Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Turkmenistán, un entorno difícil

Tierra salvaje, hostil, de aventuras y desafíos, Turkmenistán se extiende por un entorno bastante duro para el asentamiento humano ​​y posee recursos petrolíferos muy codiciados.

El entorno natural de Turkmenistán


Turkmenistán se define, principalmente, como una meseta baja. La mayor parte de su territorio está cubierto de tierra arenosa, un desierto infinito y llanuras. El desierto de Karakum, salpicado con algunos oasis, que se encuentra en el corazón del país y ocupa el 80% del territorio, promete momentos inolvidables durante una estancia en Turkmenistán. Se caracteriza por la presencia de takyrs, una especie de pozos creados por los fuertes vientos que lo recorren. En el sur del país, prevalecen las montañas de Kopet Dag que se extienden sobre los contrafuertes afganos y alcanzan los 2.940 metros de altitud. Turkmenistán se encuentra en un entorno complicado debido a a fuertes movimientos sísmicos, que se encuentran entre los más peligrosos del mundo. El último terremoto fue en 1948 y destruyó la capital.
Más al este, la llanura anuncia los desfiladeros más altos del país, a más de 3.000 metros de altura.
El Amu-Daria, el mayor río de la región, muestra muy bien las dificultades del entorno de Turkmenistán para el suministro de agua. Compartido con los países vecinos, los límites no son claros y ha sido la creación de un gran canal lo que ha podido salvar la agricultura turcomana, rica en algodón, frutas y verduras. Este río sigue siendo la fuente de contínuos conflictos, sobre todo con Uzbekistán.
Turkmenistán tiene una línea costera a orillas del mar Caspio, en una llanura árida, donde aparecen algunas islas pequeñas, incluyendo Daradja. El puerto principal es un problema económico importante en relación con el gas natural y los yacimientos más importantes se encuentran en el delta del Murghab.

Río Amur Daria


Clima


Para prepararte mejor para un viaje a Turkmenistán, debes tener en cuenta que su clima de tipo continental es especialmente duro. Los inviernos son severos, fríos y difíciles, mientras que los veranos son calurosos. La humedad que prevalece en la costa se sustituye por la sequía del centro, donde las tormentas de arena son frecuentes.

Caroline Guibert
26 contribuciones
Actualizado el 2 diciembre 2015
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje