Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

5 consejos de un padre para viajar sin miedo con un bebé

Por Cédric Tinteroff, el |

La llegada de un bebé a la familia es uno de los momentos más bonitos de la vida. Pero representa también, para muchos, el miedo a no poder vivir o viajar como antes. Sin embargo, descubrir el mundo con un bebé es en realidad todo menos un problema.

Viajar con un bebé es posibleViajar con un bebé es posibleViajar con un bebé es posibleViajar con un bebé es posible

Aquí os mostramos nuestros 5 principales consejos para no entrar en pánico y disfrutar de la inmensa alegría que es viajar con los más pequeños.

1. No escuches (del todo) lo que dicen los demás

Viajar con un bebé no es ningún problema. Sin embargo, es muy probable que, cuando anuncies que tienes la intención de viajar con él, haya personas (sin hacerlo necesariamente con mala intención) que lo tilden de “locura”, de “mala idea”, de “dejarlo para más tarde”.

Por lo tanto, ¡no escuches lo que te dicen los demás! Tened confianza en vosotros mismos como padres. Poneos en contacto con profesionales si lo necesitáis, pero no dejéis pasar la oportunidad de vivir momentos únicos con vuestro bebé. Si, por un lado, no es totalmente recomendable ir de safari a Kenia, un viaje por Escocia con los más pequeños o una escapada a Croacia con un bebé no presentan ninguna contraindicación particular.

Viajar a Croacia con un bebéViajar a Croacia con un bebéViajar a Croacia con un bebéViajar a Croacia con un bebé

2. Tómate el tiempo de decidirlo

Teóricamente, se puede ir a cualquier destino con un bebé. Pero, no porque sea posible significa que haya que hacerlo así. Si tu bebé tiene tan solo unos meses, quizá no quieras gastar una suma de dinero considerable para un viaje del que tu niño no conserve muchos recuerdos. Podría acabar siendo frustrante el no poder haber disfrutado del viaje “como antes”, cuando todavía no erais padres.

De este modo, un viaje a un país cercano, para el que no es necesario realizar largos trayectos en los transportes, es una buena oportunidad para aprender a descubrir y a descubriros todos juntos; y también para afrontar la realidad de viajar en familia, especialmente con un bebé.

Una cosa que también se debe tener en cuenta es que los niños muy jóvenes viajan a precios muy reducidos (incluso a veces gratis) en un gran número de aerolíneas, generalmente es hasta los dos años. Viajar en familia y a precios bajos ¡es una oportunidad genial!

Grecia en familiaGrecia en familiaGrecia en familiaGrecia en familia

3. Equípate e infórmate

Ya sea en avión, coche o tren, viajar con un bebé es sinónimo de mucho equipaje. Incluso llevando lo estrictamente necesario, te darás cuenta rápidamente de que hay cosas que son indispensables: un carrito (o un fular portabebés) durante los primeros meses, ropa de recambio (y algo para llevar la ropa), biberones, peluches, mudas… 

La lista puede ser bastante larga, en función de las costumbres que tenéis con vuestro bebé. Tómate el tiempo necesario para preparar la maleta y sigue nuestros consejos para saber cómo preparar bien las maletas.

Infórmate también de lo que ofrecen las aerolíneas en lo que se refiere a la gratuidad para bebés: ¿el transporte del carrito es gratuito? ¿se ofrecen camas para bebés en los aviones de larga distancia? Aunque a veces se gaste un poco más, al viajar con un bebé, conviene saber exactamente dónde vas a poner los pies.

Montar en avión con niñosMontar en avión con niñosMontar en avión con niñosMontar en avión con niños
Viaje de senderismo con niñosViaje de senderismo con niñosViaje de senderismo con niñosViaje de senderismo con niños

4. Adáptate y acepta que no podrás controlarlo todo

La incertidumbre es uno de los elementos inevitables a la hora de viajar con un bebé. Aunque intentes calcular y cuadrar al máximo los ritmos de tu bebé y del viaje, nunca podrás estar completamente seguro de los problemas que puedan surgir durante un viaje con él.

Una buena solución es aceptar desde el principio que no podrás controlarlo todo y aprender a adaptarte continuamente. Concretamente, eso significa que no se pueden saltar ciertas etapas, que hay que comprobar detenidamente las cláusulas de cancelación y que no debe quedar ningún cabo suelto.

Tu bebé viaja contigo, pero es a ti a quien le toca adaptarse. Quizá se asuste durante su primer vuelo y llore sin parar. Debes estar ahí para tranquilizarlo. Quizá se enferme el primer día de vuestro road trip por Escocia en familia. Planifica por adelantado, con tu médico, los medicamentos necesarios y ten paciencia. Quizá no quiera dormir al sentirse algo desorientado. Piensa en llevar sus peluches preferidos para que conserve alguna referencia.

Puede darse cualquier situación, desde la mejor hasta la peor. Dadas las circunstancias, es preferible prever lo peor y esperarse lo mejor: eso también forma parte de las reglas del juego cuando se viaja con un bebé.

Viajar a la Polinesia en familiaViajar a la Polinesia en familiaViajar a la Polinesia en familiaViajar a la Polinesia en familia

5. Repartíos las responsabilidades

Durante vuestro viaje en familia con vuestro bebé, no dudéis en repartiros las responsabilidades y decidid, en la medida de lo posible, con tiempo, quién va a hacer qué durante el viaje. Quién va a llevar al bebé, quién llevará el carrito, quién se ocupará de los documentos. Se ocupe el padre o la madre, una cooperación premeditada vale más que un acuerdo improvisado en el momento. Además, los niños muy jóvenes perciben mucho las frustraciones y los problemas a los que se enfrentan los padres y sabrán perfectamente cómo mostrar su descontento en momentos como ese.

Siempre, ante cualquier situación o cualquier problema, la calma y la dulzura son mucho, mucho más eficaces que la fuerza, la rabia y los gritos. Por lo tanto, si sientes que estás empezando a ponerte nervioso, a estar cansado, que pierdes el control de la situación: deja lo que estés haciendo, deja que tu pareja gestione la situación, quédate un rato solo y tómate el tiempo que te haga falta.

Estás en un viaje en familia y nada debería estropear la belleza de esos momentos únicos que estáis viviendo juntos, ¡por primera vez!

¿Te apetece viajar con tu bebé? Las agencias locales de Evaneos están especializadas en la organización de viajes adaptados a toda la familia. ¡Una razón más para animarse!