Covid-19 - ¿Dónde viajar?Saber más
Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?
China

Hangzhou, un paraíso a orillas del mar

Se vive bien allí. Tiene un clima suave y una vegetación exuberante. Es una de las ciudades más agradables de China para ir de vacaciones.

Es la capital de la provincia de Zhejiang, que limita con el mar de China. Ofrece un patrimonio interesante: desde templos hasta reliquias culturales. Hangzhou es una de las ciudades turísticas más antiguas de China. Siempre ha sido un sitio de moda, tanto para visitas breves como para estancias largas. Hasta el punto de haberse ganado el sobrenombre de «paraíso en la Tierra».

Un lugar con un patrimonio refinado

Ya en el S. XIII lo destacaba Marco Polo. De hecho, se quedó allí un tiempo. Después les tocó el turno a los poetas chinos Bai Juyi y Su Dongpo. En mis sucesivas visitas he podido seguir las huellas de grandes personalidades. Hoy es un lugar de veraneo muy solicitado, pero durante la dinastía Song (siglos XII y XIII) era la capital. Fue una era de gran refinamiento, gracias al auge del comercio de la seda. Su gran puerto fluvial servía de punto de partida para las mercancías.

Hangzhou también es un buen destino para los más intelectuales. Recomendaría visitar el templo de Retiro del Alma «Lingyin», fundado en el S. IV por un monje budista proveniente de la India. Ha sido destruido y reconstruido en dieciséis ocasiones, hasta convertirse en un santuario importante en la ciudad. En el interior hay un Buda de treinta y dos metros de altura, esculpido en madera. Sorprende lo bien proporcionado que está.

Pabellón del lago, Hangzhou

¡La «dolce vita» china!

En sus riberas, islas, palacios y pagodas todo está pensado para garantizar la tranquilidad y espiritualidad. Me encanta pasear olvidándome del reloj, contemplando el agua. He probado varios tés, con matices sutiles y sorprendentes. ¡Cómo no llevárselos a casa! La comida está elaborada delicadamente: el tentempié perfecto para seguir marcha. De allí suelo seguir hacia Qing He Fang, una de las calles tradicionales más famosas. Voy mirando los edificios antiguos y compro unos cuantos pañuelos de seda.

En invierno prefiero ir por Digue Bai, un puente de hierro colado que hay al este de Hangzhou. Cuando se cubre de nieve, los primeros rayos hacen desaparecer los reflejos blancos en la mitad donde da el sol. Da la impresión de que el puente estuviera quebrado. Conquistará a los amantes de las imágenes surrealistas.

Emilie Joulia
24 contribuciones
Actualizado el 20 agosto 2015

Ideas de viaje

  • Clásico
Ruta Senderos de Luz
Aprox. 15 días Desde 2.770 €
unirse a un grupo
  • Clásico
Ferrocarril Transiberiano y Transmongoliano 
Aprox. 18 días Desde 4.550 €
unirse a un grupo
  • Clásico
Recorre la Ruta Avatar
Aprox. 14 días Desde 2.180 €
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje