Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Travesía de los Tatras occidentales hacia Eslovaquia.

Las joyas de Polonia, los Tatras marcan la frontera con Eslovaquia. Esta área protegida atrae a los viajeros por su lado natural y su accesibilidad. Zakopane es una agradable localidad, que en temporada alta se transforma en una inmensa estación de deportes de invierno. La travesía de los Tatras occidentales es accesible desde primavera hasta otoño, permitiendo a cualquier senderista que esté en buena forma llegar hasta Eslovaquia.

En ruta hacia Zakopane

Sin duda, vuestros primeros pasos en Zakopane os llevarán hasta Tadeusza Kościuszki, la arteria principal que conduce hasta el centro de la ciudad. La arquitectura conservada de las fachadas al estilo de refugio de montaña es sorprendente y muy agradable. Da la impresión de ser una ciudad deportiva donde la vida es buena, aunque a veces pueda parecer que las tiendas "para turistas" están demasiado presentes.

Casa tradicional en Zakopane

Fiebre del sábado noche en el teatro

Zakopane es la capital polonesa de los deportes de invierno, donde varias veces se han celebrado los mundiales de esquí nórdico, y que recientemente fue candidata a la organización de los juegos olímpicos de invierno. Los superlativos no se detienen ahí: las montañas Tatra son una cordillera donde en apenas 26 km se concentran más de diez picos de más de 2600 m de altitud.

Por la noche, id al teatro Wikacy. Esta sala ofrece numerosos espectáculos que hasta pueden ser sorpendentes. Por ejemplo, durante mi visita, y en homenaje a Wladyslaw Trebunie, músico de la región montañosa de Podhale, el grupo popular Trebunie Tuki instó a los Twinkle Brothers, un grupo de músicos de Jamaica. Si tuviéramos que estar convencidos, aquí veréis que los poloneses saben divertirse y son de espíritu amable con los turistas.

Dos días en los caminos de pastores a través de la montaña

Desde Zakopane salen numerosas excursiones, incluyendo al Parque Nacional de los Tatras (hay que pagar la entrada).

Ir por ejemplo a Kiry, a pocos kilómetros de la ciudad, donde se inicia un sendero a lo largo del río Chocholowski. Después de aproximadamente dos horas de caminata, se llega a unos pastizales donde pastan las ovejas. Si apreciáis este ambiente bucólico, haced una parada en el albergue Schronisko Gorskie ubicado en un hermoso edificio de piedra de los Tatras. Hay disponibles varias opciones, desde dormitorios hasta alcobas. No esperéis un alojamiento ultra-lujoso, sino un entorno realmente acogedor y familiar.

Desde el albergue, en un buen día de caminata, podréis llegar a Eslovaquia. Desde la aurora podréis emprender el sendero que comienza a los pies de los edificios de dos horas de subida. Llegados a 1600 metros sobre el nivel del mar en la cresta entre Polonia y Eslovaquia, la vista es impresionante. Es hora de bajar a Eslovaquia y Liptovský Trnovec donde el lago es precioso. He aquí un ejemplo de caminata posible en los Tatras.

Gaëtan MOLENE
46 contribuciones
Actualizado el 24 marzo 2016