Covid-19 - ¿Dónde viajar?Saber más
Destinos
Mejores destinos en América Central
Otros destinos en América Central
Mejores destinos en Medio Oriente
Otros destinos en Medio Oriente
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Vive México: arqueología, sabor, color y tradición en 10 inolvidables experiencias

Por La Cosmopolilla, el

Acogedor, irresistible y de habitantes tremendamente hospitalarios, es difícil no enamorarse de un lugar en que se está como en casa. Si en tu mente pulula la idea de viajar a este destino ubicado entre los EEUU y América Central, Patri Rojas de La Cosmopolilla te sugiere 10 inolvidables experiencias.
Paseando por las calles de MéxicoPaseando por las calles de MéxicoPaseando por las calles de MéxicoPaseando por las calles de México

Sumergirse en una fascinante cultura de pueblos antiguos que hablaban con las estrellas. Captar las mil tonalidades de azul cambiante que dibuja el mar Caribe entre las costas de la Riviera Maya y sus islas paradisíacas. Saborear los matices de una cocina tan rica y diversa que fue declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Sentir el peso de las tradiciones ancestrales y vivirlas como un local en una emocionante jornada cargada de simbolismo como es la Noche de Ánimas. Todo eso y mucho más se puede apreciar en el gran país que es México.

1. Vivir el Día de los Muertos en Michoacán

Hay un estado donde los escenarios de la película “Coco” se tornan en realidad: en Michoacán, a unas cuatro horas al sur de Ciudad de México, se inspiró la factoría Disney para este filme que recrea la celebración del Día de los Muertos. Según la leyenda purépecha fue en la isla de Janitzio el origen de esta fiesta milenaria -extendida posteriormente a todo el país- a cuyas orillas volaban las almas al morir.

En los pueblos y ciudades michoacanas, casas y panteones se decoran con miles de flores de cempasúchil y la luz de las velas para atraer a los difuntos. Las ofrendas consisten en sus platos preferidos en vida para festejar todos juntos con comida y música. Una tradición tan bella como emotiva que honra a los seres queridos con nostalgia y, a la vez, alegría por todo lo que fue.

Noche de Ánimas, MéxicoNoche de Ánimas, MéxicoNoche de Ánimas, MéxicoNoche de Ánimas, México

2. Visitar la Casa – Museo de Frida Kahlo en Ciudad de México

Genuina, irreverente, apasionada, artista venerada e icono del feminismo. La figura de Frida Kahlo traspasa fronteras y desata pasiones: su casa – museo en el colorido barrio de Coyoacán es de los lugares más visitados de todo México. Para los fans de la pintora conocer la Casa Azul -donde nació, murió y vivió gran parte de su vida Frida Kahlo-, es una auténtica ventana al pasado. En ella se conservan no sólo muchas de sus obras; también los objetos cotidianos que la ayudaban en el día a día, sus alcobas privadas o el estudio. Un recorrido memorable por la vida de una mujer que dejó huella en toda una generación.

Casa Museo de Frida KahloCasa Museo de Frida KahloCasa Museo de Frida KahloCasa Museo de Frida Kahlo

3. Nadar en las aguas cristalinas de un cenote

En el Yucatán, península ubicada al sur de México, no corren ríos por su superficie. Sí bajo la selva, nutriendo la espesa vegetación entre la que se abren al cielo -otros permanecen subterráneos- más de dos mil cenotes. Proveniente de la palabra “dzonot”, cuyo significado es “abismo”, un cenote es un pozo de aguas puras y transparentes. Considerados por los mayas sagrados, una puerta al Inframundo donde poder conectar con los Dioses, en sus bordes organizaban rituales de purificación e incluso sacrificios humanos. Hoy algunos de estos cenotes están habilitados para el baño, siendo muy populares el Gran Cenote en Tulum, los de Santa Bárbara próximos a Mérida o el cenote Ik Kil cerca de Chichén Itzá.

Cenote Kantun ChiCenote Kantun ChiCenote Kantun ChiCenote Kantun Chi

4. Perderse por los “pueblos mágicos” mexicanos

Hay un total de 121 pueblos de los denominados “mágicos” distribuidos por todo México. Un distintivo que reciben por ser poseedores de un cuidado patrimonio y riqueza cultural, manteniendo intactas sus tradiciones artesanas. San Miguel de Allende, Tepotzotlán, Dolores Hidalgo, Pátzcuaro o Palenque son algunos de los pueblos mágicos más populares. “Perderse” por sus plazas y callejuelas empedradas, entre viejas iglesias y monasterios de la época española, resulta encantador.

