Destinos
Mejores destinos en Medio Oriente
Otros destinos en Medio Oriente
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?
Jerusalén

Jerusalén

Informaciones prácticas sobre Jerusalén

  • Lugar o Monumento religioso
  • Yacimiento arqueológico
  • Museos
  • Lugar o Monumento histórico
  • Patrimonio Mundial de la Unesco
  • Imprescindible
5 / 5 - 3 opiniones
Cómo ir
A 1 h en autobús de Tel Aviv
Cuándo viajar
De junio a septiembre
Duración mínima
3 a 5 días

Opiniones de viajeros sobre Jerusalén

Rodolphe Ragu Gran viajero
33 opiniones en total

Mosaico de barrios que poseen una identidad cultural muy marcada, Jerusalén posee atracciones turísticas tales como el muro de las Lamentaciones, la iglesia del Santo Sepulcro o la Cúpula de la Roca, tres monumentos que hacen que esta se convierta en un lugar sagrado para las tres religiones monoteístas.

Aconsejo:
Una vez que hayas decidido las fechas en las que vas a viajar por Israel, reserva en cuanto puedas una habitación en el casco viejo de la ciudad para poder impregnarte mejor de esa atmósfera espiritual tan única.
Mi opinión

En el viejo Jerusalén, se puede oír cómo se extiende por los muros milenarios el rumor árabe de su zoco y de las oraciones de los fieles, sobre todo de judíos y musulmanes. De ahí procede esa sensación única de estar en otro mundo y de sentirse, y está muy bien que así sea, un poco intimidado ante una realidad que nos es completamente ajena...

Yo me pasé tres días enteros en el casco viejo, deambulando por las calles estrechas de sus barrios (judío, musulmán, cristiano y armenio) y yendo de un templo a otro, de una iglesia a una sinagoga... Pero, en realidad, toda la ciudad de Jerusalén es un reflejo de su casco viejo. Si te sitúas en la puerta de Damas, estarás a 5 minutos a pie del centro, con sus tiendas de ropa, sus cafeterías (y el mercado de Mahane Yehuda), donde podrás dar rienda suelta a tu espíritu consumista. Un poco más lejos se halla el barrio ultra-ortodoxo de Mea Shearim, donde la vida está basada en ritos que marcan los preceptos del judaísmo. Desde la colonia alemana hasta Yemin Moshe y su famoso molino, pasando por la colonia rusa, Even Yisrael o el barrio etíope, Jerusalén es una ciudad que se ha formado gracias a la adición de diferentes barrios, muy diferentes los unos de los otros. Si quieres conocer la ciudad en profundidad, te aconsejo que te aventures en todas y cada una de estas ciudades pequeñas.   

Sarah Louërat Gran viajero
14 opiniones en total

Jerusalén, una ciudad tres veces santa, es un lugar que no te puedes perder y que posee una cultura inmensamente rica, pero que no está del todo aceptada como la capital de Israel.

Aconsejo:
No dudes en abrir puertas al azar: cada edificio contiene su propia historia y, con que dejes una pequeña propina a los recepcionistas de cada lugar, podrás descubrir muchos tesoros antiguos.
Mi opinión

Es difícil escapar de los clásicos: hay que ver la Vía Dolorosa y sentir la emoción de los visitantes del Santo Sepulcro, así como el revuelo que se forma a los pies del Muro de las Lamentaciones y que contrarresta la tranquilidad que reina en la Explanada de las Mezquitas, donde me maravillé ante la belleza de la Cúpula de la Roca.

En el casco viejo, me sentí como sumergida por los ruidos, los colores y los olores (entre ellos, el del kenafeh, un dulce que deberías compartir, pues no se digiere fácilmente), así que para tomar distancia, subí a lo alto del Monte de los Olivos, desde donde las vistas son increíbles. Otro imprescindible del viaje: el techo del Austrian Hospice.

La nueva ciudad de Jerusalén es ideal para salir a tomarte algo por la noche. Allí tuve la oportunidad de conocer a jóvenes de todas partes en bares muy variados. Durante el día preferí pasearme por el barrio de Mahane Yehuda y por su mercado cubierto, en el que pude conseguir especias y unos ricos halva.

Rémi Manesse Gran viajero
73 opiniones en total

Jerusalén, cuna de las tres grandes religiones monoteístas, es una etapa imprescindible en cualquier viaje a Israel. El pasado y el presente convergen en todos los puntos de la ciudad, lo cual le otorga un especial encanto. 

Aconsejo:
Siempre que voy a Jerusalén subo al Monte de los Olivos por la tarde, para así poder contemplar la puesta de sol tras la Ciudad Vieja al son de la llamada al rezo de las mezquitas y las campanas de las iglesias. Es un momento mágico.
Mi opinión

Jerusalén es una ciudad única; resulta imprescindible visitarla durante un viaje a Israel. La ciudad alberga lugares emblemáticos como el Muro de las Lamentaciones, la Cúpula de la Roca y el Santo Sepulcro; además, ofrece al visitante multitud de rincones secretos en los que historia y leyenda se entremezclan. Para descubrir estos lugares es preciso recorrer las calles de la Ciudad Vieja y no tener miedo de atravesar algunas puertas entreabiertas (con permiso de los vigilantes, claro está). También pueden tomarse los caminos serpenteantes del Monte de los Olivos.

Jerusalén no se limita a su Ciudad Vieja. Una vez caída la noche, si buscamos un poco de animación, es una buena idea dirigirse a las calles peatonales del centro de la ciudad moderna, vagar alrededor de la renovada antigua estación de tren (la Takhana), recorrer la calle Emek Refaim o incluso aventurarse en el mercado Mahane Yehuda, en el que los bares organizan conciertos callejeros.

¡Jerusalén es una ciudad de contrastes!

Viajes y circuitos Jerusalén

¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje