Destinos
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Chiloé

Informaciones prácticas sobre Chiloé

  • Encuentro locales
  • Playa / Estación Balnearia
  • Reserva natural / Observación de Fauna / Safari
  • Isla
  • Punto de vista
  • Etapa de senderismo / Trek
  • Parques y jardines
  • Puerto
  • Campo
  • Deporte náutico
  • Caballo
  • Lugar o Monumento religioso
  • Museos
  • Artesanía
  • Lugar o Monumento histórico
  • Patrimonio Mundial de la Unesco
  • Lejos de los caminos trillados
4 / 5 - 3 opiniones
Cómo ir
A 2 h en coche y en ferry de Puerto Montt
Cuándo viajar
De diciembre a mayo
Duración mínima
1 a 2 días

Opiniones de viajeros sobre Chiloé

Caroline Gourmaud Gran viajero
346 opiniones en total

La isla de Chiloé es la isla principal de un archipiélago compuesto por unos treinta islotes y situado a unos 1 000 km de Santiago de Chile, en el océano Pacífico. 

Aconsejo:
Si te animas a visitar los islotes más lejanos del archipiélago, no olvides llevar provisiones. Las tarifas que se aplican en esta zona son más elevadas.
Mi opinión

La isla salvaje y verde de Chiloé se encuentra en la Patagonia chilena, donde acude un gran número de aventureros dispuestos a descubrir sus tesoros y leyendas. Los ancianos sabios cuentan que, en tiempos pasados, la isla estaba unida al continente hasta que se produjo una violenta discusión entre Cai Cai Vilú, el dios de los océanos, y Ten Ten, el dios de la tierra, y fue entonces cuando se formó el archipiélago de Chiloé.

Este trozo de tierra recuerda a un refugio de pescadores y piratas y tiene cierto aire a la isla del tesoro. Si tienes alma de Jack Sparrow, ¡te encantará la isla! La isla de Chiloé, cuya capital es Castro, es del tamaño de Córcega. En Castro, así como en las comunas de Quinchao, Chonchi y Achao, podemos encontrar pequeñas iglesias de madera coloreada que datan de finales del siglo XIX. 

El entorno de la isla de Chiloé se caracteriza por sus numerosas casas sobre pilares pintadas de todos los colores y por su exuberante vegetación, que se mantiene así gracias a las frecuentes lluvias. ¡No olvides llevar botas de agua y paraguas! No puedes dejar de visitar el parque de Chiloé. Alberga una flora y una fauna muy diversas. Si tienes suerte, podrás observar el pudú, el monito del monte e innumerables aves migratorias.

No te confundas, Chiloé no es una isla paradisíaca, pero es un lugar muy bonito y que le gustará mucho a los amantes de la naturaleza y de la historia. ¡Si lo quieres broncearte en las soleadas playas de Chile, este no es el lugar más indicado!

David Debrincat Gran viajero
684 opiniones en total

A 60 km de Puerto Montt, la isla de Chiloé es único. Única por su cultura, su geografía, su clima, su historia y su aislamiento. La isla es tan atípica y auténtica que es imprescindible descubrirla.

Aconsejo:
Que no te extrañen los caprichos de la meteorología. Ven a visitar la isla a pesar de la lluvia. E incluso si sale el sol, lleva siempre un paraguas a mano.
Mi opinión

La isla de Chiloé, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es una isla del Pacífico. No creas que vas a encontrar palmeras, arena blanca y sol. El entorno de esta isla del Pacífico presenta recuerda más bien a Irlanda o Escocia.

He decidido pasar aquí unos días durante mi viaje por Chile y creo que la magia del lugar me ha conquistado. Me encanta la mitología de Chiloé, que le da una atmósfera mágica; la arquitectura singular de las iglesias de madera; las fachadas de las casas de colores, que parecen escamas de peces; pasear bajo el cielo amenazador (llueve una media de 300 días al año); los puertos bordeados de palafitos; volver por la noche y cenar un delicioso curanto (la especialidad de Chiloé)...

En resumen, lleva todo lo necesario para protegerte de la lluvia y ven a descubrir la isla de Chiloé.

Stéphanie Charbit Gran viajero
93 opiniones en total

Con 200 km de largo y 50 km de ancho, la isla de Chiloé es una pequeña maravilla que no puedes perderte en tu estancia chilena. Cuenta con hermosas iglesias declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Aunque llueve a todas horas, quedas avisado.

Aconsejo:
Castro es la principal ciudad de la isla aunque es mucho más agradable alojarse en Ancud, sobre todo porque estarás más cerca de los islotes de Puñihuil (la reserva de pájaros bobo) y del ferry que te llevará a Puerto Montt.
Mi opinión

Entre trabajo y trabajo en restaurantes de Osorno y Puerto Varas, me tomo tres días para visitar la isla de Chiloé. Llego una mañana y tengo la suerte de que hace bueno, ya que si he entendido bien suele llover a menudo, así que cruzo los dedos para que siga así...

Encuentro un buen hostal y salgo a dar una vuelta por Ancud, que me causa una buena impresión. La especialidad de Chiloé, es el curanto, una especie de col mezclada con carne, pescado y patatas, suficiente para llenarse, pues las raciones son enormes.

No tengo coche pero me gustaría hacer una ruta por la isla, en especial para visitar sus famosas iglesias y contemplar con tranquilidad la variedad de paisajes. Me las arreglé para encontrar una agencia que ofrece excursiones de un día con guía a bordo de un minibús. Al día siguiente, partimos para realizar un recorrido por la isla, alternando la lluvia y el cielo despejado. La isla es muy bonita, los paisajes son maravillosos y los pueblos donde vamos parando son muy tranquilos, con excepción de Dalcahue, que es día de mercado y está lleno de agitación. Observamos también delfines durante una pequeña travesía en ferry.

El último día, no puedo marcharme sin visitar los islotes de Puñihuil, ya que tengo muchísimas ganas de ver los pájaros bobos (que, cuidado, ¡no son pingüinos!).

Aquí estoy de vuelta, de nuevo tomo el autobús y después el ferry que me lleva a tierra firme. Chiloé, se acabó, espero volver algún día...

Viajes y circuitos Chiloé