Covid-19 - ¿Dónde viajar?Saber más
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?
Parc des Dunes de Corralejo

Parc des Dunes de Corralejo (Islas Canarias)

Informaciones prácticas sobre Parc des Dunes de Corralejo

  • Familia
  • Playa / Estación Balnearia
  • Reserva natural / Observación de Fauna / Safari
  • Turismo Responsable
  • Lejos de los caminos trillados
4 / 5 - 2 opiniones
Cómo ir
A pocos minutos de Corralejo en coche
Cuándo viajar
De junio a septiembre
Duración mínima
Un día

Opiniones de viajeros sobre Parc des Dunes de Corralejo

Simon Hoffmann Gran viajero
238 opiniones en total

El parque natural de Corralejo es una gran extensión de arena al norte de la isla de Fuerteventura. Es un lugar importante de anidación para ciertas aves.

Aconsejo:
El parque natural de Corralejo está rodeado de playas largas y bonitas. Os animo a ir a dar una vuelta. Si queréis sacarle partido al litoral y deslizaros por la arena, estáis en el lugar indicado.
Mi opinión

Al sureste de la localidad de Corralejo se encuentra el parque natural del mismo nombre. Es un parque muy característico, un pedazo de desierto lleno de dunas y playas de arena blanca. El paisaje se caracteriza también por sus montañitas, que, más que montañas, son en realidad colinitas con relieves suaves.

Aunque normalmente nos imaginamos el desierto vacío de vida, el parque alberga ejemplares de flora y fauna, sobre todo reptiles y aves. Un paseo por las dunas del parque natural de Corralejo es muy agradable, te lo recomiendo de todo corazón. Aviso a los viajeros deportistas más motivados: cada año se celebra un maratón de 21 km por mitad del área protegida.

Anne Vergnaud Gran viajero
36 opiniones en total

Una inmensidad de arena blanca y fina, sacudida por el Atlántico.

Aconsejo:
¡Pensad en llevaros una cometa!
Mi opinión

Durante mi estancia en Fuerteventura, descubrí el Parque Natural de las Dunas de Corralejo. Es un espacio natural protegido y alejado de toda construcción turística, lo que garantiza cierta tranquilidad.

Al no haber grandes aparcamientos acondicionados, dejé el coche al borde de la carretera; tanto mejor. Atravesé las dunas, aún vírgenes, para llegar hasta la playa. No hay una estructura especial para facilitar el acceso, así que uno tiene que ir por ellas bajando las pequeñas depresiones y luego subiendo un poco. Con vistas al océano, me encantaba ir allí por la mañana temprano antes que los demás, para disfrutar de la inmensidad de las Dunas de Corralejo y del agua. Debo reconocer que en esa zona los vientos soplan fuerte, y a partir del mediodía se puede ver muy concurrida por aficionados a los deportes náuticos.

También podéis ir a disfrutar de las dunas e intentar ver animales salvajes, especialmente aves. ¡Aunque debo reconocer que lo que mayormente vi fueron conejos!

¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje