Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Arba Minch, un paisaje impesionante y excepcional

Arba Minch, ciudad del sur de Etiopía, está situada a unos 500 km al sur de la capital, Adís Abeba. Su nombre, que en amárico significa «cuarenta fuentes», se debe a los numerosos manantiales y cursos de agua subterráneos que fluyen por los bosques vecinos. Sin embargo, su fama se debe sobre todo a su ubicación. Situada sobre un promontorio, desde Arma Minch se ve uno de los paisajes más impresionantes y majestuosos de Etiopía: las llanuras de Nechisar y los lagos Abaya y Chamo.

Una región aislada durante mucho tiempo

Hasta 1966 no empezaron las obras para asfaltar la carretera que lleva a la ciudad. Antes, no podía usarse si llovía. La línea telefónica que comunica Arba Minch con la capital no se instaló hasta 1967. A pesar de su desarrollo tardío, la ciudad hoy en día está muy frecuentada, sobre todo por los turistas que van a visitar Etiopía. Tiene muchos lugares de interés: todos los años se organiza allí en diciembre un festival de música y danza, y es un buen alto en el camino hacia el valle del Omo, donde viven muchas etnias de estas regiones apartadas.

El Parque Nacional de Nechisar

Situado al este de la ciudad, el Parque Nacional de Nechisar se creó en 1974 y se extiende en una superficie de más de 500 km2. La mayor parte del lago Abaya y del lago Chamo pertenece al parque nacional, en el istmo que les une, llamado el «puente de Dios». Desde la caída del Derg en 1991, el régimen bajo el cual se creó el parque, su gestión se enfrentó a numerosos problemas: deforestación ilegal de árboles por la leña, pesca ilegal de la que depende mucha gente para vivir, instalación de zonas de población prohibidas y pastoreo no autorizado, que degradan el medio ambiente y dan lugar a la extinción de varias especies locales. Para luchar contra estos problemas medioambientales, la African Parks Conservation asignó un grupo de guardas para proteger el sector y se creó allí una granja de cría de peces.

El parque tiene una gran variedad de animales salvajes, como la cebra de llanura, la gacela de Grant, el dik-dik, el kudú mayor, el chacal, el licaón, el papión oliva, el facóquero, así como una de las últimas manadas de búbalos de Swayne (especie en peligro). También tiene muchos peces, entre ellos la perca del Nilo, pájaros (el parque es considerado como un importante refugio de aves migratorias), y todo ello sin contar con el famoso mercado de cocodrilos, explotados por su piel.

El parque se puede visitar en coche, lo cual permite recorrer distancias mayores e ir en busca de los animales. Sin embargo, el barco también es un buen medio para conocer el lugar. Si sales pronto por la mañana hacia el lago de Chamo, podrás ver hipopótamos y acercarte a los famosos cocodrilos del Nilo. Por último, haciendo senderismo (otra opción) podrás recorrer las recónditas llanuras y la exuberante vegetación.

El pueblo Dorzé

Pueblo

La ciudad de Chencha está situada a 37 km al norte de Arba Minch. En los alrededores se encuentra la etnia Dorzé, caracterizada por sus viviendas en forma de colmena. Antiguamente temibles guerreros, los Dorzé se pasaron al cultivo del ensete (o falso banano) y al tejido de chammas de algodón. Es posible visitar los pueblos, entrar a las casas y ver el trabajo de los tejedores.

La oficina de turismo de Arba Minch, después de la última rotonda de la carretera de Konso, es aconsejable si quieres informarte para hacer excursiones por los alrededores de la ciudad. También ofrecen alquiler de coches y de barcos (para esto último, también puedes ir a la oficina de pesca de Arba Minch).

Loleh Rustenholz
28 contribuciones
Actualizado el 22 abril 2016