Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?
Covid-19 - COVID-19 : ¿Dónde viajar?Saber más
Sri Lanka

Costa del sur: una playa que se extiende al infinito

Sentir cómo la arena fina se desliza por tus pies. Tomar el sol mientras lees en la playa. Explorar los fondos marinos mientras los buceas. Ir a ver a los pescadores de la isla. Disfrutar de un buen pescado a la brasa con los pies metidos en el agua. Esto es lo que le espera al viajero que decida ir a la costa sur cuando viaje por Sri Lanka.

Weligama: pesca con sedal en las alturas

Pescar montado en zancos es una vieja costumbre que las familias de pescadores de Galle fueron transmitiendo de generación en generación. Uno de los lugares en los que se puede observar esta técnica ancestral es la ciudad portuaria de Weligama. Y los nativos lo han captado a la perfección. Tanto es así que el que quiera sacar una foto de los pescadores tendrá que pagar.

Mirissa: música, ballenas y pescado a la brasa

Mirissa se ha hecho muy famosa, en especial por sus excursiones para ir a observar ballenas. Sus playas están atestadas de gente, pero aun así, conservo un bonito recuerdo de ellas. La playa principal recuerda a Tailandia, ya que también cuenta con numerosos restaurantes y bares donde se puede festejar casi toda la noche. Delante de casi cada bar, podrás encontrar un mostrador con el pescado fresco del día. Tan solo tendrás que escoger tu pescado favorito y sentarte a disfrutarlo. Si lo que buscas es algo más tranquilo, viaja por la costa en dirección al templo de Bandaramulla. Te darás cuenta de que enseguida dejarás de ver gente. Si quieres saber más, no te pierdas mi blog.

.

Mirissa de noche...

Talalla, la secreta

La mayoría de los viajeros pasan por la playa de Talalla sin siquiera darse cuenta y casi es mejor así. Sin embargo, la carretera que una Mattara con Mirissa pasa a un centenar de metros de ahí. No soy capaz de describir lo que sentí cuando vi esta playa por primera vez. Una sensación de espacio, de inmensidad, calma y soledad.

En cuanto al alojamiento, no mucho entre lo que elegir, puesto que hay muy pocos terrenos en los que se puede edificar y los establecimientos se pelean por ellos. En Talalla no hay mucho que hacer salvo sentarse y pararse a observar la naturaleza. Todas las mañanas, los alumnos de una escuela del pueblo van a la playa para practicar deporte. Un rincón de la bahía está reservado para que los pescadores restauren sus embarcaciones de madera. Y por la noche, desde el acantilado al este de la playa, el atardecer te ofrece un espectáculo único.

Tangalla y sus calas

La costa oeste de Tangalla cuenta con, al menos, una decena de calas con mucho encanto, cada una mejor que la anterior. Son el lugar perfecto para aquellos a los que les gustan las vacaciones de relax.

Tómate tu tiempo para pasear a lo largo del sendero de la costa que una Tangalla con Goyambokka y que atraviesa una gran parte de las playas de la ciudad. Cuando estaba caminando sobre un tronco situado encima del agua, escuché el graznido de un pájaro. Y de repente me encontré con un pavo. Estaban por todas partes, en las ramas, bajo los árboles, por todo el camino.

Tangalla es asimismo el lugar perfecto para observar tortugas verdes del lado de la playa de Rekawa. La mejor época para visitar esta región es de abril a septiembre.

Paul Engel
68 contribuciones
Actualizado el 21 mayo 2015

Ideas de viaje

  • Clásico
Triángulo cultural, Colombo y Té 
Aprox. 10 días Desde 830 €
  • Viaje alternativo
Animales salvajes, templos y mar en ecolodge 
Aprox. 11 días Desde 1.030 €
  • Clásico
Los ineludibles de Ceilán
Aprox. 11 días Desde 1.240 €
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje