Destinos
Mejores destinos en América Central
Otros destinos en América Central
Mejores destinos en Medio Oriente
Otros destinos en Medio Oriente
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

¿Es posible conservar el alma de viajero sin moverse de España?

Por Evaneos, el

España está llena de paisajes y rincones sorprendentes. No hay mejor manera de admirarla que recorriéndola, y observarla con los ojos y el cariño que se merece. Hemos recopilado algunos lugares "desconocidos" de España gracias a la colaboración de blogueros de viajes y compañeros del equipo de Evaneos, seguro que te sorprenderán.

El alma de un viajero es algo difícil de explicar. Es el espíritu de alguien que se deja llevar por su curiosidad, que siente el deseo de descubrir nuevos paisajes, personas, culturas. El deseo de llenar su retina de imágenes únicas, de fundirse con la atmósfera del momento. Los que tenemos alma de viajero a menudo buscamos lejanos horizontes, pero esta vez queremos recordar la belleza que nos rodea, la belleza más cercana de España.


Gracias a la colaboración de blogueros de viajes, viajeros influencers y compañeros del equipo de Evaneos, hemos recopilado algunos lugares menos conocidos de España. Lugares de los que nos hemos enamorado, a los que siempre volvemos, no importa las veces que hayamos estado allí.

El Hierro en familia y en furgoneta, Islas Canarias

Lucía, Rubén y Koke, familia viajera y creadores de Algo Que Recordar, nos recomiendan esta desconocida isla canaria.


“Por su situación geográfica y porque tampoco quieren que el turismo cambie la esencia de su isla, el Hierro es uno de esos lugares a los que dirigirse para desconectar y reconectar. Salpicado de charcos en los que el mar se cuela dando la oportunidad de darse un baño siempre que uno quiera".


Voir cette publication sur Instagram

Cruzar la Dehesa, una cuestión de perspectiva. . Los herreños nos decían “llevad agua... que allí no hay nada” y bueno sí, no hay nada, pero los 37 kilómetros que hay entre las poblaciones de Sabinosa y Tabique (que se recorren en una hora y cuarto si vas directo) no parecían tan aterradores... y no lo fueron. Por otra parte, decían que la carretera de curvas que sube del Verodal al Lomo Negro suele asustar a los visitantes y sin embargo, ellos la tienen muy normalizada. A nosotros, después de pasar por algunas carreteras de Perú o el norte de India, todo nos pareció más que asequible y nos dedicamos solo a disfrutar haciendo todas las paradas posibles como ver las sabinas herreñas (árboles retorcidos sobre sí mismos por la fuerza del viento) la playa del Verodal (con su arena rojiza) o el faro de Orchilla (donde está el antiguo meridiano 0). El pensamiento a modo de reflexión de todo esto, no es que seamos unos superhéroes... no. Es que eso de viajar, una vez más, hace que amplíes tus horizontes y perspectiva. Por un lado, no solo basta con no tenerle miedo a lo conocido, sino que no está de más ponerlo en contexto. Y esto no es una crítica para los herreños que “no han salido nunca de la isla”, para nada. La crítica en modo cariñoso, viene cuando nos dijeron que muchos herreños (no todos, claro) no valoran en su justa medida la maravilla de isla en la que viven. Y es que para eso, también sirve viajar... para darte cuenta de la suerte que puedes llegar a tener por haber nacido según dónde. Queridos herreños, nos estáis tratando genial. Sois atentos, cariñosos y cercanos. Vivís en una isla única, limpia, segura y llena de rincones irrepetibles. Si no queréis salir nunca de aquí, es comprensible... Eso sí, sed conscientes de la suerte que tenéis de vivir en un lugar así. . . . . . #ladehesa #elhierro #canarias #quesuerteviviraqui #quesuertenaceraqui #quesuerteserdeaqui #familiaviajera #enfurgomolamas #camper #vivirrodando #camperlife #hastalafelicidadsiempre

Une publication partagée par algoquerecordar.com (@algoqrecordar) le


"Con uno de los mejores fondos marinos de Europa en los que hacer buceo y varias zonas boscosas por las que pasear. Nos encantó recorrerla en furgoneta, disfrutar de sus cielos despejados por la noche y amanecer delante de paisajes alucinantes cerca del mar cada mañana. En varias ocasiones tuvimos la sensación de estar dentro de una localización de Juego de Tronos”.

Los cortados de Aguadú, Melilla

Ana María, RRPP y Community Manager de Evaneos España, nos cuenta algunos secretos y curiosidades de su ciudad natal.


“En el norte de África, y al mismo tiempo tierra europea, Melilla es una perla aún por descubrir. Melilla es una ciudad de España en la que su gastronomía se basa en una fusión de cocina árabe y española. Rodeada de playas y a un paso de Marruecos, esconde joyas como Aguadú".


"Los cortados de Aguadú son una zona natural, llena de biodiversidad donde puedes disfrutar de una vida marina impresionante si te lanzas a bucear. Hoy en día dispone de trampolines para saltar a sus cristalinas aguas y poder nadar mientras que admiras Marruecos a lo lejos”.

Galicia en toda su esencia

Erea Azurmendi, más conocida como @tiempodecerezas en Instagram, y fotógrafa de profesión, nos habla de su lugar favorito del mundo.


"Galicia siempre ha sido mi lugar favorito del mundo, es mi lugar al que volver. Soy de familia gallega y aunque me gusta viajar lo más lejos posible y conocer culturas que distan mucho de la mía, Galicia siempre será mi casa. El hogar, la chimenea, hacer las cosas con las manos, el olor a tierra mojada, el silencio, la naturaleza más verde y más pura. La lluvia y mirar por la ventana, el café de puchero y la cocina de leña".


"Pasear al amanecer escuchando aun a los pájaros cantar, mientras se te mojan los pies con el rocío de la mañana. Y coger higos directamente del árbol para desayunar. Correr por sus carreteras infinitas y perderse entre sus helechos. La niebla. La inmensa niebla que lo cubre todo y que lo hace aún más mágico. Las excursiones a pie, en familia y conectar con la tradición y la naturaleza más viva. Y cuando acabas la excursión, disfrutar del aperitivo o un churrasco en alguna taberna de la zona. El mar, las olas del mar susurrándonos al oido. Y los faros. Siempre mostrando el camino".


"Mi sitio favorito de Galicia probablemente sea Ponteledesma (Pontevedra), un pueblo muy pequeño que cuenta con un precioso y antiguo puente de 7 arcos (se dice que de la época romana) que conecta Pontevedra y La Coruña. Aun así, los pueblos de alrededor enamorarían a cualquiera que se decida a recorrerlos. Lo mejor de Galicia es dejarse cautivar sin rumbo fijo".

Alcalá del Júcar, Albacete

Miguel, Asistente de Oferta de viajes de Evaneos España, nos descubre este histórico y original pueblo de Castilla-La Mancha.


“Una joya oculta en la Mancha. Ubicado al noreste de la provincia de Albacete, Alcalá del Júcar es uno de esos pueblos cuya localización privilegiada y paisaje excepcional hacen que en cuanto aparece ante nuestros ojos, sintamos la necesidad de reducir la velocidad para poder contemplarlo en todo su esplendor".


"Empezando por su singular playa fluvial y siguiendo por un paseo por el pintoresco puente romano, las estrechas calles de Alcalá del Júcar trepan hacia su imponente castillo y permiten explorar sus viviendas castizas, sus escaleras escarpadas, y por supuesto, sus famosas casas-cuevas, entre las que destaca la cueva del Diablo. Todo ello hace de este pequeño municipio un enclave arquitectónico y natural único".

Montefrío, Granada

Patri Rojas, viajera apasionada y creadora de La Cosmopolilla, nos recomienda esta auténtica joya escondida entre colinas y olivos granadinos.


“Montefrío, uno de los pueblos con mejores vistas de Granada. Blanco, encaramado a una roca coronada por los restos de una fortaleza árabe, rodeado de un paisaje de colinas con encinas y olivos. Escribió Washington Irving que “le recordaba a los paisajes melancólicos y fascinantes de África”. Montefrío es un pueblo de puro sabor andaluz: casas encaladas con macetas de geranios y rejas negras, gatos tranquilos. Callejuelas y cuestas imposibles donde fortalecer las piernas".


"El Poniente granadino es una de esas comarcas poco conocidas de la provincia: todos los turistas se desviven por Granada, la Alhambra, Sierra Nevada y en verano las playas de la Costa Tropical. Montefrío es o al menos era un rincón que pasaba desapercibido, hasta que en National Geographic lo sacó en una lista de “los 10 pueblos con mejores vistas del mundo”. No es que haya sufrido una avalancha de turismo desde entonces, ni mucho menos, pero ya aparece en el mapa".

"Como agradecimiento, bautizaron a una explanada desde la que se contempla el pueblo como el mirador de National Geographic. Aunque su principal monumento es la iglesia parroquial, inspirada en el Panteón de Agripa. Montefrío me gusta por lo genuino, por sus vistas de postal perfecta y por su encanto que permanece intacto con el paso de las décadas”.

Peña de Francia y La Alberca, Salamanca

Laura, Responsable de Ventas en Evaneos España, nos habla de su pueblo y lugares de su infancia, a través de sabores y paisajes auténticos.


“A muchos nos gusta un buen trozo de jamón pero, ¿cuántos hemos visto el origen de este producto con tanto sabor y nombre español? En la dehesa salmantina podemos disfrutar de paisajes de encinares infinitos, naturaleza que se funde con la fauna, podemos encontrar cerdos ibéricos que buscan esas preciadas bellotas, además podemos observar toros de lidia, raza autóctona de toro bravo. Dentro de esta provincia hay tesoros ocultos que explorar, como unos de los picos más altos del parque natural de Las Batuecas, la Peña de Francia".


"En una ruta podemos disfrutar del paisaje y de la variada fauna, como las cabras montesas y águilas reales, y las vistas desde el santuario que se encuentra en la cima. Al acabar la ruta podemos disfrutar de una buena comida y una visita al pintoresco pueblo de La Alberca, en el que ver la huella del pasado sefardí, y probar sus productos locales como la miel de montaña o el turrón de almendra y miel”.

Fataga y el Valle de las Mil Palmeras, Gran Canaria

María, Responsable de Contenidos de Evaneos España, nos cuenta su inmersión por los valles del sur de la isla y el descubrimiento de este encantador pueblo típico canario.


“Al sur de Gran Canaria, en pleno Valle de las Mil Palmeras, se encuentra Fataga, uno de los pueblos con más encanto de la isla. Llegar a él es todo un viaje en sí. Su acceso es digno de una peli del oeste: dejando atrás un desierto arenoso en Maspalomas, para ascender hasta el Mirador de la Degollada de las Yeguas. Merece la pena pararse y admirar la belleza del Barranco de Fataga, en verano de apariencia muy seca pero con una tierra volcánica fértil, donde se cultiva desde aguacates hasta ciruelas y naranjas. Ya bajando por el barranco nos encontramos con Arteara, un oasis de palmeras y árboles frutales cargado de historia: allí se encuentra una de las principales necrópolis guanches de la isla".

"Y por fin llegamos a Fataga, un pueblecito de calles sinuosas y casas de cal blanca y piedra volcánica. Las fachadas y las entradas están repletas de flores como buganvillas o geranios, y cactus de muchos tipos. El pueblo seduce no solo por su encanto sino también por la belleza de sus alrededores, un paisaje que mezcla palmeras y pino canario, algo bastante inusual. Y para coronar este paseo bajo el sol, nada mejor que degustar un buen potaje de berros en uno de los restaurantes locales”.

Rincones escondidos de Cádiz

Paula Pastor, Sales Development Manager de Evaneos España, nos lleva por una ruta algo diferente para descubrir el Cádiz más salvaje y escondido.


"Desde primera hora de la mañana el mercado de Abastos de Sanlúcar de Barrameda me sorprende con su olor a pescado y marisco fresco, su gente y su alegría típica de esta provincia tanto soñada y deseada durante el año. Después de haber cogido fuerzas con un desayuno típico andaluz, recorrer en bici las Marismas del Parque Natural de Doñana me hace entrar en conexión con la naturaleza. Cadiz no es solo sol y playa, también es aventura, deporte, naturaleza y cultura".

"Antes de despedir el día, aprovecho para subir hasta Vejer de la Frontera, mi pueblo blanco preferido. Por sus calles, por sus rincones, por sus vistas, por sus plazas y por esa sensación que me transporta a Al Andalus, mi día soñado durante 364 días, se culmina con una cena en el Jardín del Califa”.

España es, sin duda, un territorio muy variado que ofrece multitud de paisajes, aventuras, culturas y rincones salvajes. Y ahora es la mejor oportunidad de recorrerla y mirarla con los ojos que se merece. ¿Conoces otros lugares secretos de España que quieras recomendar a nuestra comunidad de viajeros? ¡Compártelos en nuestra página de Facebook!

Más inspiración