Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

El sudeste asiático con niños : toda la información práctica que necesitas

El actualizado el

¿Llevas soñando desde hace tiempo con hacer un viaje en familia a las playas de Tailandia? ¿Has reservado un viaje familiar a Vietnam pero no estás seguro de qué meter en la maleta? ¿Quisieras saber cuáles son los destinos más seguros para viajar con los más pequeños? Y lo más importante, ¿quieres saber qué hacer en una aventura familiar por el Sudeste Asiático? Este artículo reúne toda la información práctica necesaria para planear un viaje inolvidable a Asia.

¡Todos los consejos son de primera mano de viajeros experimentados, y aprobados por otras familias que ya han viajado

1. Los mejores destinos

Asia es el destino perfecto para unas vacaciones en familia. Tanto si estáis buscando una escapada a alguna ciudad, un tour cultural o relax en la playa, en el Sudeste Asiático encontraréis todo lo que queráis. Informaros sobre el tiempo que puede hacer con antelación, Asia es el continente de los monzones; seguramente sean una parte del día a día durante el viaje. Pero no te preocupes, la mayoría del tiempo duran poco y no te molestarán mucho.

Ciudades como Singapur y Hong Kong no os decepcionarán si buscáis una escapada a la ciudad. Destinos como Bali o Tailandia son la combinación perfecta entre cultura y relax, y sin duda encantarán a tus hijos. Vietnam es el destino perfecto si buscáis una aventura en familia.

Nuestro mejor consejo: da igual el destino que escojáis, no subestiméis el tiempo que podéis llegar a tardar en conseguir la visa.

2. Comida y salud/sanidad

Una cita con el médico antes de partir despejará cualquier duda que pudierais tener. Debes saber que puedes viajar a Asia con niños sin ninguna preocupación, simplemente siguiendo unas reglas básicas de sentido común.

Obviamente es importante asegurarse de que todos tenéis las vacunas adecuadas. La mayoría de los países no requieren vacunas obligatorias (aparte de las ya requeridas en tu país de origen) y especialmente si no planeáis adentraros en lugares más remotos.

Algunas precauciones pueden salvar tus vacaciones de ser un desastre. Nunca bebáis agua del grifo y siempre pedir agua sin hielo en los restaurantes. No comáis comida picante (merece la pena especificar esto, ya que las especies seguramente sean parte de la gastronomía local).

Evitar lugares que parezcan vacíos ¡e intentar encontrar aquellos donde comen los habitantes locales! Si hay cola en la puerta, es buena señal.

En el Sudeste Asiático hace mucho calor y se pueden alcanzar temperaturas realmente altas. Recuerda llevar siempre con vosotros una botella de agua y algún tipo de protección para las cabezas de los niños.

3. Qué meter en la maleta

¡Viajar ligero! Cualquier lugar donde viajéis seguramente tenga un clima tropical durante todo el año. No os molestéis en meter abrigos, sudaderas o vaqueros, en cambio optar por ropa ligera que vaya a ocupar poco espacio en la maleta, que se laven fácilmente (buscar lavanderías locales) y preferiblemente impermeables. Crema solar y repelente de mosquitos son esenciales.

Si viajas con bebés o niños pequeños, llevar siempre una mochila portabebés en vez de un carrito, las aceras en Asia pueden ser un algo desafiantes. En los supermercados encontraréis pañales y productos para bebés, pero si preferís una marca específica, es mejor que lo llevéis desde casa. La calidad de los productos no siempre es la misma.

Nuestro mejor consejo: llevar una cuna para los más pequeños; normalmente son difíciles de encontrar, incluso en los hoteles de gama media. Por último, ser precavidos. Hacer una fotocopia del pasaporte antes de salir.

4. Transporte

Viajar por el Sudeste Asiático normalmente es muy fácil. La red ferroviaria en países como Tailandia, Indonesia y Vietnam es lenta pero muy buena.

En las carreteras, sin embargo, es importante que sepáis que no son igual de seguras. Es difícil encontrar coches con asientos disponibles. Os desplazaréis mucho andando y dando paseos, y para distancias más largas los taxis son una buena solución y baratos.

No os asustéis por los vuelos de larga distancia, las mejores aerolíneas ofrecen a bordo mucho entretenimiento e incluso camas para niños (de entre 9-11 kg).

Nuestro mejor consejo: optar siempre por vuelos nocturnos, así será más fácil adaptarse a la nueva zona horaria.

5. Qué esperar: cultura

En todos los países del Sudeste Asiático, hay un profundo respeto por la familia. Por eso vais a encontraros en un ambiente extremadamente cálido y hospitalario, donde a todo el mundo le encantan los niños. Estaros preparados para que tus hijos reciban, seguramente, un mayor nivel de atención. Puede que les acaricien el pelo, que les cojan las mejillas, y por los más pequeños, la gente preguntará si pueden cogerlos en sus brazos. ¡En Asia es normal! Si os molesta, simplemente decir que no educadamente.

El Sudeste Asiático es extremadamente seguro. Sentiros libres de desplazaros de un sitio a otro y explorar por vuestra cuenta. Sin embargo, tener cuidado en las carreteras. No corráis ni os lancéis a cruzar rápido. Normalmente no hay señales de tráfico, y las normas de tráfico son muy diferentes a las que hay en los países occidentales, así que podría haber accidentes.

Intentar llevar también zapatillas cómodas, y si es posible sin cordones. En Asia es de educación quitarse los zapatos en muchos sitios y normalmente os pedirán que lo hagáis.

Aparte de eso, os encontraréis con rostros sonrientes por todas partes, de gente que se volcará en ayudaros si lo necesitáseis. El Sudeste Asiático es un gran destino para ir de vacaciones en familia.

Nuestro último consejo: ¡lanzaros a la aventura!

¡Que tengáis un buen viaje!