Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Las recetas chinas: mucho donde elegir y sabores excelentes

Una cocina dulce y salada en el norte, otra más dulce en el sur, los platos chinos varían mucho en función de la región. En el este, las especialidades son más amargas y en el oeste, llevan muchas más especias. Estas diferencias culinarias han ido apareciendo con el tiempo, el clima y la diversidad de culturas. Cada uno debe formar su opinión en función de sus preferencias.

Una vez que te hayas decidido, los platos se sirven en grupos de 4 a 5 personas sobre un plato que da vueltas. Todos pueden servirse lo que quieran de un modo muy sencillo. Aquí tienes un resumen de los modos de vida culinarios de los chinos.

La cocina del norte: una cocina basada en el trigo y la carne

Las diferentes cocinas del país son tan numerosas que es necesario escribir varios libros para enumerarlas. Sin embargo, las más comunes son las del norte y del este. En Pekín, los especialidades culinarias (que son bastante consistentes) se preparan con trigo (con raviolis o fideos), carne y condimentos. Y, por supuesto, no te puedes perder el plato tradicional: el famoso pato laqueado a la pekinesa.

Cuando quiero preparar algo chino, siempre me inspiro en la página web "Cocinas del mundo/China". Saben a comida china de verdad y las recetas vienen muy bien explicadas. ¿Un ejemplo de receta del norte de China? Te propongo que prepares un pastel de Dalian, es uno de mis favoritos. Yo he simplificado un poco la receta, pero puedes encontrar la original en internet.

Para la pasta: 200 g de harina y de 130 a 140 ml de agua templada para crear una bola lisa. Déjala reposar durante 30 minutos.

Para el relleno: mezcla 180 g de carne picada de cerdo, un huevo y una cucharada de vino blanco. Añade una cucharada de salsa de soja, 4 cebollas bien picadas, jengibre fresco picado y pimienta.

Corta la pasta en forma de rectángulo, coloca el relleno en el centro y dobla los bordes para cerrarlo. Déjalos en la sartén unos diez minutos para que queden doraditos y... ¡que aproveche!

La cocina del sureste: arroz y pescado

En el este, por la zona de Shanghai, la cocina es mucho más dulce, agria y lleva más especias. Se trata de la región del pescado porque Shanghai es un puerto inmenso. Los amantes del cangrejo y del marisco estofados van a estar encantados. Cuando viajes por China, te aconsejo que no te pierdas las gambas con brotes de bambú o el pollo al vapor preparado en un recipiente de arcilla y presentado en una hoja de loto. ¡Toda una delicia!

Cocina tradicional en wok @flickr-cc-So_P

¿Quieres conseguir los verdaderos sabores cantoneses en tan solo unos minutos? Gracias a las recetas de internet una vez más por darme la oportunidad de saber cómo preparar una salsa deliciosa para acompañar, por ejemplo, unas gambas de aperitivo:

Mezcla una cabeza de ajo picada y 2 lonchas de jengibre fresco picado con... sopa de salsa de soja, sopa de vinagre de arroz tostado, café de miel.

Luego ponlo todo a calentar. Mete la sopa de aceite de sésamo un minuto al microondas (tiene que estar humeante) y luego échala sobre el preparado. ¡Y ya está! Ya puedes mojar tus gambas, o lo que prefieras, en la salsa.

Recetas para festejar el Año Nuevo chino

Se trata de una época del año muy importante. El Año Nuevo chino te permitirá descubrir nuevos sabores y nuevas recetas. ¡Disfrútalo! Todo el mundo comparte su comida y todo tiene muy buena pinta.

Los entrantes te harán sentir en miles de lugares inusuales: te esperan raviolis de mil clases (dim sum). Se recomienda probar las sopas, los estofados y las albóndigas de carne de cerdo (zhen zhu wan). En cuanto a los platos en sí, a los chinos les encanta jugar con las texturas dulces y saladas. Esto puede verse en platos tales como cerdo al caramelo o pollo salteado con nueces de anacardo y piña. La variedad de los menús parece interminable y es sorprendente.

La fondue china también es increíble: puedes mojar gambas, pollo o ternera en un caldo de agua, cebolla picada, cilantro, pimienta, sal y anís estrellado. Para chuparte los dedos. Si todavía no lo has probado, no esperes más y corre a degustar esta maravilla.

De vuelta a casa

Una vez que vuelvas a casa, seguro que tienes ganas de reproducir esos platos y sabores. Pero te darás cuenta de que, incluso en los restaurantes chinos, va a ser difícil que encuentres los mismos sabores que en China.

Lo que te recomiendo es que vayas a la tienda de comida asiática que esté más cerca de tu casa y que pidas consejo al respecto. Y no dudes en busca ayuda en los libros de recetas o en obtener consejos por internet para asociar sabores antes de que empieces a experimentar.

Emilie Joulia
24 contribuciones
Actualizado el 3 agosto 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje