Mi espacio personal

5 destinos donde viajar con niños para ver animales salvajes

El actualizado el

Viajar en familia es una gran oportunidad para descubrir el mundo con tus hijos. Juntos os sorprenderéis con paisajes increíbles al mismo tiempo que viviréis cosas maravillosas. Hay, sin embargo, una actividad que emocionará a todos más que cualquier otra: observar vida salvaje potenciará la imaginación de pequeños y mayores por igual. Caroline, fundadora del blog Voyage Family, comparte con nosotros sus destinos favoritos para viajar en vacaciones en familia y observar vida salvaje.

Sudáfrica para ver a los “Big Five

Sudáfrica es el destino ideal para familias que buscan la máxima expresión de la naturaleza y vida salvaje. Con un nivel de comfort inigualable en el continente africano y sus numerosos parques nacionales donde ir de safari con los niños, el sueño de ver leones, leopardos, elefantes, búfalos y rinocerontes puede hacerse realidad en un abrir y cerrar de ojos.

Imagina explorar la sabana africana, con tus hijos observando por sus prismáticos, emocionados por compartir todo lo que ven contigo. Y por si fuera poco, por la noche dormir en lodges perdidos en el corazón de la sabana y al tiempo que cerráis los ojos, oír la ajetreada vida salvaje reconstruyendo el mundo. Una experiencia familiar inolvidable.

¿Cuándo?

Durante todo el año, pero la mejor época es entre abril y octubre.

Edad mínima

No hay restricciones en los Parques Nacionales, pero preferiblemente a partir de los 5 años.

----

Sri Lanka para ver a los elefantes asiáticos

Si por el momento no podéis ir a África, empezad como nosotros haciendo un safari en Sri Lanka. Muchos safaris en parques como el Minneriya y Uda Walawe están bien organizados y son asequibles para ir con niños, además de ser menos caros. Tendréis la oportunidad de observar en familia al rey de la isla, el elefante asiático.

Nunca antes había visto a mis hijos tan impresionados. Por supuesto hay que decir también que las vistas y paisajes son fantásticos.
Caroline Krauze

Como en los grandes safaris, se sale temprano por la mañana con un guía privado en jeep. No os preocupéis, rápidamente los ojos cansados por dormir poco, ¡se transformarán en ojos brillando de felicidad! De repente os encontraréis nariz con nariz (o, mejor dicho, nariz con trompa) con manadas de elefantes. Nunca antes había visto a mis hijos tan impresionados. Por supuesto hay que decir también que las vistas y paisajes son fantásticos.

¿Cuándo?

Durante todo el año, pero la mejor época es entre noviembre y abril.

Edad mínima

No hay restricciones en los Parques Nacionales, pero preferiblemente a partir de los 5 años.

---

Quebec para ver ballenas

En Tadoussac, inmediatamente te darás cuenta de que esta pequeña ciudad de Quebec en el estuario de St. Lawrence bien merece una visita. Mientras caminéis por las orillas del río, os frotaréis los ojos pensando: “¿Acabo de ver una ballena soltando agua o estoy soñando?”. Podéis estar tranquilos de que no ha sido un espejismo: el increíble ecosistema marino de este lugar lo convierte en un hábitat adecuado para estas enormes criaturas marinas, que se encuentran aquí en docenas.

Para ver a las ballenas más de cerca, merece la pena hacer un safari acuático en familia (con niños de a partir de 5 años). ¡Es toda una experiencia subirse a una pequeña zodiac y pararse a pocos metros de las ballenas, pudiendo comprobar su (enorme) tamaño y su (impresionante) fuerza!

¿Cuándo?

De mayo a octubre.

Edad mínima

A partir de 5 años, pero puede variar según la compañía turística.

---

Laponia para ver a los renos de Papá Noel

No se si Papá Noel existe realmente, pero desde luego que sus renos sí. Los vi con mis propios ojos (y todavía sigo sin creérmelo). En la vida real son mucho más monos y suaves que como parecen en las fotos.

Pudimos acercarnos a ellos en la Laponia Finlandesa. Allí, muchas granjas ganaderas acogen a familias con niños para mostrarles estos animales árticos. Adentraros en lo profundo del bosque, en su hábitat natural, y darles liquen de comer. ¡Les encanta! Yo me hubiese quedado con ellos durante horas.

Allí, muchas granjas ganaderas acogen a familias con niños para mostrarles estos animales árticos.
Caroline Kauze

Para aumentar la magia, dar un paseo en trineo tirado por vuestros nuevos amigos. El paisaje es mágico y ¡os reiréis un montón en cuanto empiecen a galopar!

En cuanto al frío, efectivamente las temperaturas bajan de 0 grados. Pero con trajes térmicos y desde el mes de marzo para adelante, es un sitio mágico para visitar con niños de 10 años o más.

¿Cuándo?

De diciembre a abril.

Edad mínima

No hay edad mínima, pero preferiblemente a partir de los 10 años.

---

Omán para ver tortugas

Omán se está convirtiendo en un destino muy popular para viajar en familia. Ofrece muchísima hospitalidad, paisajes fabulosos y un alto nivel de seguridad para viajeros. ¡Factores imprescindibles que harán que queráis ir!

Pero yo, personalmente, sueño con viajar a este país por otra razón: para ver a las tortugas gigantes dar a luz en las preciosas playas de Ras El Jinz y Ras Al Haddad. Vienen en centenares y preparan nidos en la tierra, enfrente de sus mayores fans (¡nosotros!). Ponen sus huevos y se van lentamente, con cierta sensación de logro, de vuelta a las olas del mar, donde desaparecen. Una experiencia realmente conmovedora.

¿Cuándo?

De septiembre a noviembre para ver a las tortugas desovar.

De noviembre a diciembre para verlas incubar.

Edad mínima

No hay restricciones, pero preferiblemente a partir de los 5 años.

-------

¿Tienes preguntas o te gustaría pedir un presupuesto orientativo? Los agentes locales hispanohablantes de Evaneos estarán encantados de hablar contigo e informarte. ¡No dudes en ponerte en contacto con ellos!