Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Descubrir la naturaleza en el parque de Skaftafell y en el Jokulsarlon

Para todos los amantes de la naturaleza y del senderismo, el parque de Skaftafell es un paraíso. El lago helado de Jokulsarlon, a algunas decenas de kilómetros, es el plato fuerte para la mayoría de los visitantes.

El parque de Skaftafell

El Parque Nacional se fundó en 1967. Es el más extenso del país y engloba el inmenso glaciar de Vatnajokull. Como en todos los parques nacionales, respeta el lugar durante tu visita: no arranques flores o plantas, recoge tu basura y, sobre todo, no te salgas de las rutas para no estropear la vegetación de alrededor.

En el parque, hay multitud de rutas posibles y lugares de interés. Podrás obtener más información sobre los itinerarios y las condiciones meteorológicas en el centro de visitantes. Estos son algunos de mis sitios preferidos.

A una hora de caminata (ida y vuelta), podrás ir a los pies del glaciar y la lengua glaciar de Skaftafellsjokull. Al otro lado, la cascada de Svartifoss con sus reconocibles órganos basálticos, es de fácil acceso. Podrás llegar haciendo una ruta de hora y media a pie. Si sigues hasta Sjonarsker, podrás contemplar unos paisajes impresionantes. A lo largo del camino, te cruzarás con distintas cascadas, así como granjas antiguas con el tejado de turba. Si subes un poco más, hay un mirador que da al valle y a la lengua glaciar de Skaftafellsjokull. 

Mucho más a lo lejos, los picos de Kristinartindor dominan el parque. Calcula un día largo de caminata para ir hasta allí. Al norte de Skaftafell, podrás ver bancos de arena volcánica en Morsaldalur.

El volcán de Laki se encuentra al suroeste del parque. La erupción que hubo en 1787 fue muy impresionante. La nube de cenizas resultante cubrió una parte de Europa durante varios meses, causando malas cosechas, entre otras cosas. Esa fue una de las causas de la Revolución Francesa. Es difícil acceder al Lakaligar, necesitarás un todoterreno. Al final de una pista de 50 kilómetros, los 135 cráteres alineados impresionan bastante.

Parque de Skaftafell

El lago de Jokulsarlon

Después del parque de Skaftafell, Jokulsarlon es de obligada visita. Este lago glaciar, el mayor de Europa, es emblemático del país, con sus icebergs flotando en la superficie. Sin importar el tiempo que haga, ver estos bloques de hielo flotando sobre el agua de color azul intenso es siempre un espectáculo mágico. Alrededor del lago, cuando hace bueno, hay focas descansando tranquilamente o jugando sobre los bloques de hielo de la superficie. La vocalización de las focas es impresionante, sorprendente e inesperada. El lago se puede rodear en parte a pie por la playa de arena negra, pero no te acerques demasiado a las focas porque son animales salvajes que necesitan tranquilidad.

El lago es muy popular, sirvió de decorado para las películas de Lara Croft y James Bond (Muere otro día). En invierno, entre noviembre y marzo, quizá tengas la suerte de ver auroras boreales sobre el lago.

Tanto en verano como en invierno, podrás llegar a Skaftafell y al Jokulsarlon en autobús o en coche utilitario. Así, si pasas una semana en Islandia, podrás ir fácilmente a descubrir unos paisajes magníficos.

Marielle Awad
116 contribuciones
Actualizado el 29 septiembre 2015