Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Viajando con niños - Top diez mejores consejos

El |

Viajar con niños es una experiencia extraordinaria. Descubriréis el mundo de una manera nueva. Es una maravillosa aventura que, sin embargo, requiere una cuidadosa preparación y cierta flexibilidad para garantizar que todos aprovecháis el viaje al máximo.

No se puede improvisar tanto como cuando viajan sólo adultos, pero eso no significa que no haya espacio para la espontaneidad. ¡Todo lo contrario! Aquí están nuestros 10 consejos más útiles para preparar y aprovechar al máximo vuestras vacaciones familiares. Aquí están los elementos esenciales para hacerlo bien, para que todo funcione sin problemas y todos tengáis una experiencia inolvidable ...

 

 1. Elegid el destino que mejor se adapte a vuestras necesidades y las de vuestros hijos.

 

¡Viajar con niños desde que son pequeños es posible en cualquier parte del mundo! Sin embargo, hay destinos que se adaptan mejor a nuestro viaje perfecto y al tipo de vacaciones que estamos buscando.

Lo ideal es encontrar un destino donde los niños puedan tener experiencias interesantes todos los días en las que se sientan involucrados y donde se les permita divertirse.

Miki Milijian

Lo ideal es encontrar un destino donde los niños puedan tener experiencias interesantes todos los días en las que se sientan involucrados y donde se les permita divertirse. Por ejemplo, si viajáis con niños pequeños y queréis relajaros mientras emprenden una aventura, Indonesia y el sudeste asiático son para vosotros. O si viajas con niños de 6 años o más, niños en un período de exploración o con adolescentes, ¡África podría ser vuestro destino ideal!

Nuestro consejo: prestad atención a vuestros hijos. Por ejemplo, podéis jugar con ellos pidiéndoles que escriban cualquier cosa que les gustaría aprender de vuestro viaje en un papel. Combina esto con lo que estáis buscando como padres, ¡y encontraréis la solución!

2. Pregunta acerca de la disponibilidad de todo lo que pueda ser útil allí.

Desde comida hasta "aliados", como cunas de viaje, tronas y sillas de paseo. Hay niños en todo el mundo, por lo que seguramente encontraréis todo lo que necesitáis para viajar con ellos. Pero a veces es realmente útil aprender primero sobre lo que puede ser más práctico.

Por ejemplo, ¿carritos o portabebés? Si estáis planeando un viaje a una ciudad grande como Singapur a Nueva York, un carrito de ruedas hará que vuestro viaje sea mucho más fácil para vosotros y vuestros pequeños. Si estáis planeando una caminata, un trekking o un viaje de exploración, o si vuestro próximo destino es el sudeste asiático, un portabebés será sin duda vuestro mejor amigo. ¡Recordad que los podéis contratar una vez que estéis allí!

Hay niños en todo el mundo, por lo que seguramente encontraréis todo lo que necesitáis para viajar con ellos.

En las principales zonas turísticas, cada vez más agencias están preparadas para atender a las familias con niños, mediante el alquiler de sillas de paseo, camas supletorias, sillitas para el coche e incluso calentadores de biberones. Una búsqueda rápida en Internet antes de partir puede ser extremadamente fructífera. Poneos en contacto con uno de los agentes locales de Evaneos para informaros sobre vuestras opciones.

3. ¿Qué meter en la maleta? ¡Viaja ligero!

Se puede pensar que viajar con niños no coincide con "viajar ligero". ¡Pensad otra vez! Conoced por adelantado las condiciones meteorológicas de vuestro próximo destino y actuad en consecuencia, poniendo sólo vuestras necesidades básicas en una bolsa. Estaréis encantados, especialmente cuando recojáis el equipaje en el aeropuerto o lo carguéis en un coche. Todo el mundo sabe que, especialmente en vacaciones, los niños necesitan un cambio al día. No os preocupéis y aprovechad las lavanderías disponibles cuando estéis allí. Es mucho más simple y están en todas partes.

Además, incluso si váis a un lugar cálido y cerca del mar, no olvidéis tener siempre un suéter en vuestra bolsa para los cambios de temperatura y el avión, donde el aire acondicionado suele ser muy fuerte. ¡Necesitáis un suéter y una manta para evitar que se enfríen incluso antes de que comience la diversión! :)

4. Salud: pedidle a vuestro médico una lista de medicamentos.

Vuestro médico es la persona más competente para deciros qué medicamentos debéis llevar para ti y vuestros hijos según el destino que elijáis. Tened una cita con ellos para un chequeo de salud y obtened una lista de medicamentos esenciales. Pueden ocupar un poco de espacio en vuestro equipaje, pero valdrá la pena si es necesario. :)

5. Tened siempre dos cosas esenciales en vuestra bolsa: toallitas y gel antibacterial.

 Estando de viaje, no siempre es posible lavar las manos de vuestros hijos y prevenir el riesgo de enfermedades. Tener un gel antibacterial para lavarse las manos en la bolsa os ayudará en todas aquellas situaciones en las que no siempre hay baños disponibles. Además, traed toallitas ya que siempre son útiles, ¡estéis donde estéis en el mundo!

6. ¿Qué juguetes debéis llevar?

Al igual que vuestro equipaje, es mejor concentrarse en llevar lo necesario. Durante el viaje, a vuestros hijos les encantará la novedad y les resultará mucho más divertido jugar con cualquier cosa que no conozcan que jugar con su propios juguetes de casa. No os preocupéis, ¡dos o tres juguetes serán suficientes! Un libro, un coche pequeño o una muñeca dependiendo de lo que les guste. Antes de partir, ¡que elijan! Es una pregunta diferente si váis a coger un vuelo de larga distancia, más agotador.

Durante el viaje, a vuestros hijos les encantará la novedad y les resultará mucho más divertido jugar con cualquier cosa que no conozcan que jugar con su propios juguetes de casa.

Miki Milijian

Cuando se viaja con niños, siempre es preferible hacer viajes nocturnos para que sea menos aburrido para ellos y para vosotros. Para vuelos muy largos, optad por aerolíneas que ofrezcan entretenimiento a bordo. Y luego, armaos con sus juguetes favoritos y mucha paciencia. Aún mejor si tenéis libros y pinturas para dibujar con ellos.

7. Excelente seguro médico: ¡No lo olvidéis!

Esto puede convertirse rápidamente en vuestro mejor amigo. ¡Pensadlo! Preguntad por el que mejor se adapte a vuestras necesidades y cubra a toda la familia. Os permitirá acceder a los mejores servicios médicos dondequiera que estéis. Echad un vistazo al servicio de Evaneos: Europe Assistance.

8. Haced que vuestros hijos participen en la planificación del viaje.

Para los niños, viajar es una increíble fuente de aventura y descubrimiento. Involucradlos en la planificación de vuestro itinerario, mostradles fotos y videos del lugar al que os dirigís y haced que se interesen en el viaje cuando salgan de casa. Estarán mejor preparados una vez allí, especialmente en áreas del mundo donde la cultura es muy diferente a la vuestra. Convertid esta gran aventura en un juego. Para los niños mayores, dadles una cámara para explorar y capturar permanentemente la memoria de lo que fotografían. Animadlos a llevar un diario de viaje, crearán los mejores recuerdos.

 

9. Obtened el asesoramiento de los expertos.

Si deseáis salir en paz y disfrutar de vuestras vacaciones, poneos en contacto con un agente local que organizará todo para vosotros. Dependiendo de vuestras necesidades, la edad de vuestros hijos, el alojamiento y especialmente el tipo de experiencias que deseáis tener con ellos. Os ahorrará tiempo y notaréis el resultado.

Para los niños, viajar es una increíble fuente de aventura y descubrimiento. Involucradlos en la planificación de vuestro itinerario, mostradles fotos y videos del lugar al que os dirigís y haced que se interesen en el viaje cuando salgan de casa.

Miki Milijiann

10. Los mejores consejos para padres: ¡Relajaos y tomaos vuestro tiempo!

 Viajar con niños es difícil pero es posible y es bonito. ¿La primera regla de oro? ¡Sed flexibles! Tened también en cuenta sus necesidades, no planifiquéis días que sean demasiado agotadores, sino días con unas pocas horas de entretenimiento cada día. Haced que las actividades sean accesibles para los niños al involucrarlos, sin dejar de comprender y adaptaros a su propio ritmo. Viajad también por ellos y con ellos. ¡Es maravilloso! Y después de eso ... ¡que tengáis un buen viaje!