannesburgo, donde Mandela pasó sus años de libertad y de lucha.

Sus primeros años en Johannesburgo

Lejos de la megalópolis en expansión que es Johannesburgo hoy, la historia de Nelson Mandela comienza en 1898 en Mvezo, un diminuto pueblo perdido en la región de Transkei.

Tras pasar su infancia en Qunu y empezar sus estudios de derecho en Fort Hare, se vio obligado en 1941 a huir a Johannesburgo para escapar del matrimonio que le quería imponer su tutor. Su vida, en pleno apartheid, fue difícil. Él quería continuar con sus estudios y compaginaba varios trabajos con tal de financiarse. Por ejemplo, fue guarda nocturno en una mina.

Sus primeros pasos en política

Al final de sus estudios, Nelson Mandela obtuvo su título en Derecho. En aquella época era un hombre ocupado en perseguir su pasión por el boxeo y aprovechó para frecuentar a alguna que otra mujer.

En la parte seria: fundó con su amigo Oliver Tambo el primer gabinete de abogados negros de una Sudáfrica socavada por las diferencias sociales y el apartheid. Los dos, junto con Walter Sisulu, dieron sus primeros pasos en la política dentro de la ANC (African National Congress). El trío se enfrentó al régimen existente y decidieron dedicar su vida a liberación de Sudáfrica. A partir de ese momento, Mandela estuvo a menudo bajo arresto domiciliario en Soweto. Visitar este barrio, famoso en todo el mundo, es una experiencia emocionante.

Tras sus pasos en Soweto

Hoy en día es impensable adentrarse en el barrio sin compañía. No sólo por la seguridad, sino porque es mucho más interesante ir con un guía que te pueda relatar mejor las revueltas que tuvieron lugar aquí y la vida de Nelson Mandela en aquel momento.

El tour te llevará en un primer momento a Kliptown, donde se aprobó la Carta de la Libertad que ocasionó el arresto de Madiba. El relato se intensifica al hablar de la masacre de Sharpeville. En 1960 se perpetró una masacre inhumana que obligó a Nelson Mandela y a la ANC a dejar de lado las acciones pacíficas y entrar en la lucha armada. Para justificar su elección, pronunció sus famosas palabras: " No soy un hombre violento, pero sólo cuando todas las otras formas de resistencia nos son prohibidas, debemos optar por la lucha armada. " La mayoría de los que están de viaje en Sudáfrica peregrinan a este lugar y completan el tour con la visita al Nelson Mandela Museum en Soweto. Es en esta modesta casa antigua donde Mandela vivió con sus dos primeras esposas.

En el museo del apartheid

Las emociones ligadas a estos lugares ya son motivo para ir, pero el Museo del Apartheid entre Soweto y Johannesburgo también merece la pena una visita. Ahí encontrarás con mucho más detalle, a gran tamaño y excelentemente explicado, material fotográfico y en vídeo dedicado al liberador de la nación y a sus compañeros de lucha.

No hay mejor manera de concluir un día totalmente dedicado a seguir los pasos de Nelson Mandela en Johannesburgo.

David Debrincat
684 contribuciones
Actualizado el 21 mayo 2015
Experiencia añadida !
Puedes añadir otras experiencias a tu proyecto de viaje antes de enviarselo a la agencia local
Ver mi proyecto de viaje