Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Descubrir Kerlingarfjöll

Pasar por Kerlingarfjöll implica parar en un lugar que nada parece poder perturbar, en mitad de las montañas y del desierto.

En mitad de la nada, te encontrarás de todo

Durante tu viaje por Islandia, si decides ir por la mítica F35, seguramente pasarás alguna noche en Kerlingarfjöll. Este pequeño lugar es prácticamente la única "civilización" que te encontrarás en la región, en el sentido de que allí podrás acampar, dormir bajo techo o incluso comer en un restaurante (caro).

Tras pasar largas horas mal sentado en tu coche y avanzando a duras penas por los baches de la carretera, será un auténtico placer encontrarte con algo de confort al llegar a Kerlingarfjöll. Con un decorado de ensueño, entre acantilados, montañas y preciosos paisajes, la llegada a este sitio es un regalo para la vista que le encantará a todos los miembros de tu familia (si es que viajas en familia, claro está).

Si te apetece disfrutar un poco más del lugar, que sepas que si bordeas el río por la orilla derecha yendo desde el camping podrás acceder a unos manantiales de agua caliente con una piscina. Aunque allí no se hace ningún tipo de mantenimiento, el lugar es bonito y podrás bañarte relajadamente disfrutando del calor de estas aguas, normalmente tranquilas.

La geotermia de Islandia

Si viajas por Islandia para saciar tu sed de descubrimientos y para aprender más sobre los fenómenos geotérmicos típicos de este país, no dudes bajo ningún concepto en hacer senderismo por los alrededores de Kerlingarfjöll.

Las fumarolas de Hveraladir

En efecto, a unas dos horas de caminata, te esperará el valle de Hveradalir, un decorado color ocre de humo y calor totalmente alucinante. Las fumarolas llenan el aire de una atmósfera extraña, los colores van cambiando con el paso de los días y te dará la impresión de que el mundo se está creando a tu alrededor. Es el propio corazón de la Tierra el que late bajo los pies de los valientes visitantes.

Como algunas travesías pueden ser duras debido a las condiciones meteorológicas inciertas, prepárate para subir abruptas pendientes, chapotear en enormes charcos de barro o cruzar por algunos puentes de aspecto algo inseguro. Sin embargo, si eso te asusta, podrás pasar por la carretera que domina Kerlingarfjöll y así evitar algunos pasos peligrosos. Aunque la aventura perderá un poco de gracia, al menos será más sencilla
.

Cedric Tinteroff
119 contribuciones
Actualizado el 18 septiembre 2015
Experiencia añadida !
Puedes añadir otras experiencias a tu proyecto de viaje antes de enviarselo a la agencia local
Ver mi proyecto de viaje