Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?
Porto Santo

Porto Santo (Madeira)

Informaciones prácticas sobre Porto Santo

  • Familia
  • SPA y masaje
  • Encuentro locales
  • Romántico
  • Playa / Estación Balnearia
  • Isla
  • Etapa de senderismo / Trek
  • Campo
  • Deporte náutico
  • Caballo
  • Lejos de los caminos trillados
4 / 5 - 2 opiniones
Cómo ir
A 2 horas y media de Funchal en ferry
Cuándo viajar
De junio a septiembre
Duración mínima
3 a 5 días

Opiniones de viajeros sobre Porto Santo

Cathy Trichet Gran viajero
120 opiniones en total

Una joya colocada sobre el mar: esto es Porto Santo, una pequeña isla donde los navegantes suelen hacer escala antes de atracar en su hermana mayor, Madeira.

Aconsejo:
En un viaje por Madeira tendrás la ocasión de visitar este paraíso del farniente y de los deportes náuticos.
Mi opinión

En barco fue como descubrimos la arena blanca, suave y maravillosamente fina de Porto Santo. El agua es de color turquesa y la playa tiene varios kilómetros de largo. ¡Un lugar mágico!

Llegamos hasta el pueblo de Vila Baleira. Aquí hay pocos hoteles; se trata de un lugar preservado del turismo de masas. Nos informamos de que había una gran oferta de actividades que hacer en la isla. Hay para todos los gustos: deportivas y relajantes.

Por supuesto, no pusimos resistir las ganas de ir de paseo hasta Pico do Facho, punto que domina toda la isla. Al parecer, sirvió como faro: se encendían luces en su cima para advertir a los navegantes. Regresamos con muchas ganas de volver a sumergirnos en el agua transparente, tras haber saboreado el gusto de no tener nada que hacer durante varios días; a veces admirábamos las velas de kitesurf o simplemente dejábamos correr libre a nuestra imaginación, por ejemplo observando las nubes.

Porto Santo
Gaëtan MOLENE Gran viajero
46 opiniones en total

Porto Santo es la segunda isla del archipiélago de Madeira. Es el lugar de estancia ideal para relajarse en sus magníficas playas, o para aprovechar y practicar deportes náuticos o hacer pequeñas caminatas.

Aconsejo:
Si tenéis ocasión de viajar a Madeira, quedaos allí en la isla uno o dos días para disfrutar del suave clima por las noches y de la calma reinante después de marchar el ferry.
Mi opinión

Desde Madeira, Porto Santo parece pequeño. Sin embargo, la playa de arena blanca se extiende durante 9 kilómetros sin interrupción. Me gustó en particular la ausencia de la línea de costa a lo largo de la playa.

El embarcadero en el centro de la playa parece ser el mejor lugar para estar allí, vista la concentración de personas. Los más jóvenes juegan a zambullirse y asustarse, y las familias aprovechan la sombra de las sombrillas de paja. Podréis contemplar este entorno tranquilo y alegra desde una terraza con sombra, con los pies en la arena, mientras os tomáis algún zumo natural.

Tras los días de tiempo caluroso, me acerqué a ver los órganos de Porto Santo, una curiosa formación geológica que está en la vertiente oeste de la isla. En Villa Baleira, escondido detrás de la iglesia, descubrí un tesoro con barras de plata y monedas. De hecho, el museo dedicado a Cristóbal Colón expone los muebles contemporáneos del famoso navegante, así como los diversos instrumentos de navegación... y también este auténtico tesoro que os acabo de mencionar. Al ver a los niños curiosos, me dijeron que Porto Santo es un destino ideal para familias.

Órganos basálticos de Porto Santo
¡Experiencia añadida!
Puedes añadir más experiencias antes de enviar tu proyecto a una agencia local
Ver mi proyecto de viaje