Covid-19 - Destinos seguros a los que viajar
Destinos
Mejores destinos en América Central
Otros destinos en América Central
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

10 espacios naturales imprescindibles para descubrir la increíble biodiversidad de Madagascar

Por Seb & Laura - Les Globe Blogueurs, el

Madagascar es un destino ideal para amantes de la naturaleza. Es uno de los 34 puntos calientes o hotspots de la biodiversidad mundial. Lémures, camaleones, ranas y aves viven en una infinita variedad de paisajes que es imprescindible proteger.
El Parque Nacional del Tsingy Rojo en MadagascarEl Parque Nacional del Tsingy Rojo en MadagascarEl Parque Nacional del Tsingy Rojo en MadagascarEl Parque Nacional del Tsingy Rojo en Madagascar

Desde playas de arena fina hasta bosques tropicales y extraordinarias formaciones rocosas, descubre, de norte a sur, los paisajes más bonitos de Madagascar:

  • El Parque Nacional de la Montaña de Ámbar

  • Parque Nacional de Masoala

  • Los tsingys

  • La isla de Santa María

  • La avenida de los Baobabs en Morondava

  • Los arrozales de Ranomafana

  • La Reserva Comunitaria de Anja

  • El macizo del Makay

  • El Parque Nacional de Isalo

Descubrir los lugares naturales sagrados

Empieza tu viaje por los paisajes más bonitos de Madagascar adentrándote en la selva tropical del Parque Nacional de la Montaña de Ámbar. Descubre junto con la comunidas de guías locales las tradiciones sagradas que esconden las 18 cascadas y 6 lagos de este increíble lugar.

Cascada de la Montaña de Ámbar en MadagascarCascada de la Montaña de Ámbar en MadagascarCascada de la Montaña de Ámbar en MadagascarCascada de la Montaña de Ámbar en Madagascar

Si te adentras en la naturaleza encontrarás especies endémicas como el microcebus rojo, el primate más pequeño del mundo. Llévate un buen impermeable y un buen calzado para explorar la selva con mayor comodidad.

Inmersión en la selva del Parque Nacional de Masaola

Continúa tu aventura en la selva visitando el Parque Nacional de Masoala. Como recordó el botánico Martin Calmander, filmado por Yann-Arthus Bertrand, "este bosque es tan denso que el 90% de la luz solar nunca llega al suelo". Esta zona tiene uno de los niveles más altos de biodiversidad y endemismo del planeta.

El Vari rojo en el Parque Nacional de Masoala, MadagascarEl Vari rojo en el Parque Nacional de Masoala, MadagascarEl Vari rojo en el Parque Nacional de Masoala, MadagascarEl Vari rojo en el Parque Nacional de Masoala, Madagascar

No nos sorprende que el parque figure en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO. Observa con atención tu alrededor para ver un bosque tropical poco explorado que alberga una excepcional fauna, como la rana de tomate, el gorgojo jirafa o el aye-aye. Situado en una península, la selva se encuentra con el mar cristalino. Así puedes continuar descubriendo este paraíso bajo el agua, practicando snorkel o buceo.

Maravillarse con las esculturas naturales de los tsingys

La primera vez que veas las formaciones geológicas de los tsingys te quedarás sin palabras. Los tsingys forman parte de la asombrosa biodiversidad y paisajes de Madagascar.  Estas formaciones de piedra caliza han sido causadas por la erosión y hoy se han convertido en los "bosque de piedra" más grandes del planeta.

Tsingys de Bemaraha en MadagascarTsingys de Bemaraha en MadagascarTsingys de Bemaraha en MadagascarTsingys de Bemaraha en Madagascar

Contempla estos afilados pináculos en el Parque Nacional de Bemaraha o el del Ankarana. Los impresionantes puentes colgantes sobre los cañones te permiten subir a la cima para apreciar toda la belleza natural.

Observar las ballenas en la isla de Santa María

Si Madagascar es conocida por sus traviesos lémures, hay otro animal único que solo encontrarás de junio a septiembre: la ballena jorobada. Ver este colosal cetáceo es la mejor experiencia a vivir en la isla de Santa María, en el noreste del país.

Ballena frente a la isla de Santa María, MadagascarBallena frente a la isla de Santa María, MadagascarBallena frente a la isla de Santa María, MadagascarBallena frente a la isla de Santa María, Madagascar

Si te das un baño en sus aguas turquesas, quizás tienes la suerte de avistarlas en la distancia. Otra opción es subirse a un piragua o un catamarán para admirarlos de cerca. Existe una pauta de buena conducta para fomentar la observación respetuosa y sostenible de estos animales.

Sentirse pequeño en la avenida de los Baobabs en Morondava

¿Te sientes pequeño frente a estas criaturas marinas gigantes? Esperate a llegar a la avenida de los Baobabs en Morondava. Separados unos de otros, sus troncos hinchados y esbeltos destacan en el paisaje. Una ramificación desordenada y gráfica corona sus puntas.

