Destinos
Mejores destinos en América Central
Otros destinos en América Central
Mejores destinos en Medio Oriente
Otros destinos en Medio Oriente
Ideas
  • ¿Con quién viajar?
  • ¿Qué actividad?
  • ¿En qué temporada?
  • ¿Qué estilo de viaje?

Las mejores playas de Río de Janeiro

Por Julien Hirsinger, el

Unos paisajes magníficos, un agua deliciosa y un ambiente permanente: las playas de Río son verdaderamente mágicas. Pero ¿dónde poner la sobrilla? ¿En Leme, Copacabana, Ipanema o Leblon? Aquí reseñamos lo mejor de las playas en Río de Janeiro, pero también en otros sitios.
Paseo marítimo en CopacabanaPaseo marítimo en CopacabanaPaseo marítimo en CopacabanaPaseo marítimo en Copacabana

De Leme a Leblon, las playas más famosas de Río se extienden a lo largo de 8 kilómetros. ¡Recorrámoslas de este a oeste!

Leme: Relax al 100%

La ubicación, al pie de la mureta do Leme, asegura una cierta intimidad en esta playa, que forma parte de los clásicos.

Partido de fútbol en una playa de RíoPartido de fútbol en una playa de RíoPartido de fútbol en una playa de RíoPartido de fútbol en una playa de Río

A Leme vienen familias que viven por la zona y también muchos equipos improvisados de fútbol playa, que aprovechan la arena espaciosa (aunque en los fines de semana sea relativa) para practicar este deporte de equipo.

Lo mejor de Leme: tranquilidad y aguas claras.

Copacabana: la leyenda continúa

¿Hay alguna playa más conocida en el mundo? Seguramente no. Bienvenido a la leyenda situada entre el océano y los mosaicos en forma de olas de la avenida Atlántica. Son 4 kilómetros y medio de una enorme lengua de arena fina, todo un parque-balneario urbano donde se reúne toda la ciudad para correr, patinar, hacer gimnasia, jugar al vóley playa, el futvolei… o simplemente para broncearse refrescándose con agua de coco.

Surfero en su bicileta, tabla en mano, frente las olas de CopacabanaSurfero en su bicileta, tabla en mano, frente las olas de CopacabanaSurfero en su bicileta, tabla en mano, frente las olas de CopacabanaSurfero en su bicileta, tabla en mano, frente las olas de Copacabana

Si buscas una experiencia única, únete a los 2 millones de asistentes vestidos de blanco que acuden al espectáculo de fuegos artificiales de Año Nuevo cada año. La tradición consiste en tirar flores al mar después de las 00:00.

Lo mejor de Copacabana: las olas (a la izquierda), la natación (a la derecha) y la extraordinaria mezcla (por todas partes).

Arpoador: hacer un pequeño descanso con encanto

Entre Copacabana e Ipanema se encuentran las pequeñas playas de Diabo y Arpoador, conocidas por los surfistas y los amantes del frescobol, una versión de las “palas de playa”.

Hombre haciendo paddlesurf en la playa de ArpoadorHombre haciendo paddlesurf en la playa de ArpoadorHombre haciendo paddlesurf en la playa de ArpoadorHombre haciendo paddlesurf en la playa de Arpoador

A Arpoador se le conoce por ser una “playa poco frecuentada”. Sin embargo, es aquí, sentado en la Pedra do Arpoador con vistas a la playa, donde podemos presenciar uno de los espectáculos naturales más hermosos que esta cidade maravilhosa puede ofrecer: la puesta de sol en el océano, con la montaña como telón de fondo.

Lo mejor de Arpoador: las olas, la vista.

Ipanema: una postal clásica

Por fin llegamos a la postal que mandaríamos con un breve “besos desde Río”, con la colina de los Dos Hermanos al fondo y todos los clichés de la playa brasileña juntos.

Tablas de surf en la playa de IpanemaTablas de surf en la playa de IpanemaTablas de surf en la playa de IpanemaTablas de surf en la playa de Ipanema

Ipanema es un poco la playa de gala de la zona Sul: una bellezada permanente sobre la arena blanca y, detrás de la playa, un barrio bastante chic y relajado con muchos bares y restaurantes atractivos para refrescarse. Una anécdota: en el restaurante Garota de Ipanema fue donde al poeta Vinícius de Moraes y al compositor Tom Jobim les vino la inspiración para escribir la canción “la chica de Ipanema”, que luego dio la vuelta al mundo. Ipanema es también el epicentro de la cultura LGBT en Río, con un punto de encuentro en el puesto de socorro número 8.

Lo mejor de Ipanema: el ambiente de playa, los partidos de vóley playa, las tiendas y los restaurantes cool-chic.

Leblon: un paisaje sofisticado

Terminamos el tour de las estrellas con esta playa, en perfecta sintonía con el barrio que le dio su nombre, sin duda el más lujoso de Río.

Paseando frente al mar en Leblon al atardecerPaseando frente al mar en Leblon al atardecerPaseando frente al mar en Leblon al atardecerPaseando frente al mar en Leblon al atardecer

Más tranquilo y familiar que su vecino Ipanema, Leblon también tiene su propio mirador excepcional: el Mirante do Leblon, donde se accede entre las cañas de pescadores para tomar un açaí mientras se disfruta de la vista panorámica de Ipanema y Arpoador.

Lo mejor de Leblon: la calma y las vistas para hacer bonitas fotografías.

Pero las playas de Río están también...

Al oeste

¡Los baños no se acaban en Leblon! Si vamos hacia el oeste siguiendo la costa, llegamos a la playa de São Conrado, bien conocida por los surfistas, pero también por los entusiastas del ala delta y del parapente, que pueden conseguir unas vistas impresionantes desde Pedra Bonita, a 520 metros de altura.

Praia do SecretoPraia do SecretoPraia do SecretoPraia do Secreto

Unos pasos más adelante nos encontramos con Barra da Tijuca, 12 kilómetros de playa tranquila y aguas claras, con entretenimiento garantizado en la praia do Pepê. Continuamos por el camino para tener un poco de intimidad y llegar a los paraísos de los surfistas: Prainha y Grumari, echando un vistazo a la impresionante piscina natural de la praia do Secreto.

Al este

También nos encontramos con algunas perlas al este de Copacabana y Leme. Al pie del Pan de Azúcar y del Morro da Urca, la praia Vermelha ofrece una panorámica mágica y es un punto de partida ideal para salir a explorar la bahía en canoa o remo.

Playa de ItacoatiaraPlaya de ItacoatiaraPlaya de ItacoatiaraPlaya de Itacoatiara

Más lejos aún, pasando el puente de Niterói, existen otras playas de ensueño, como Itacoatiara, con arena blanca, aguas claras y calma asegurada. Acude a la primera barraca para alquilar una hamaca y una sombrilla para comenzar con buen pie un día maravilloso.

¿Con qué playa has sentido el flechazo? Para organizar vuestra estancia en Río, no dudéis en contactar a una de las agencias locales de Evaneos, donde os ayudarán a encontrar las visitas más originales y los alojamientos más cómodos en vuestro viaje a Brasil.