Patzcuaro, pueblo mágicoPatzcuaro, pueblo mágicoPatzcuaro, pueblo mágicoPatzcuaro, pueblo mágico

5. Bucear en la segunda barrera de coral más extensa del mundo

En la costa del Caribe mexicano comienza el Sistema Arrecifal Mesoamericano. La segunda barrera de coral más grande del mundo se extiende durante 1.000 kilómetros llegando hasta Honduras. Sus profundidades albergan centenares de especies marinas como la tortuga verde o la carey, el manatí del Caribe o el tiburón ballena, el pez más grande del planeta. Este ecosistema submarino que admirar siempre desde el respeto, cobra una belleza excepcional en las orillas de Akumal, Contoy o la llamada playa del Cielo en Cozumel, por su concentración de estrellas de mar en la arena.

Buceando en AkumalBuceando en AkumalBuceando en AkumalBuceando en Akumal

6. Descubrir el ancestral mundo maya

Por la pirámide maya de Chichén Itzá cada Equinoccio desciende una serpiente emplumada, reflejo de la luz solar, desde la cúspide a la base. Cómo fue construida con tal precisión astronómica hace siglos, sigue siendo un misterio. Envueltas en la espesura, las ciudades mayas son uno de los legados más impactantes y hermosos que conocer en el sur de México: Cobá y su gran pirámide, Tulum a orillas del Caribe, las ruinas de Uxmal o la casi desconocida Edzná aguardan a un turista atónito conservando sus secretos. 

Chichén ItzaChichén ItzaChichén ItzaChichén Itza

7. Recorrer los santuarios de la mariposa monarca

A mediados del mes de noviembre comienza una de las migraciones más esperadas: la mariposa monarca regresa a “casa” desde la lejana Canadá, tras un vuelo de cuatro mil kilómetros. Millones de ellas se congregan en los bosques de oyamel en el centro de México con el objetivo de aparearse y pasar el invierno. Los visitantes pueden acercarse hasta la Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca en Sierra Chincua, estado de Michoacán, para deleitarse del aleteo color naranja de esta especie, la más popular de Norteamérica. 

Mariposa MonarcaMariposa MonarcaMariposa MonarcaMariposa Monarca

8. Sucumbir al colorido de las ciudades coloniales Patrimonio de la Humanidad

No sólo los pueblos mágicos mexicanos poseen un patrimonio digno de conocer. En todo México hay 10 ciudades que ostentan la protección de la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad por su valor histórico, arquitectónico y urbanístico. Algunas de ellas son San Francisco de Campeche, ciudad amurallada al borde del mar, con una cuidada arquitectura influenciada en el barroco andaluz. Otro referente barroco es la hermosa Guanajuato. Morelia, la capital de Michoacán, cuenta con más de 113 monumentos históricos, civiles y religiosos, además de antiguas casonas nobiliarias y una de las catedrales más importantes del país. También el centro histórico de Ciudad de México se incluye en el listado… ¡Muchos destinos para elegir!

Morelia, MéxicoMorelia, MéxicoMorelia, MéxicoMorelia, México

9. Disfrutar de las playas paradisiacas

Tras un atracón de cultura, no hay que olvidar que en México también hay playas. Muchísimas. A elegir: las aguas turquesas del Caribe al sur, las azules cobalto del Golfo de México o los eternos atardeceres del Pacífico. En México existen islas para huir del estrés y relajarse pisando arena blanca, tequila o mojito en mano. Algunas de ellas, declaradas parque natural e inhabitadas, donde sólo se puede ir a pasar el día en barco: apuntad un paraíso llamado Contoy, la isla de los pájaros. 

ContoyContoyContoyContoy

10. Sorprender al paladar con la auténtica gastronomía mexicana

Un viaje por México no estaría completo sin degustar su deliciosa gastronomía, que no sólo contiene picante como condimento principal. Aunque a occidente sólo lleguen los nachos, el guacamole o las quesadillas, la cocina mexicana tiene raíces tan antiguas como los propios mayas o purépechas. Y tantas variedades que es Patrimonio de la Humanidad. Tan sólo el maíz ya tiene decenas de especies, cambiando de color y sabor casi en cada estado, cada pueblo.

Tamales, gastronomía mexicanaTamales, gastronomía mexicanaTamales, gastronomía mexicanaTamales, gastronomía mexicana

El mejor consejo: acercarse a los mercados locales donde los autóctonos ordenan tacos, chilaquiles, pozole, curandas si estamos en territorio purépecha o el chile en nogada, platillo inspirado en la Independencia mexicana. Por puesto acompañado de una Corona o, sólo para valientes, un mezcal. Buen provecho.