La avenida de los Baobabs en MorondavaLa avenida de los Baobabs en MorondavaLa avenida de los Baobabs en MorondavaLa avenida de los Baobabs en Morondava

Más allá de su belleza, los baobabs encharcados son depósitos esenciales para las aves sedientas. Disfruta de este lugar en diferentes momentos del día. Al atardecer, disfruta observando sus siluetas perfectas reflejadas ante un cielo resplandeciente.

Visitas los arrozales de Betafo

Retomando la RN7, cerca de Antsirabe, llegarás a la región de las Tierras Altas. Un mosaico de campos cultivados se extiende por este territorio de colinas. También encontrarás los tradicionales campos de arroz en las terrazas de Betafo.

Mujeres sentadas con sus bolsas de arroz en Betafo, MadagascarMujeres sentadas con sus bolsas de arroz en Betafo, MadagascarMujeres sentadas con sus bolsas de arroz en Betafo, MadagascarMujeres sentadas con sus bolsas de arroz en Betafo, Madagascar

Los diferentes elementos, desde la tierra hasta la cáscara de arroz, conforman una paleta de colores única. Conoce Betafo y la vida cotidiana de sus arroceros. La mejor época para visitar los campos de arroz es en abril, durante la cosecha de arroz.

Encontrar el escarabajo jirafa en el Parque Nacional de Ranomafana

Continúa por la RN7 para luego llegar al Parque Nacional de Ranomafana. A partir de aquí, un o una guía local te acompañará por los senderos de esta selva. Por el camino, aprende más sobre el gracioso escarabajo jirafa, el hapalemur dorado o el sifaka de Milne-Edwards. Tendrás muchas ocasiones para verlos gracias a la experiencia de los guías del parque que te acompañarán. Recuerda llevar ropa larga e impermeable para evitar las sanguijuelas, abundantes en este ecosistema.

Parque Nacional de Ranomafana, MadagascarParque Nacional de Ranomafana, MadagascarParque Nacional de Ranomafana, MadagascarParque Nacional de Ranomafana, Madagascar

Encontrarse los maki catta en la Reserva Comunitaria de Anja

Al sur de Ranomafana, te recomendamos hacer una parada en Anja. Aquí, la población local ha creado una reserva natural comunitaria y ellos mismos te guiarán y te enseñará lo mejor de su naturaleza. Está dominada por enormes rocas caídas, que sirven de miradores naturales y ofrecen una vista impresionante de todo el paisaje. En Anja, los "maki catta" descansan tranquilamente porque están acostumbrados a la presencia de las personas. Con su mirada traviesa y su larga cola anillada, estos lémures son fácilmente reconocibles y entrañables.

Camaleón, MadagascarCamaleón, MadagascarCamaleón, MadagascarCamaleón, Madagascar
Maki catta en la reserva de Anja, MadagascarMaki catta en la reserva de Anja, MadagascarMaki catta en la reserva de Anja, MadagascarMaki catta en la reserva de Anja, Madagascar

Aventurarse en el macizo del Makay

El macizo de Makay es un increíble santuario natural constituido por una multitud de cañones formados por la erosión, en los que subsisten islotes de vegetación que albergan especies en su mayor parte desconocidas. El aislamiento casi completo de la fauna y flora que viven en estos últimos rincones de vegetación desde hace millones de años ha creado una especie de Edén inaccesible del que algunas partes todavía no han sido exploradas por el hombre. De difícil acceso, recomendado para los adeptos al trekking y los más aventureros, el macizo de Makay promete inolvidables recuerdos en uno de los lugares más fascinantes del mundo. Organiza esta ruta con una agencia local de Evaneos, que te acompañará en todos y cada uno de los pasos de la organización.

Josiane
La Agencia de
Josiane

Especialista en viajes inolvidables por Madagascar
120 comentarios

Explorar las tierras áridas del Parque Nacional de Isalo

De más fácil acceso, el Parque Nacional de Isalo es un macizo montañoso de arenisca perteneciente al periodo jurásico, formado por escarpados acantilados y profundos cañones, así como ríos y cascadas. Isalo cuenta con una rica flora compuesta por más de 400 especies, con una palmera endémica que ha encontrado su propio sistema de adaptación para combatir la falta de agua.

Cañón en el Parque Nacional de Isalo, MadagascarCañón en el Parque Nacional de Isalo, MadagascarCañón en el Parque Nacional de Isalo, MadagascarCañón en el Parque Nacional de Isalo, Madagascar

A lo largo del curso de agua, la vegetación vuelve a cambiar. Preparate para ver varias especies endémicas así como una fauna única, como los lémures pardos, los camaleones de hoja o las ranas doradas. Antes de irte, disfruta de un baño refrescante en una de sus cascadas impresionantes. En Isalo las distancias son bastante grandes, así que para llegar a la entrada del parque o al inicio de vuestro recorrido necesitarás un vehículo todoterreno.

Más inspiración