Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Puerto Viejo, terreno tranquilo sobre un mar agitado

No siempre es fácil llegar a Puerto Viejo cuando solamente se disponen de dos semanas de vacaciones. De hecho, al estar lejos de los demás puntos de interés del país, no es un importnate destino turístico de Costa Rica y por ello... Es la oportunidad de conocer esta nueva faceta del país y ver algunos animales en libertad por la carretera. Y para los aficionados del surf, Puerto Viejo es el lugar ideal.

Una ciudad tranquila

A primera vista, no es una ciudad que desborde por su increíble encanto arquitectónico, es más bien parecido a un pueblo de pescadores, y el tiempo no siempre es de color de rosa: llueve y hace viento casi todos los días, lo que no incita demasiado a bañarse. Sin embargo, es muy apreciado por todos los surfistas.

Rápidamente nos quedamos seducidos con el encanto de este pueblo costero de influencia caribeña. Siempre muy animado, hay conciertos casi todas las noches en los distintos bares del centro. También pudes probar los deliciosos platos de algunos restaurantes de cocina variada y alternativa.

Por el día hay pocos coches en movimiento, así que puedes alquilar una bicicleta en alguna de las numerosas tiendas de alquiler y recorrer las hermosas playas ubicadas a tan sólo 15 minutos del centro.

Es además la oportunidad de intercambiar tu ropa vieja en las tiendas de segunda mano, así como cambiar tus libros por los que hay en los cafés que ofrecen esta opción.

Puerto Viejo no es el destino principal al que a uno se le viene a la cabeza por primera vez, pero si tienes tiempo, haz una parada y toma tiempo para descansar y disfrutar de este ambiente relajado...

El parque de Cahuita: entre selva y calas

Los alrededores y los parques

Una vez instalado en el pueblo de Puerto Viejo, alquila una bicicleta durante un día para pasear por el Centro de Ayuda para los Animales, que está situado en la carretera de Manzanillo. La entrada no es regalada, pero será la oportunidad de ver de cerca a los animales de la región. El centro se dedica a la recuperación y cuidado de los animales perdidos o en mal estado antes de liberarlos de nuevo en la naturaleza. Durante el trayecto en bicicleta, abre bien los ojos, seguramente tendrás la oportunidad de ver a perezosos y monos en libertad, colgados de los árboles del camino. Para los más valientes, se puede ir a Manzanillo, ubicado a 15 km de Puerto Viejo, y visitar su desconocido parque nacional. 

Tras haber realizado el recorrido de Puerto Viejo y sus playas, acércate a Cahuita, a 1 hora por carretera. El pueblo es más grande y más tranquilo que Puerto Viejo, y es igualmente encantador. También puedes ir al Parque Nacional de Cahuita, poco conocido por los turistas, pero igualmente hermoso y sorprendente. Sigue el sendero que serpentea por esta selva de la costa pantanosa y disfruta de sus calas escondidas. Un arrecife de coral te asegura un buen chapuzón. El color azul del cielo hará que no lamentes haber venido. A la salida del parque, un bar te oferece algunas bebidas refrescantes, sándwiches y algunos trozos de frutas que te vendrán fenomenal tras haber caminado por varias horas.

Para visitar Puerto Viejo, sus playas, parques y los alrededores, calcula 4 días.

Justine et Clément
19 contribuciones
Actualizado el 19 octubre 2015